Entradas populares

viernes, 16 de agosto de 2013

36º Encuentro Europeo de Malabaristas. Toulouse. 1ª Parte

La "ciudad rosa" fue este año la elegida para albergar la 36ª edición del Encuentro Europeo de Malabaristas (EJC en inglés). Muy esperada esta edición, por varios motivos: Toulouse es un sitio de referencia en cuanto a "nuevo circo" se refiere, por estar allí la escuela Le Lido; los organizadores, Par Haz'art, son los mismos que ya organizan la convención Boudu la Jongle; Toulouse está en Francia que, junto con Alemania, son los países con más malabaristas; y además, cerca de España.



Par Haz'art es una organización de Toulouse con 10 años de experiencia organizando uno de los encuentros más importantes del país galo: Boudu La Jongle. Una vez embarcados en la gran aventura que supone organizar una EJC, quisieron crear una réplica a lo grande de su querido encuentro, primando los artistas locales.


Resumiendo, esta edición de 2013 me ha parecido un muy buen encuentro europeo, pero siempre hay matices. A falta de cifras oficiales, ha habido más de 4500 inscritos, de más de 40 nacionalidades distintas, lo que lo convierte en uno de los más numerosos de la historia de las EJC. Más de 200 voluntarios han ayudado a la organización para poder hacer posible un evento tan complejo estructuralmente como una EJC.

Para acceder al encuentro, en la carpa de Le Lido te daban la pulsera que servía de pase para toda las actividades y un brevísimo mapa. Se echó en falta el folleto de otras ediciones con más información sobre espectáculos, horarios y artistas. El boca a boca y el info-point tuvieron que sustituir esta lacra. Organizaron los espectáculos de una forma curiosa: había unos pocos espectáculos "principales" y el resto. Para evitar las aglomeraciones, estos shows principales se dividieron en 5 pases diferentes según colores. Buena idea por no tener que esperar larguísimas colas con el miedo a quedarte fuera, como otros años y, a su vez, mala idea, porque muchos de estos espectáculos principales se solapaban con otros "secundarios" y hacía imposible ver todo.

Por desgracia, el acceso al enorme recinto sin pulsera era sencillo, y se podía ver a bastantes "polizones" disfrutando de casi todas las actividades por la cara. También, y pese a la prohibición, se veían numerosos perros por todas partes, sin que la organización hiciera grandes gestos por echar a sus dueños.



El espacio estaba asentado en los terrenos adyacentes a Le Lido, al noroeste de Toulouse. Extensos campos de deporte y zonas arboladas que albergaban sin problemas todas las tiendas de campaña y caravanas que allí se acercaron. Siete grandes carpas, sumadas a la de la escuela, intercaladas en varias zonas de acampada. En la "EJC Ville", el centro neurálgico, se encontraban además 2 pabellones abiertos 24 horas para entrenar, una zona asfaltada con gradas naturales para diversos espectáculos, los puestos de comida (veganos, alternativos y muy caros), la carpa-bar, el info-point (¡con el ansiado wifi!), una bonita zona arbolada para la práctica libre y la de slack-lines. Sitio de sobra que evitó grandes aglomeraciones.

Junto a Le Lido situaron la zona de tiendas, una especie de centro comercial donde probar todo el material está permitido y que, aunque no vayas a comprar nada, perderás allí varias horas mirando los catálogos de malabares, los nuevos inventos o las grandes ofertas.


Lo malo fue que en los pabellones, sin aire acondicionado, el calor era sofocante y dificultaba cualquier entrenamiento sin tener agua cerca. Curiosamente, a cualquier hora que te acercaras por allí, podías sentarte durante un rato a mirar con la boca abierta a los "bichacos" entrenar locuras impensables. Por suerte, salvo un día, el tiempo respetó y a la sombra de los numerosos árboles se podía practicar tranquilamente sin miedo a deshidrataciones. Otro pequeño problema de las instalaciones fueron la escasez de baños y duchas, tema que fueron resolviendo durante el encuentro montando pequeños baños portátiles ecológicos (urinarios de compost, buen invento, por cierto). Para combatir el intenso calor que hizo esos días en Toulouse, se pusieron unas duchas portátiles al aire libre y numerosas fuentes.


Sorprendió, y mucho, que apenas hubiera una zona con estructura para aéreos y otra, muy pequeña, para acrobacias. Espacio claramente insuficiente para toda esa gente que fue con la esperanza de poder practicar a gusto. Es incomprensible que, en un encuentro cuyo ámbito se extiende a todo el circo, no haya espacio para estas actividades, relegando a un segundo plano todo aquello que no fueran malabares, lo que empobrece claramente el encuentro. Día a día se fue viendo que esa era tónica habitual de los espectáculos, con escasísimas actuaciones que no fueran de malabaristas. Lo dicho, estos detalles empequeñecen lo que debería ser "el gran evento circense" del año a nivel mundial.


Las carpas eran enormes, una destinada a los grandes shows y a la gran Gala. Otra a algunos espectáculos franceses (De Fracto, Sans Dessous Dessous) y otra que era la carpa-bar. Ésta última estuvo muy bien organizada, todas las noches había varios conciertos y siempre estaba muy animada. Lástima de precios europeos para la cerveza. También hubo una carpa sólo para Renegades, que fueron diarios y, en general, divertidos y con buen nivel. Otra de las carpas, esta vez más recogida y especial, era la ZimZam. Toma nombre de una asociación francesa dedicada a utilizar el circo como medio de integración social y de trabajo con discapacitados. En ella hubo espectáculos diarios con discapacitados, shows familiares, galas con artistas sordomudos, etc.

The Rocket Family, uno de los espectáculos de ZimZam
El encuentro también acogió el campeonato europeo de monociclos (EUC, Extreme Unicycle Championship) en las disciplinas de "flat " y "trial" (cuyos ganadores fueron Raphael Pöham y Mark Fabian, respectivamente), y el europeo de Kendama, que curiosamente ganó un asiático (Tomoya Mukai). Este tipo de competiciones enriquecen y diversifican un encuentro, permitiendo que cada uno salga de su especialidad un poco y descubra y aprenda cosas nuevas de las otras, creando afición e interés.

Bien, así a grandes rasgos ya nos hemos situado en lo que fue la EJC, en las próximas entradas.... ¡artistas y espectáculos! (ver segunda y tercera parte)


Mientras os dejo con un vídeo de lo que fue "Plaza España" o el "campamento de gitanos" que montamos muchos de los españoles allí. Un sitio perfecto, con sombra, buena gente y donde se estaba muy muy a gusto. Con gente así cualquier encuentro gana muchos puntos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada