Entradas populares

jueves, 10 de marzo de 2016

Simplemente Juan Juanín

Ayer Juan Silva Pequeño, más conocido como Juan Juanín, hubiera cumplido 34 años. Por desgracia, el 7 de diciembre de 2014 falleció de un paro cardiaco mientras dormía en su domicilio. Una noticia trágica que pilló a todos sus conocidos por sorpresa, dejando a sus amigos y familiares destrozados y un gran impacto en el circuito de calle circense.






Juanín nació en Nigrán, Galicia, en 1982. Siendo un niño introvertido, a los 12 años se apuntó a una actividad de teatro del colegio y allí descubrió su vocación. "Se transformaba en el escenario, se le veía muy cómodo, cuando luego fuera del mismo era tímido", explica su padre, Juan Silva Castro. Siguió recibiendo clases de teatro, mientras añadía habilidades musicales al comprarse una batería y formar un grupo de música: Paco Jones, llegando a dar varios conciertos en locales de Vigo. Por entonces, una lesión de rodilla acabó con una de sus grandes aficiones, el fútbol; por lo que se centró en su vocación. "Un día a los 16 años nos sorprendió con que quería ser mimo, cogió un mono de trabajo, lo pintó de plata, se puso un casco y allí que se fue, a la calle del Príncipe (una de las principales calles de Vigo) a pasar la gorra. Nosotros no dábamos crédito", recuerda su padre.

Juanín, con 16 años, de mimo en las calles de Vigo


Fue tocando varios palos del espectáculo en su adolescencia, haciendo monólogos, siendo cuentacuentos, participando en diversas obras de teatro, e incluso como figurante en alguna serie de televisión. Fue a Santiago a hacer varios cursos. Fue en un Festiclown donde participó en un taller de Jango Edwards y se enamoró de esta disciplina y de este artista, convirtiéndose en uno de sus grandes referentes junto a Leo Bassi. Allí también conoció más el circo y el teatro de calle.

Pronto Galicia se le quedó pequeña y, siguiendo a algunos amigos ya instalados allí, cogió las maletas y se instaló en Valencia en 2004, la que sería su casa hasta el final. Allí fue pieza clave en la actividad circense de la región, siendo uno de los pilares de la Asociació Valenciana de Circ durante muchos años, así como uno de los impulsores del Espai de Circ. En 2006 consiguió formar parte del elenco de la Fura dels Baus. Durante tres años participó en varias producciones de la compañía, actuando en todo el país y en Italia. Pero su inquietud le impidió mantenerse allí, sintiendo que necesitaba algo más rechazó a la prestigiosa compañía y se embarcó en sus proyectos personales.

Desde 2008 forma, junto a Lomi Szil y Vicente Grau, la compañía Sin Mundus Cirkus, divertida, irreverente y con muchos malabares; que de forma intermitente siguió ofreciendo espectáculos hasta 2011. En 2010, con Roi Borrallas, crean la compañía La Bella Tour. En ella se representaba un espectáculo que combinaba clown, acrobacias y mucho humor (ver vídeo de una función). Entre 2012 y 2013 fue parte del elenco de la gran producción circense Eoloh, que giró por todo el país, siendo uno de los clowns principales.

Juanín junto a Roi, La Bella Tour


En 2012 funda, junto a Cesar García, Alberto Vidal y Olga Osuna la compañía La Finestra Nou Circ, que realizó tareas diversas como producciones de espectáculos (La Familia Romanesku, Circ y Foc, Circambulant, etc), organización de  festivales (Festival de Novo Circo de Nigrán, Finestra Nou Circ Festival) y toda la rama de circo social, de la que parecía más orgulloso. En 2013 crean el proyecto Finestra Inclusiva, donde se formaba en técnicas circenses a niños en riesgo de exclusión social (discapacidad intelectual, enfermedad mental, inmigración, tutelados, etc). Con ellos llegaron a montar un espectáculo con el que actuaron en varios teatros y festivales. El Festival Novo Circo de Nigrán ofreció, en la pasada edición de 2015, una gala llamada "Juan Juanín" a modo de homenaje. 

Para 2015 planificaba un espectáculo junto a Alberto Vidal y Rogelio Pérez llamado Circus Band, en el que todos harían música y circo.



Sus amigos y familiares destacan de él la alegría que desprendía, su carisma, su generosidad y la capacidad de ganarse tu confianza en 5 minutos. "Una semana antes de dejarnos, Juanín estuvo en casa unos días de visita, nos reunimos mucha gente, casi parecía una despedida. Tras actuar junto a César García en un pueblo cerca, su tío, pescador, le entregó tres capachos de pescado. Dijo que era muchísimo y se dedicó a repartirlo entre los vecinos", recuerda su padre.

En lo profesional todos coinciden en su falta de miedo al trabajo, mostrando el mismo entusiasmo por cualquier proyecto, ya fuera trabajar en un bar ante veinte personas que en un teatro ante mil. Y por encima de todo su inquietud, su capacidad para involucrarse en muchos proyectos y volcarse en ellos, "es como si tuviera mucha prisa, iba de una cosa a otra, quizá porque igual él ya sabía que no tenía mucho tiempo", resume su padre.



A día de hoy, su página de Facebook permanece aún abierta, llena de los mensajes de cariño y recuerdo de todos sus conocidos. Una forma más de mantener el recuerdo de Juanín, una persona que conseguía conquistar a todo aquél con el que se cruzaba.

Como dijo en una entrevista, "Esta no es una profesión, la de clown. Es una forma de vida. Decides con 15 años dedicarte a esto y por mucho que quieras no puedes hacer otra cosa", rematando con una gran frase:  "Mis metas son ser feliz y vivir de esto, sentirme realizado y dormir con la conciencia tranquila". Juanín lo consiguió claramente y, mientras lo hacía, sacó las sonrisas de mucha gente.



Más información

Gracias a Juan Silva, a César García y a Isla Letriska por colaborar en este reportaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada