Entradas populares

jueves, 13 de octubre de 2016

Malabart.com es lo que me da de vivir. Entrevista a Juande Santos

En una pequeña mesa hecha con palets, en las zonas comunes de la EJC de Almere, aprovechando uno de los pocos momentos con buen tiempo y en plena recogida por ser el último día, se encuentra Juande Santos. Ha hecho un hueco para hablar sobre Malabart.com, un proyecto personal que ha acabado haciéndose grande. Con una cerveza de por medio se inicia una charla en la que, bajo un característico acento extremeño, se repasan las andanzas de una página web sobre circo pionera en español. Al poco de iniciar la charla, se incorpora Pauline Avignon, parte fundamental de este proyecto.




Juan de Dios "Juande" Santos (Badajoz, 1977) abrió una página web en 2001 por pura necesidad. Le gustaba el mundo del circo pero no era capaz de encontrar apenas información en español en la Red, había poco y era en inglés; la información seguía fluyendo en libros y mediante el boca a boca. "Creé Malabart.com porque en Internet no había nada de información. Hice algo que a mí me hubiera gustado encontrar, para mí; así la gente podría encontrar cosas en español".

Llegó al circo de una forma habitual en los noventa, por pura casualidad. "A los 18 años, me compré un diábolo de esos de madera baratos y comencé a jugar con mis amigos en el parque". Sucedió que se enganchó y empezó a practicar muchas horas, "yo no tenía referencias, me tenía que inventar los trucos". Un día fue a Madrid a comprarse un nuevo diábolo; tuvo que ir a la única tienda que existía entonces: El Elefante Blanco. Allí le dijeron que la gente se juntaba un día a la semana en Carampa, una carpa que había en la Casa de Campo. "Como era justo ese día me fui para allí, sin conocer a nadie. Nada más entrar me quedé flipado, viendo entrenar a la gente, haciendo cosas que no había visto en mi vida". Dio la casualidad de que David Morales "El Capitán Maravilla" estaba allí entrenando y se acercó a hablar con él. Le invitó a acompañarle a una actuación en el Parque del Retiro al día siguiente. "Allí conocí a Jesús Forniés, Rocky Marmota, Javi Javichi, etc, viendo cómo trabajaban. Por la tarde acabé en su casa [de David], donde me presentó a Churun, se quedaron alucinados conmigo porque yo hacía trucos raros y jugaba los dos diábolos en el sentido contrario al normal, me tuvieron que explicar cómo hacerlo mucho más fácil".

Juande, en sus inicios como diabolista


Esos días en Madrid fueron clave, empezaría un viaje sin retorno por esa parte del circo. Su primera parada fue a las pocas semanas, en una convención de malabaristas en Marbella en el año 2000. "Allí se me abrió un mundo nuevo, conocí a muchísima gente, me cambió la vida". En una época en que se debatía entre estudios que no le motivaban y trabajos que no le entusiasmaban, crear una página web le abrió muchas posibilidades. "A raíz de crear Malabart.com y con el ánimo de mejorar la web y su accesibilidad hice muchos cursos de diseño web, un master de creatividad publicitaria, de diseño gráfico, etc. A partir de ahí me dedico al diseño web, eso es lo que me da de comer, lo que me da de vivir es Malabart.com y sus actividades".


La propia página ha sufrido múltiples cambios en estos 15 años de historia. Al principio, al ser la única referencia en español junto a Malabarismo.cl (página chilena creada por Álvaro Palominos y Jorge Petit, actualmente cerrada) tuvo mucho éxito, pero mantener una web es difícil. "Ha muerto y renacido cuatro veces, además de ser hackeada en varias ocasiones, metiendo publicidad de Viagra, mandando spam y cosas así". En un paseo por la página web, uno descubre que no sólo hay artículos sobre malabarismo y circo, sino que también se ofrecen contrataciones de artistas, merchandising, etc. "En cuanto a contenidos ha ido variando, te fijas en lo que genera interés e intentas adaptarte. Recientemente hemos tenido una idea nueva en la página: hacer reviews de material, recogiéndolo de los fabricantes, dejándoselo a especialistas para que los prueben y escribiendo sobre ello, a ver qué tal funciona".

Capitán Maravillas presentando una de las galas Malabart


Juande habla en plural porque la página ya no es sólo suya, desde 2014 es cosa de dos. "Cuando llegué a España y conocí a Juande, la web llevaba inactiva más de un año, fue mía la idea de rehacerla y reactivarla", recuerda Pauline Avignon. "Soy diplomada en artes escénicas en Francia y vengo del mundo del teatro, por lo que Juande se aprovecha de mí y me hace escribir los artículos". Juande interrumpe, "la verdad es que también me ayuda a decidir la programación de los eventos, me ayuda con la gestión y parte del papeleo, tiene muy buen gusto a la hora de elegir artistas y escribe mejor que yo" dice rompiendo a reír. Al equipo se ha ido añadiendo más gente en los últimos meses: Candela González, periodista sevillana, y Mai Ibargüen, fotógrafa de Zaragoza ya forman parte de Malabart.com.


Los encuentros de Malabart.com y el nacimiento del Festival de Haría.
"La primera convención que organicé fue en Ceuta en 2005, una experiencia curiosísima, ya que vinieron unas 300 personas (mucho para la época) y las olimpiadas fueron en la plaza principal de Chauen, donde el Ayuntamiento nos invitó a comer y todo. Después vinieron los dos encuentros de Sacedón (Guadalajara) en 2006 y 2007. También organizé dos Festiclown para esta asociación, porque me lo pidieron. La última que organizamos fue en Olivenza en 2008, después ya surgió lo de Canarias". Juande explica el motivo de su cambio de organizar a encuentros a un festival, "en los encuentros tienes que trabajar gratis, pedir favores a mucha gente, hacer que los artistas trabajen gratis, con el Festival de Haría vi que era mucho mejor hacer algo donde la gente vea su trabajo remunerado y me aferré fuerte a este proyecto".


Un día, la concejala de cultura de Haría, un pequeño pueblo de Lanzarote, contacta con Malabart.com para solicitar artistas para unas actuaciones en la localidad. Juande ve la oportunidad y le ofrece un pack de artistas y organizar una gala completa, cobrando una cantidad determinada. "Esto fue en 2007, quedaron muy contentos con nuestro trabajo y a día de hoy el Festival Internacional de Circo-Teatro de Haría consta de 3 días de programación, mucho público, un buen presupuesto, premios, etc". Se celebra la primera semana de enero, este año celebran el décimo aniversario y, en palabras del organizador, "el Ayuntamiento ya no puede no celebrar este festival, la respuesta del público y la experiencia para los artistas es fantástica".

Juande y Pauline (izda) junto al resto de participantes del último MalabHaría



Galas Malabart, Noche en Blanco y futuros festivales.
Otro evento habitual para Juande son las galas de Malabart, donde varios artistas se juntan en el teatro López de Ayala de Badajoz para crear una gran noche de circo. "Un día decidí celebrar un aniversario de la página en mi ciudad, intenté contactar con el Ayuntamiento para que me ayudase con los gastos pero ni me cogieron el teléfono", recuerda Juande. "Al final alquilé el teatro de forma privada y organicé junto a Elena Umlauff y más amigos dos galas con 20 artistas, fue un éxito de público". Eso dio pie a que el segundo año que quiso celebrar la gala sí les respondieron del Ayuntamiento y fueron consiguiendo fondos y apoyos. Este próximo 15 de octubre se disponen a celebrar la Gala XII aniversario, esperando superar los éxitos de ediciones previas.



Poco a poco, la relación con las instituciones ha ido cambiando. "Después del tercer año de gala el Ayuntamiento nos contacta para organizar un evento de circo para la Noche en Blanco, inicialmente en la Alcazaba, un sitio precioso pero que tuvimos que cambiar por falta de espacio. Actualmente montamos más de 6 horas de circo consecutivas en la plaza de San Francisco, es lo que llamamos el San FranCirco".

Los proyectos de circo no acaban aquí, a través de un amigo aficionado al circo y afincado en Santo Domingo, Juan Antonio Bravo,  están actualmente en trámites de organizar un festival de circo y teatro de calle en República Dominicana. "El primer año va a ser una apuesta por un proyecto que funcione, para poder consolidarlo en el tiempo. La idea es que fuera en 2017, pero allí los ritmos son otros e igual hay que retrasarlo. No nos importa, estamos muy ilusionados", resume Juande.



Durante toda la charla Juande y Pauline no cesan de sonreir. Es lo que tiene poder dedicarte casi en exclusiva a algo que disfrutas y te llena tanto, y eso se transmite. Esperemos que esa ilusión perdure y los proyectos de Malabart sigan creciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada