Entradas populares

viernes, 10 de febrero de 2017

Por qué el EUCIMA no es un festival

Hace pocos días el EUCIMA dio el pistoletazo de salida a su novena edición, que tendrá lugar en Madrid del 30 de marzo al 2 de abril. Los que pertenecemos al proyecto del Aula de Circo Chaminade hemos ido viendo con entusiasmo e incluso algunos nervios cómo año tras año el EUCIMA se va convirtiendo en un gran encuentro, por no decir el mayor de España en la actualidad. Cada año superamos el número de preinscritos del año previo, cada año la gente se apunta antes, cada año el boca a boca funciona mejor, cada año las expectativas y las exigencias son mayores.

Para nosotros todo esto supone un gran reto. Tratar de que todo salga bien, que la gente que participa del encuentro esté a gusto y sea su sonrisa lo que invada el espacio, que los espectáculos sean de calidad y sorprendentes, que los conciertos sean amenos, que los talleres y charlas resulten interesantes y, lo más importante, que el circo siga subiendo escalones como forma de cultura, de acción social, de arte.



Todo esto se consigue con mucho esfuerzo y trabajo. La organización la formamos un grupo variable de personas que hacemos esto por amor al circo, por puro altruismo. Trabajamos desde octubre, nos repartimos en comisiones, nos peleamos con el mar de papeleo y burocracia que supone organizar legalmente un evento así en una ciudad como Madrid, manteniendo reuniones con la Universidad, el Colegio Mayor, la Junta de Distrito, el Ayuntamiento, etc. No solo donamos muchas horas de nuestro tiempo que compaginamos con nuestros estudios y trabajos, si no que además creemos tanto en el proyecto que pagamos nuestra propia entrada y nuestras consumiciones, porque pensamos que sino no funcionaría.

El EUCIMA se organiza desde la horizontalidad y el modelo asambleario, por eso participamos económicamente, porque de no hacerlo cometeríamos un agravio comparativo con el resto de participantes. Todo el dinero se destina exclusivamente a cubrir los gastos de la convención que, al crecer cada año en infraestructuras, también han ido creciendo los fondos que hay que destinar: carpas, transportes, sonido, iluminación, baños, gastos administrativos, seguros, etc. Dado que entendemos que el circo debe también dignificarse, cada edición tratamos de mejorar las condiciones de aquellos profesionales que nos ayudan a hacer posible cada EUCIMA, aunque a veces no podamos llegar a cubrir los cachés completos de estos (y de verdad que lo intentamos). A todos ellos les estamos muy agradecidos por entender nuestro encuentro y ayudarnos a hacerlo posible.


También os estamos agradecidos a todas las participantes de todas las ediciones, a todas las personas que han entendido que esto es un encuentro hecho con mucho cariño y esfuerzo. Son cuatro días de convivir, de compartir, de descubrir, de sorprenderse, de aplaudir, de sudar, de crecer y de sonreír. Eso solo es posible si las propias participantes construyen el EUCIMA, nosotras solo ponemos los medios para realizarlo, sin vuestro apoyo nunca habría llegado a ser lo que es: un fin de semana mágico lleno de circo. Sois vosotras las que llenáis la zona de acampada, las que aplaudís en los espectáculos, las que bailáis en los conciertos, las que atendéis en las charlas, las que aprendéis en los talleres y las que os vais con el circo en la sonrisa.

Por eso no es un festival donde yo pago una entrada y recibo a cambio una serie de cosas, es un encuentro que lo construimos entre todos. Cualquier pequeña acción repercutirá sobre el bien común, ya sea una tediosa reunión con un técnico del Ayuntamiento como recoger un poco de basura y echarla en su papelera correspondiente. Es esencial que todos sintamos el EUCIMA como nuestro, que sepamos que somos parte del mismo y que sin nuestra aportación no sería igual.



 Nosotros, vosotros, todos conformamos el EUCIMA. Por eso es un encuentro, no un festival.

Fotografías: Javi Cassi

jueves, 2 de febrero de 2017

Algunas preguntas a responder antes de prohibir los circos con animales

Enero está resultando un mes duro para los amantes de los circos con animales. Si hace unas semanas era el mítico circo Ringling Bros. el que anunciaba su cierre por este motivo (cosa que habría que poner en duda), después se produjeron lamentables escenas en los circos de navidad en Madrid y lamentables artículos posteriores escritos por animalistas. La puntilla fue que el pasado día 31 de enero se aprobó en el Ayuntamiento de Madrid la prohibición de los circos con animales en los terrenos de la ciudad







Dado que yo ya he expuesto mi opinión personal sobre los animales en el circo en varios artículos (como este y este), al releerlos he descubierto que esta no ha cambiado mucho. Sigo pensando que son decisiones políticas y no realmente contrastadas. Por suerte, en las redes sociales surgen debates interesantes, en uno de los cuales han salido algunas consideraciones importantes que, como pasa muchas veces, arrojan más preguntas que respuestas:
  •  Límites. La clave de todo esto. ¿por qué prohibir los circos con animales y no otros espectáculos donde sí se utilizan? El Ayuntamiento ha prohibido los circos, pero sigue habiendo corridas de toros, carreras de caballos, competiciones de doma clásica, un zoo con acuario, competiciones caninas, etc. ¿Es esto coherente? No. ¿Dónde ponemos el límite?  Difícil, esto nos lleva a la siguiente consideración.
  • Maltrato. ¿A qué denominamos maltrato animal? Uno de los ataques habituales a los circos con animales es que en estos se maltrata a los animales. ¿Es eso cierto? Como recuerdan sus representantes, estos circos cumplen con la normativa Española y Europea, pasan numerosos controles técnicos y del Seprona. Si pasan estos trámites ¿por qué prohibirles hacer una actividad legal y muy revisada? ¿No será que hay que revisar antes esa reglamentación si nos parece que no es adecuada?
  • No maltrato. Dándole la vuelta al maltrato podemos encontrar una pregunta curiosa: Si los animales de los circos están bien atendidos, viven en condiciones adecuadas, están limpios, bien alimentados, no tienen estrés ni ansiedad ¿entonces sí podrían actuar? me refiero a moralmente.
  • Animales salvajes. En la nota de prensa no se especifica si son animales domésticos o salvajes. ¿Qué es un animal salvaje? ¿Un tigre hijo y nieto de tigres nacidos en cautividad sigue siendo salvaje? Según la postura del Ayuntamiento "siguen teniendo instintos naturales".
  • Animales domésticos. No queda claro si los animales domésticos podrían actuar en estos circos. El argumento de que hacen algo "antinatural" ya no vale aquí. ¿Qué diferencia hay entre unos caballos en un circo y los que participan en espectáculos de doma? El argumento del lucro tampoco vale ya que en muchas competiciones con animales domésticos existen premios, patrocinios, etc.
  • Denuncia a todo un colectivo. Como consideramos que hay maltrato en algunos circos, sin conseguir probarlo, pues los prohibimos todos. Muy bien, muerto el perro se acabó la rabia.
  • Solución a esos animales. Vale, suponemos que efectivamente se cambia la legislación y se regula que los circos no pueden tener animales, de ningún tipo. ¿Se plantea alguna solución desde las instituciones a estos animales? ¿Qué deben hacer los circos con ellos? O se ofrecen vías adecuadas para esta transición o sucederá como en México, con lo que empeoramos la calidad de vida de esos animales.

Y todo esto sin entrar en discutir las condiciones de estabulación de las vacas, cerdos y pollos para consumo humano, en la cría de animales para uso en vestimenta, la experimentación animal, etc.




En fin, muchas preguntas a contestar antes de prohibir los animales en el circo. Todos sabemos que hay muchas alternativas de calidad al uso de animales en el circo y que cada vez se tiende más hacia este tipo de espectáculos sin animales. El argumento que esgrimen algunos de "con estas prohibiciones se mata al circo" también es ridículo, igual que la excusa que ha puesto el Ringling para dar el cierre a su historia. Existen muchas formas de hacer circo sin animales, pero hacer este tipo de legislación "de cara a la galería" no va a hacer un favor a nadie.

NOTA: debido a que se han realizado varios comentarios de forma anónima en el que sólo se insultaba he procedido a eliminarlos. Los tengo guardados por si alguien quiere comprobarlo, sólo tiene que escribirme. He creado esta entrada para generar un debate sobre este tema porque considero que merece una buena reflexión antes de realizar acciones como prohibir. Todas las opiniones y discusiones serán admitidas, pero nunca aquellas que vengan con insultos o descalificaciones, sean de quien sean. Las que he borrado además de insultar mostraban claramente que su objetivo no era crear un debate o exponer opinión, sino simplemente ser agresivo, sin haber leído siquiera el texto. Un saludo
Rafus