miércoles, 24 de febrero de 2010

Fun Home, ¿tragicómica?

Me prestaron hace poco Fun Home desconociendo la gran cantidad de premios y críticas favorables que había recibido (fue de los pocos cómics incluídos entre los 10 mejores libros de 2006 por el NY Times). No había oido hablar de este cómic ni de su autora Alison Bechdel, lo que da una idea de lo que sigo a veces la actualidad del noveno arte o de mi aleatorio método autodidacta.


Las novelas gráficas siempre me gustaron por ser el dibujo un tremendo recurso para contar historias (el segundo en la historia, tras el habla). Además, las autobiográficas tienen además un punto de voyeurismo que quizá explique el por qué de su auge en nuestras librerías.
Fun home, es una visión restrospectiva de la autora desde su infancia hasta su etapa universitaria, girando en realidad todo en torno a la figura de su padre y su extraña relación con él, compartiendo protagonismo con ella misma. Ella nació y se crió en un pequeño pueblo de Pennsylvania, en una casa que su padre se encargaba de decorar al estilo del siglo XIX hasta un punto casi ridículo. Según va relatando su historia, ves que todo es muy extraño, una madre resignada; una figura paterna casi ausente, sobria, rígida y con una homosexualidad reprimida; escasos momentos felices, etc. Ella misma también cuenta su salida del armario al llegar a la universidad y distintos acontecimientos que marcaron un poco su vida.

Para contar su historia, Bechdel utiliza un dibujo atractivo aunque muy estático, casi parecen fotografías (ella misma reconoce haberlas usado en abundancia para los bocetos), usando sólo color negro y azul y viñetas siempre cuadradas, dando una impresión algo fría. Se utiliza a sí misma como narradora, con una voz que transmite una aparente indiferencia absoluta ante cualquier acontecimiento que relata. En mi opinión no consigue transmitir más sentimientos que una cierta tristeza e indiferencia, no se vé a los personajes sufrir o disfrutar demasiado en ningún momento, aunqeu tampoco creo que ella lo pretendiera. Todo tiene, como dice ella misma, un aire glacial que era el que imperaba en su casa.




Lo que a mi más me ha llamado la atención es la ingente cantidad de paralelismos con obras literarias americanas. Como hija de profesores de lengua inglesa, estudiante de filología y devoradora de libros, Bechdel usa contínuos saltos en el tiempo en los que parece ver esos paralelismos con obras como el Ulises de Joyce, El Viento en los Sauces, La Odisea, La Importancia de Llamarse Ernesto, James y el Melocotón Gigante, etc. Es como si se hubiera dado de pronto cuenta por esos libros que ciertos acontecimientos de su vida eran en verdad más importantes de lo que ella creyó, y los recuerda ahora hilándolos por su semejanza con esas historias. Llega incluso a citar párrafos enteros de esas obras, ya sea literalmente o mediante dibujos, sacando ella más o menos explícitamente sus conclusiones.

Es esta la parte que me ha sobrepasado, o tienes un vasto conocimiento de literatura americana o no vas a poder entender la mayoría de los paralelismos. En ellos liga la homosexualidad latente de su padre, que de pronto se le hace muy obvia recordando detalles, su posterior muerte, el ambiente de su casa, sus experiencias universitarias, etc. Lo hace con gran brillantez, digno de admiración, pero ya digo que a mi me superaba un poco.
Aún así, os la recomiendo a todo aquel que le gusten las novelas gráficas y la literatura en general. Eso sí, no la recomiendo para quien no haya tocado una novela gráfica en su vida. Para iniciarse mejor leer los omnipresentes Maus, Persépolis, Blankets o Arrugas.

Enlaces de Interés:

lunes, 22 de febrero de 2010

Malabares por Barcelona

Esta vez me toca un poco de autobombo, espero que no os importe.

Resulta que el fin de semana pasado fui con unos amigos a Barcelona a visitar a algún otro que vive por allí. Ha sido una visita fugaz e intensa, pero nos ha dado tiempo a hacer casi todo lo que queríamos. Barcelona es una ciudad preciosa y muy agradable que recomiendo a todo el mundo.

De paso, mis amigos me ayudaron, con paciencia y algo de resignación, a hacerme un vídeo de malabares en los lugares más característicos. Este es el resultado, a ver si os gusta:



Y algunas fotos del viaje, de regalo:

Mimo en las Ramblas

Vistas desde el Park Güell

Sagrada Familia desde la azotea de la Pedrera.

Practicando en el aeropuerto

Mis amigos aburridos de verme mientras esperábamos el avión.

viernes, 12 de febrero de 2010

Comercialización del Contact

Fushigi, en japonés: misterio, magia, maravilla.


Para la comunidad de malabaristas de contact (malabares con bolas acrílicas), esta palabra pierde su significado original y desde hace un mes está siendo vista como una especie de amenaza para su plácida y estética disciplina artística.

El motivo es que el empresario John Cammerano ha decidido comercializar una bola de contact, de metacrilato normal y corriente, con una agresiva campaña de marketing como sólo en los EEUU saben hacer. Bajo el lema “The Magic Gravity Ball” este hombre pretende crear del contact un producto de masas, como pasó con los hackeys hace unos años. Aquí tenéis la curiosa campaña para las televisiones nacionales:


El problema no creo que sea su intento de expandir el contact, si no la forma de hacerlo. Con frases como “sin cuerdas” o “no sé lo que es, pero ya sé hacerlo”, parece vender un producto especial en el que es la propia bola la que hace el efecto y no el malabarista; como aquellos viejos packs de magia que vendían con Magia Borrás, en los que exigía poco esfuerzo por parte del niño para crear una ilusión. No se avisa, en cambio, que es una de las disciplinas de malabares más complejas y precisas, en la que para crear un buen efecto se requieren años de práctica.

De la frase "incluso terapéutica" mejor ni hablamos de lo absurda que es en sí misma.

También sorprende en estos anuncios que no se mencione por ningún sitio la palabra “contact”, que es el nombre más aceptado por toda la comunidad malabarística. James Ernest la acuñó para un libro-tutorial de esta disciplina que se basaba en la revolución que Michael Moschen llevó a cabo con su actuación “Light” mediados los 80, donde por primera vez se pudo ver esta nueva disciplina bien desarrollada. Cammerano parece querer rebautizar este arte como “Fushigi”, cosa a la que los malabaristas se oponen frontalmente.

En la propia página web del producto, asegura incluso que no se encuentra en tiendas su producto que, insisto, es una simple bola de metacrilato como las que hay en decenas de tiendas de malabares. Al menos tiene un buen precio (20 dólares).

Por estos motivos, la noticia ha creado resquemor e inseguridad en los malabaristas de contact, creándose largos debates en foros y discusiones con el propio empresario. Cammerano parece dispuesto a dialogar ya que no imaginaba la respuesta y malestar de los malabaristas que se han volcado con sus protestas, todo en un tono muy formal eso sí.

En mi opinión, entiendo que te sientas invadido si tu minoritario arte se intenta masificar, en especial éste, a medio camino entre el ilusionismo y los malabares, pero ahí no se puede protestar; en lo que no estoy de acuerdo es en las formas, donde parece vender algo con 25 años de historia como nuevo y revolucionario. A ver en qué queda todo esto. ¿Vosotros qué opináis?

Mientras lo pensáis Os dejo con la actuación de Moschen ya mencionada, para que veáis que esto del contact tiene muy poco de comercial o producto de masas.



PD: Leyendo el extenso foro de debate en contactjuggling.org, parece ser que ya había pasado algo parecido con "sphereplay" y ahí quedó la cosa. Ahora Cammerano menciona que Fushigi es contact juggling, pero no va a cambiar el anuncio ni la web.

PPD: Tremendo vídeo parodia del anuncio de Fushigi, haciendo incapié en lo absurdo de vender un producto así: ¡¡BANANASHIGI!!



domingo, 7 de febrero de 2010

Cómics en el IPad

Parece ser que la "revolución" del libro digital había dado un poco la espalda al cómic debido a la dificultad de no poder tener una buena calidad de imagen y color con medios sin retroiluminación. Aunque sigue sin aparecer esa tecnología para todos los públicos, parece que con el IPad se da un paso en el avance hacia el cómic digital.


En este blog, Jose A. Navas nos comenta su impresión sobre que el polémico IPad parece una muy buena plataforma para leer cómics. Además enlaza a otras páginas que hablan sobre el tema, os recomiendo que paséis a leerlas.

A mi me parece una buena aplicación y no dudo de que se pueden leer con gran calidad y comodidad; aunque no creo que me compre un IPad de momento porque a mí, personalmente, no me parece muy útil por ahora. Pese a todo, tiene la pega de que tiene iluminación propia y el consecuente cansancio de la vista que conlleva.

Será cuestión de pocos años que se puedan leer cómics digitalmente con buena calidad y bajo coste del aparato electrónico en cuestión, mientras, seguiremos leyéndolos en formato físico, que el olor de un cómic recién comprado dudo que se pueda transmitir electrónicamente.

III Festival Internacional de Circo de Albacete

Por tercer año consecutivo y con gran éxito de sus ediciones anteriores, Albacete acoge el único Festival Internacional de Circo de España los próximos 18 al 22 de febrero.

Con una temática basada en el Circo Cubano, el programa de este año nos presenta 5 intensos días con más de 10.000 localidades a la venta, 20 espectáculos circenses, 80 artistas internacionales, proyección de películas relacionadas, coloquios sobre el circo cubano, exposiciones de museo circense y un largo etcétera que dan idea de la dimensión de este festival. Aunque nunca he estado en un festival de este tipo, estoy seguro que con esta amplísima oferta no va a decepcionar a nadie.

Desde que Albacete recuperó su Teatro Circo en 2002, la ciudad se ha esforzado en erigirse como un referente del panorama circense español, cuyo principal logro es este gran festival de circo. Está, además, previsto para 2012 la apertura de un Museo del Circo en la misma ciudad, enhorabuena, con iniciativas como esta el panorama circense español recibe otro empujón para salir del pozo en que había vivido las últimas décadas del siglo XX.

En la dirección cuentan con Genís Matabosch, todo un referente español en cuanto a circo tradicional se refiere. Aparte de dirigir durante siete años el Festival de Pallassos de Cornellá y ser un coleccionista de gran cantidad de material circense. Pese a su juventud (32 años) y no tener antecedentes circenses en su familia, este enamorado del circo ha conseguido impulsar de nuevo el circo tradicional con el único objetivo de compartir su pasión con cuanta más gente mejor. Gracias a él y a su apuesta por la originalidad (es posible en este tipo de circo, pese a lo que muchos creen), Albacete parece que ha tomado el camino para convertirse en un referente del circo internacional, espero que lo consigan.

A modo de anécdota, decir que Matabosch también fue director del proyecto fallido que resultó el reality “Circus” que emitió la cadena Cuatro en televisión. En mi opinión no enganchó a las audiencias porque en el mundo del circo es difícil ver a gente compitiendo agresivamente, pisándose unos a otros e insultándose a gritos. La mentalidad del circo va por otro camino, todo es superación personal pero hay mucho de ayudar al compañero y alegrarte por logros ajenos; y eso, está claro, sube poco el share.

Yo, por desgracia, no voy a poder ir a Albacete, espero que los afortunados que vayáis luego contéis vuestras impresiones.


Enlaces:

¡Salud y mucho circo!

jueves, 4 de febrero de 2010

Ración de vídeos del mes I

Para no saturaros con los vídeos, he pensado que mejor os los dejo de 5 en 5 cada mes. Aunque bueno, alguna que otra vez se me escapará y volverá el menú semanal. Espero que disfrutéis tanto como yo estos 5 vídeos. ¡Esta vez dejo el mejor para el final!

1) Intrika. Duo femenino de contact. Las conocí en la EJC y me encantó su show, una imagen y expresión muy cuidada. Miss Frix (Luxemburgo) y Anactpus (Australia) nos presentan su espectáculo "Xiam". Yo recomiendo el que vi, "Double Entendre", aunque en Youtube está en peor calidad. Como ellas dicen: "donde los sólidos se hacen líquidos y la gravedad es un juego, no una ley".



2) Dodo. Este italiano nos muestra su estilazo, muy europeo, lo que se lleva, vaya; encima con unas mazas albatros (con la parte ancha muy gorda, para entendernos). Además tiene una buena edición. Es largo y quizá un poco enfocado a público malabarista, pero me ha encantado.



3) Andrey Katkov. Pues nada, un ruso con un número de parada de manos "handstand" sencillamente impresionante. Atención al minuto 2:20 y 2:45.



4) Noikulunga Buthelez. Al hilo de mi post sobre hombres de goma, un show que conocí gracias a Davel, el de los "hombres serpiente" (mujer en este caso) africanos. Por lo visto casi todos los contorsionistas africanos hacen este papel, con lo que debe ser una tradición muy antigua. Todo con una sonrisa, así me gusta.



5) Buba. Con ustedes otro ruso, esta vez alejado del estilo tradicional de malabares de aquellas tierras. Más que un número es una colección de trucos dificilísimos, hechos con una naturalidad casi insultante. Mientras lo veo (una y otra vez), no puedo dejar de pensar "¡joder, eso es imposible!". Lo mejor para mi: los equilibrios con el puro y el final del vaso.



¡Que los disfrutéis!