Entradas populares

martes, 21 de marzo de 2017

Rudo, la belleza de lo hosco

Este fin de semana, gracias a la programación de Teatralia, hemos podido disfrutar en Madrid de Rudo, el último espectáculo de Manolo Alcántara.  Lo bueno de realizar una propuesta tan personal como esta te permite ser programado tanto en festivales de circo como en los de teatro.



Y es que Rudo es diferente, son 60 minutos donde se transporta al espectador al espacio particular de un hombre tosco y brusco que parece empeñado en construir estructuras. Esas estructuras, formadas por viejas cajas de madera, se irán situando en forma de torres de aspecto inestable, sobre las cuales el protagonista sitúa un travesaño y cruza de un lado a otro, aumentando aún más ese riesgo inherente al desequilibrio.

Su formas ásperas, su violencia al mover las cajas, el exagerado ruido que produce al construir sus estructuras se ve suavizado por el dúo de cuerda que forman Laia Rius (violín) y María Bou (violonchelo). Es el contrapunto perfecto a la hosquedad, enfatizando las características de él, pero demostrando, en sus relaciones, que esconde un pequeño resquicio para la sonrisa y el juego.



El público es otro de los protagonistas, son parte del espectáculo. Situado en unas gradas alrededor de la escena, tan cerca que tiene las estructuras al alcance de la mano, donde el travesaño de madera pasa a escasos centímetros de su cara, donde se siente la inestabilidad de las cajas sobre las que se mueve Manolo como si estuviera sentado sobre ellas. Es así, el espectador, parte del riesgo, empujado a contener la respiración. Se convierte figura indispensable, rompiendo así todas las paredes y siendo parte de ese universo efímero.

Esta creación es la tercera en solitario de Manolo Alcántara tras Locomotivo (2005) y Plecs (2010), merecedora del Premio Zirkólika al mejor espectáculo de sala en 2014. Autodidacta y enamorado del circo, marca claramente su línea y estilo personal. Empeñado en construir el sus espectáculos en su totalidad, siempre presenta artilugios únicos salidos de su mente y sus manos. Esto le permite elaborar una atmósfera particular para cada show, naciendo ahí el germen perfecto para que sus ideas simples se transformen en brillantes creaciones.



En Rudo, toda persona del público irá metiéndose poco a poco en este universo precario y cuidadosamente desaliñado. Comprenderá poco a poco al tosco personaje, descubriendo su delicadeza tras las bruscas maneras; llegando al cénit en la preciosa escena de la marioneta equilibrista y con el evocador final del arco de madera. Es, por tanto, un gran espectáculo de circo íntimo.



Ficha técnica: 
Creación y dirección: Manolo Alcántara, Xavier Erra
Intérpretes: Manolo Alcántara, Laia Rius (violín), Maria Bou (violoncelo)
Composición y dirección musical: Clara Peya
Dirección técnica: Luis Nevado
Escenografía: Xavier Erra
Diseño iluminación: Luis Nevado
Construcción títere: Nartxi (Txo Titelles)
Vestuario y caracterización: Rosa Solé
Fotografía: David Molina
Producción: Manolo Alcántara

Para saber más:

viernes, 10 de febrero de 2017

Por qué el EUCIMA no es un festival

Hace pocos días el EUCIMA dio el pistoletazo de salida a su novena edición, que tendrá lugar en Madrid del 30 de marzo al 2 de abril. Los que pertenecemos al proyecto del Aula de Circo Chaminade hemos ido viendo con entusiasmo e incluso algunos nervios cómo año tras año el EUCIMA se va convirtiendo en un gran encuentro, por no decir el mayor de España en la actualidad. Cada año superamos el número de preinscritos del año previo, cada año la gente se apunta antes, cada año el boca a boca funciona mejor, cada año las expectativas y las exigencias son mayores.

Para nosotros todo esto supone un gran reto. Tratar de que todo salga bien, que la gente que participa del encuentro esté a gusto y sea su sonrisa lo que invada el espacio, que los espectáculos sean de calidad y sorprendentes, que los conciertos sean amenos, que los talleres y charlas resulten interesantes y, lo más importante, que el circo siga subiendo escalones como forma de cultura, de acción social, de arte.



Todo esto se consigue con mucho esfuerzo y trabajo. La organización la formamos un grupo variable de personas que hacemos esto por amor al circo, por puro altruismo. Trabajamos desde octubre, nos repartimos en comisiones, nos peleamos con el mar de papeleo y burocracia que supone organizar legalmente un evento así en una ciudad como Madrid, manteniendo reuniones con la Universidad, el Colegio Mayor, la Junta de Distrito, el Ayuntamiento, etc. No solo donamos muchas horas de nuestro tiempo que compaginamos con nuestros estudios y trabajos, si no que además creemos tanto en el proyecto que pagamos nuestra propia entrada y nuestras consumiciones, porque pensamos que sino no funcionaría.

El EUCIMA se organiza desde la horizontalidad y el modelo asambleario, por eso participamos económicamente, porque de no hacerlo cometeríamos un agravio comparativo con el resto de participantes. Todo el dinero se destina exclusivamente a cubrir los gastos de la convención que, al crecer cada año en infraestructuras, también han ido creciendo los fondos que hay que destinar: carpas, transportes, sonido, iluminación, baños, gastos administrativos, seguros, etc. Dado que entendemos que el circo debe también dignificarse, cada edición tratamos de mejorar las condiciones de aquellos profesionales que nos ayudan a hacer posible cada EUCIMA, aunque a veces no podamos llegar a cubrir los cachés completos de estos (y de verdad que lo intentamos). A todos ellos les estamos muy agradecidos por entender nuestro encuentro y ayudarnos a hacerlo posible.


También os estamos agradecidos a todas las participantes de todas las ediciones, a todas las personas que han entendido que esto es un encuentro hecho con mucho cariño y esfuerzo. Son cuatro días de convivir, de compartir, de descubrir, de sorprenderse, de aplaudir, de sudar, de crecer y de sonreír. Eso solo es posible si las propias participantes construyen el EUCIMA, nosotras solo ponemos los medios para realizarlo, sin vuestro apoyo nunca habría llegado a ser lo que es: un fin de semana mágico lleno de circo. Sois vosotras las que llenáis la zona de acampada, las que aplaudís en los espectáculos, las que bailáis en los conciertos, las que atendéis en las charlas, las que aprendéis en los talleres y las que os vais con el circo en la sonrisa.

Por eso no es un festival donde yo pago una entrada y recibo a cambio una serie de cosas, es un encuentro que lo construimos entre todos. Cualquier pequeña acción repercutirá sobre el bien común, ya sea una tediosa reunión con un técnico del Ayuntamiento como recoger un poco de basura y echarla en su papelera correspondiente. Es esencial que todos sintamos el EUCIMA como nuestro, que sepamos que somos parte del mismo y que sin nuestra aportación no sería igual.



 Nosotros, vosotros, todos conformamos el EUCIMA. Por eso es un encuentro, no un festival.

Fotografías: Javi Cassi

jueves, 2 de febrero de 2017

Algunas preguntas a responder antes de prohibir los circos con animales

Enero está resultando un mes duro para los amantes de los circos con animales. Si hace unas semanas era el mítico circo Ringling Bros. el que anunciaba su cierre por este motivo (cosa que habría que poner en duda), después se produjeron lamentables escenas en los circos de navidad en Madrid y lamentables artículos posteriores escritos por animalistas. La puntilla fue que el pasado día 31 de enero se aprobó en el Ayuntamiento de Madrid la prohibición de los circos con animales en los terrenos de la ciudad







Dado que yo ya he expuesto mi opinión personal sobre los animales en el circo en varios artículos (como este y este), al releerlos he descubierto que esta no ha cambiado mucho. Sigo pensando que son decisiones políticas y no realmente contrastadas. Por suerte, en las redes sociales surgen debates interesantes, en uno de los cuales han salido algunas consideraciones importantes que, como pasa muchas veces, arrojan más preguntas que respuestas:
  •  Límites. La clave de todo esto. ¿por qué prohibir los circos con animales y no otros espectáculos donde sí se utilizan? El Ayuntamiento ha prohibido los circos, pero sigue habiendo corridas de toros, carreras de caballos, competiciones de doma clásica, un zoo con acuario, competiciones caninas, etc. ¿Es esto coherente? No. ¿Dónde ponemos el límite?  Difícil, esto nos lleva a la siguiente consideración.
  • Maltrato. ¿A qué denominamos maltrato animal? Uno de los ataques habituales a los circos con animales es que en estos se maltrata a los animales. ¿Es eso cierto? Como recuerdan sus representantes, estos circos cumplen con la normativa Española y Europea, pasan numerosos controles técnicos y del Seprona. Si pasan estos trámites ¿por qué prohibirles hacer una actividad legal y muy revisada? ¿No será que hay que revisar antes esa reglamentación si nos parece que no es adecuada?
  • No maltrato. Dándole la vuelta al maltrato podemos encontrar una pregunta curiosa: Si los animales de los circos están bien atendidos, viven en condiciones adecuadas, están limpios, bien alimentados, no tienen estrés ni ansiedad ¿entonces sí podrían actuar? me refiero a moralmente.
  • Animales salvajes. En la nota de prensa no se especifica si son animales domésticos o salvajes. ¿Qué es un animal salvaje? ¿Un tigre hijo y nieto de tigres nacidos en cautividad sigue siendo salvaje? Según la postura del Ayuntamiento "siguen teniendo instintos naturales".
  • Animales domésticos. No queda claro si los animales domésticos podrían actuar en estos circos. El argumento de que hacen algo "antinatural" ya no vale aquí. ¿Qué diferencia hay entre unos caballos en un circo y los que participan en espectáculos de doma? El argumento del lucro tampoco vale ya que en muchas competiciones con animales domésticos existen premios, patrocinios, etc.
  • Denuncia a todo un colectivo. Como consideramos que hay maltrato en algunos circos, sin conseguir probarlo, pues los prohibimos todos. Muy bien, muerto el perro se acabó la rabia.
  • Solución a esos animales. Vale, suponemos que efectivamente se cambia la legislación y se regula que los circos no pueden tener animales, de ningún tipo. ¿Se plantea alguna solución desde las instituciones a estos animales? ¿Qué deben hacer los circos con ellos? O se ofrecen vías adecuadas para esta transición o sucederá como en México, con lo que empeoramos la calidad de vida de esos animales.

Y todo esto sin entrar en discutir las condiciones de estabulación de las vacas, cerdos y pollos para consumo humano, en la cría de animales para uso en vestimenta, la experimentación animal, etc.




En fin, muchas preguntas a contestar antes de prohibir los animales en el circo. Todos sabemos que hay muchas alternativas de calidad al uso de animales en el circo y que cada vez se tiende más hacia este tipo de espectáculos sin animales. El argumento que esgrimen algunos de "con estas prohibiciones se mata al circo" también es ridículo, igual que la excusa que ha puesto el Ringling para dar el cierre a su historia. Existen muchas formas de hacer circo sin animales, pero hacer este tipo de legislación "de cara a la galería" no va a hacer un favor a nadie.

NOTA: debido a que se han realizado varios comentarios de forma anónima en el que sólo se insultaba he procedido a eliminarlos. Los tengo guardados por si alguien quiere comprobarlo, sólo tiene que escribirme. He creado esta entrada para generar un debate sobre este tema porque considero que merece una buena reflexión antes de realizar acciones como prohibir. Todas las opiniones y discusiones serán admitidas, pero nunca aquellas que vengan con insultos o descalificaciones, sean de quien sean. Las que he borrado además de insultar mostraban claramente que su objetivo no era crear un debate o exponer opinión, sino simplemente ser agresivo, sin haber leído siquiera el texto. Un saludo
Rafus

domingo, 29 de enero de 2017

Ración de vídeos del mes. Enero 2017

Hale, pues ya hemos cambiado de año, no sé si os habíais dado cuenta. Espero que la lista de propósitos haya vuelto a crecer, que uno se queda muy a gusto escribiéndola. Luego del dicho al hecho hay un trecho, que dicen. La principal noticia en este mes parece ser que ha sido que está haciendo frío, algo inimaginable en invierno. Por suerte tenemos a los intrépidos periodistas becarios en el puerto de montaña de turno informándonos de que, efectivamente, hace frío. También hemos descubierto que el asunto de las tarifas de la luz huele peor que la tesorería del PP. Volvemos a darnos cuenta de que estamos frente a las eléctricas y su trato de favor por las políticas de turno. Nunca pierden, como la banca.

Menos mal que al menos tenemos el circo, que aporta raciones calentitas y humeantes para sobrellevar mejor el invierno.

Pasen, hay sitio al fondo

1) Josh Horton. Es un malabarista estadounidense que está sabiendo moverse muy bien en Youtube. Ha conseguido que algunos de sus vídeos sean muy valorados por público no-cirquero. Ha sabido darle ese puntito de viralidad que nunca he entendido por qué no se ha conseguido antes en el circo. Tirando de trucos "imposibles" y con la ayuda de sus amigos de la WJF edita vídeos entretenidos y vistosos como este:



2) Ilko Iliev. La premisa es simple: un poco de parkour en línea recta a vista de dron justo en plano cenital. El efecto es magnífico, tanto que a veces da la impresión de estar observando un videojuego. Más de esto, por favor.



3) Etienne. Seguimos con los drones. Etienne es de esa gente con ese "algo" que los hace especiales. Cada vídeo suyo a mí me parece imprescindible. En esta ocasión no es tanto por los trucos que muestra (que también) sino por dar otro pasito en el uso de nuevos planos a la hora de filmar circo. El dron era inevitable que llegase y vamos viendo cómo usarlo adecuadamente, éste es un buen ejemplo:



4) Les objects volants. La innovadora compañía francesa suele buscar cosas diferentes que ofrecer. Uno de sus últimos vídeos puede parecer simple y algo tontorrón, pero a mí me ha encantado. Un osito de peluche haciendo malabares.



5) Pinito del Oro. Junto a Miss Mara, la gran trapecista española, una de las mayores estrellas de circo de todos los tiempos. Gracias a Escircofrenia estoy pudiendo disfrutar de muchos vídeos clásicos, una gozada. Numerazo de Pinito en el trapecio, sin red ni arnés, de esos que te mantienen en tensión hasta que acaba. El circo de antes.






6) Top 40. Luke Burrage volvió a sacar su Top 40 con los votos de la comunidad malabarística, muy generoso por su parte. Se va notando el paso del tiempo y cómo poco a poco pesa más el ser popular en la red más que ser un gran malabarista. Poco histórico, una sola mujer, Wes Peden no ha ganado. Todo eso sorprende, pero casi lo que más ha hecho correr la tinta ha sido el hecho de que el gran Anthony Gatto se quedase fuera, que dio para un debate que ya comenté en estas páginas. A disfrutar:



Chupito y gran postre:



Espero que hayan quedado satisfechos.

¡Salud y mucho circo!

jueves, 19 de enero de 2017

¿Está Anthony Gatto infravalorado?

El pasado 6 de enero, Luke Burrage publicó su esperado Top 40 de los Malabaristas de 2016, un ranking que cada año genera más expectación. Pocos días después, el propio Luke lanzaba este otro vídeo, donde exponía una curiosa reflexión: Anthony Gatto es mejor de lo que podrías imaginar.





Lo siento, el vídeo sólo está en inglés y Luke habla rapidísimo. En resumen, lo que viene a expresar en el vídeo es su sorpresa por la ausencia de Gatto, por primera vez, del ránking de los mejores malabaristas. Si bien es cierto que el ránking lo que premia es a los artistas más relevantes de ese año, Luke reivindica que Gatto sigue siendo el mejor y que sigue suponiendo una gran influencia para todos.

Para demostrar eso Luke muestra un vídeo que grabó en 2000 en una convención británica, donde Anthony Gatto estaba practicando con un corro de gente alrededor. Como comenta Luke, él simplemente estaba entrenando aconsejado por Nick Gatto, su mentor. Sólo en esa sesión Gatto batió 5 récords mundiales, simplemente entrenando: 9 pelotas (106 recogidas), 9 aros (90 recogidas), 10 aros (25 recogidas), 12 aros (12 recogidas), 7 mazas (más de 1 minuto). Tenéis aquí la sesión de entrenamiento completa, una joya al alcance de todos gracias a Luke Burage:


Luke da la razón a aquellos que dicen que hay malabaristas que han conseguido logros algo mayores que los de Gatto, pero él defiende que son cosas muy específicas, como las 9 pelotas por la espalda de Ty Tojo. Explica que Gatto no estaba interesado en batir récords, que su maestría en un campo tan grande del malabarismo (bolas, mazas y aros) es inabarcable, batió esos récords sin proponérselo, frente a público, en uno o dos intentos. Y todo eso fue hace 17 años. Llegar a un nivel tan exageradamente alto en los malabares puros no ha tenido parangón y quizá no lo vuelva a tener desde que decidiera retirarse en 2014 (podéis leerlo en este espectacular artículo de Jason Fagone, traducido por Antonio del Río). Por eso él lo describe como algo muy inspirador, darse cuenta de lo bueno que era, de lo sólido que era.

Yo no puedo más que coincidir en lo que dice Luke. En varias ocasiones he comentado la poca memoria que tenemos. En mis raciones de vídeos suelo poner un vídeo antiguo para que nos demos cuenta del nivel del circo de antes. La escuela soviética consiguió en los años 60 llegar al cénit del circo en cuanto a habilidades técnicas se refiere. Llegaron además en varias disciplinas: acrobacias, equilibrios, báscula, columpio y también malabaristas. Revisitar a Ignatov o a Alexander Kiss es ver un vídeo en el que continuamente resuena en tu cabeza un "qué bestia, esto ya no se ve". De hecho, muchas de esas barbaridades (no encuentro otro nombre) soviéticas no se han vuelto a repetir. Quizá hoy en día China sea la única escuela que apuesta por el "más difícil todavía", por eso siempre se lleva algún premio en cualquier festival de circo.


Pero en la era de Internet y Youtube eso va cayendo en el olvido. El boom que ha experimentado el malabarismo es impresionante, hay mucha gente haciendo 5 mazas con facilidad, en los encuentros se ve mucho nivel, pero también hemos olvidado mucho. No recordando a los clásicos caemos en escenas curiosas como ver un espectáculo que acaba con 5 mazas por la espalda y aplaudirlo a rabiar. Espera, esto ya se hacía (y mejor en muchas ocasiones) hace 40 años, ¿qué está pasando?

La tendencia a realizar un circo más "artístico" ha hecho que se pierda nivel en muchos shows, no pasa nada, son cosas de la historia y de los gustos de la gente. Entiendo que haya mucha gente a la que ver a Gatto le aburra soberanamente y prefiera ver un número minimalista con una bolsa de plástico de Jerome Thomas. Sobre gustos, ya se sabe. Yo personalmente disfruto mucho de todas las propuestas y reconozco que ver "burradas técnicas" me gusta mucho, quizá soy algo old-fashioned. El debate sobre si un malabarista tipo Anthony Gatto es mejor o peor que otro tipo Wes Peden es entretenido pero algo estéril, como comparar músicos o pintores de diferentes épocas. 

Lo que reivindico, como Luke, es que bebamos de la Historia, démosle crédito y el valor que merecen los logros previos. Antes del boom del circo contemporáneo, el de los encuentros de circo y el de Youtube existía un circo diferente, empeñado en romper todos los techos de la técnica. No lo podemos olvidar, y al recordarlo podremos apreciar mucho mejor el presente.



miércoles, 4 de enero de 2017

En Navidad, payasos

Como el turrón, la Gala de Payasos Sin Fronteras siempre vuelve por Navidad. Es una de esas fechas que se suelen reservar en el calendario, sobre todo si uno ya lo ha probado antes. Esta ONG presenta un tremendo recorrido y una infinidad de acciones realizadas. Su labor es, por desgracia, muy necesaria; pese a que inicalmente uno pueda pensar que hay cosas más importantes que llevar a zonas en conflicto. Pero no, la risa y la ilusión que generan en sus proyectos esta ONG allá donde vayan funciona como un bellísimo paréntesis en su día a día y seguro que deja un poso en su cabeza durante mucho tiempo. Lo ilustra perfectamente esta viñeta de Manel Fontdevila:




La Gala de Navidad es una de esas formas que tiene la ONG de visibilizarse y dar a conocer su trabajo, así como ayudar a financiar sus proyectos. Este año volvió a ser en el Teatro Figaro de Madrid, el pasado 3 de enero. Siguieron fieles al formato y volvieron a hacer una Gala Infantil y otra para público adulto.

En esta segunda Gala pudimos disfrutar de una gran noche de risas y circo. Condujo la gala Davel (Don Davel) que se estrenó, con buen resultado, en su papel de presentador. Una mezcla de efectos mágicos, risa floja y un peculiar acento ruso que iba y venía se conjugaban con su tarea de informar de los artistas y la ONG de una forma encomiable. Aprovechó también para presentar un nuevo número de su especialidad, los malabares con sombreros, junto a su compañera Anouk, que le acompañó a los efectos vocales y la música de su acordeón.



Curiosamente, esta gala comenzó con un número poco frecuente, una versión de Earth Song de Michael Jackson interpretada por el vozarrón de la cantante Jennifer Almeida. Tras ella intervino Iván G. Torre, verticalista del Aula de Circo Chaminade con su impresionante número de equilibrios en suelo y sobre los pulls. También en la primera parte las Sincronacidas, una descacharrante parodia de un ejercicio de natación sincronizada, ejecutado por Mon Salmón y Greta Marí.



El mago Miguel Ángel Gea se salió de sus habituales rutinas de magia de cerca para realizar su rutina de magia con monedas y de aros chinos, aderezado con su buen humor y su facilidad para hacer grandes a los "voluntarios". También pudimos disfrutar de uno de los grandes payasos residentes en España, el argentino Hernán Gené, muy implicado con la pedagogía del clown. Su número se sale de la norma, sin un argumento definido, jugando con 4 palabras en varios idiomas y utilizando registros audiovisuales. Ya para terminar, volvió uno de los habituales de estas galas, el humorista Agustín Jiménez, con un monólogo muy ágil que saltaba entre anuncios de teletienda, las sutiles diferencias entre hombres y mujeres y el lenguaje de los jóvenes.



El público se marchó del teatro Fígaro con lágrimas en los ojos y agujetas en la tripa de tanto reír, que es la mejor forma de empezar un año. Esta acción terapéutica que conlleva la risa en cualquier situación es aún más importante y necesaria en zonas de conflicto, donde esta cualidad humana a veces se ausenta durante demasiado tiempo. Por eso es esencial que existan ONGs como Payasos sin Fronteras y que todos colaboremos con ella.

¡Hasta el año que viene!

viernes, 30 de diciembre de 2016

Ración de vídeos del mes. Diciembre 2016

Pues hale, ya está, se acaba el año. Parecía que no, pero de pronto te plantas en pleno festín de dulces, villancicos, histeria de compras y repasos anuales. Mal año para la música, un mal año para los votantes españoles, pero un buen año para otras muchas cosas, como la salud y la ciencia. Para el circo, al menos en España, ha sido un año positivo. Pasito a pasito se van viendo avances en cuanto al calado del circo en la sociedad, a la formación de nuevas asociaciones como Madpac o de federaciones estatales como Circored. Hay más circuitos y salas que programan circo, más festivales, más escuelas, más artistas, etc. Todo indica que el circo avanza con paso lento pero firme hacia un bonito futuro, esperamos que mantenga el ritmo.

Así, con la resaca de la contaminación atmosférica en Madrid y la certeza de que el cambio en la movilidad es inevitable, nos disponemos a degustar una rica ración de vídeos, calentita, que para el frío viene bien.

Pasen, hay sitio al fondo

1) Wes Peden. Sigue siendo el malabarista de moda, y van muchos años ya. Tras casi 10 meses sin sacar vídeo ni hacer mucho ruido, de pronto en diciembre ha sacado muchos. El más impactante ha sido el vídeo promocional de las nuevas mazas de Play, las PX4. Como siempre, imaginación desbordante para crear nuevos trucos, combinaciones y agarres. Hay momentos que roza la rarunez, pero a Peden se le perdona todo. Por cierto, en la descripción del vídeo hay un enlace a otro más largo, donde él mismo comenta cómo se hizo el vídeo y muestra tomas ocultas.


2) Volley-Maza. Un vídeo cortito donde se puede apreciar lo divertidísimo y vistoso que es este "deporte". Invito a probarlo a todo aquél que ya sepa hacer 3 mazas. Si queréis saber las normas, están aquí.


3) Memorias de Japón. Lucas Adverse es un malabarista brasileño que ha vivido unos meses en Japón. Ha tenido a bien recopilar para todos a un buen grupo de malabaristas de allí. El estilo que se percibe los hace únicos y característicos, como si en todo lo que hacen los nipones tienen que dejar un poso de su cultura.


4) Morgan Cosquer. No sé cómo no he conocido este vídeo de Cosquer antes. Para mí, su actuación en la 29ª edición del Festival Cirque de Demain es de las que más me han marcado. Me parece deliciosa de principio a fin y obligatoria para todo aquél que se inicia en los malabares. Rebuscando en su canal aparece esto popurrí de trucos con el "estilo Cosquer" y esa fluidez francesa que le da a los trucos de pies. Esperemos que siga sacando material de esta calidad.


5) Bastien Dugas. El spinning es una de esas variantes de trucos que siempre se me ha escapado. Si bien desde pequeño sabía hacer girar un balón de baloncesto en mis dedos, nunca pasé de ahí. Algo así como lo que me pasa con las piruetas, no hay manera. Por eso disfruto mucho cuando veo a un artista hacer estas maravillas con pelotas minúsculas, llevando la dificultad al extremo.







6) Shena Tschofen. Se ven pocas mujeres haciendo números en solitario de rueda Cyr, quizá por aquello de que es una disciplina más física. Aunque no creo que eso sea una excusa, porque hay muchas verticalistas y trapecistas, aparatos que exigen el máximo de los cuerpos. Además Tschofen ha sabido darle su toque personal, y se agradece.






7) La Piste aux etoiles. Este programa francés de circo, presentado por Roger Lanzac, está siendo revivido gracias a su canal de Youtube y de Facebook. Hay verdaderas joyas, aunque mal clasificadas. Una de ellas es este número de bicicleta grupal, con un estilo y un nivel de los que ya no se ven. Menos mal que alguien lo grabó en vídeo y otro alguien ha decidido compartirlo. Gracias.




Esta vez no hay chupitos ni postres, que bastante vais a tomar de eso en las navidades. En 2017 más y mejor.


¡Salud y mucho circo!