Entradas populares

domingo, 24 de noviembre de 2019

La estrella de Francis Brunn

El pasado 15 de noviembre uno de los mejores malabaristas de la historia hubiera cumplido 97 años. Se trata de Francis Brunn y es una visita obligada para cualquiera que practique malabares o quiera conocer un poco de la historia del circo. Marcó una época y fue imitado por muchos malabaristas posteriores, sobre todo su famoso truco final. Falleció en 2004, debido a complicaciones de una cirugía cardiaca, cuando se encontraba aún en activo. Mucha gente conoce su historia o, al menos su impactante número, lo que poca gente conoce es que existe una estrella en el firmamento con su nombre.




Nació en Aschaffenburg, cerca de Frankfurt, Alemania. Tras aprender lo básico de malabares y acrobacias gracias a su padre, saltador de trampolín, asistió a la Escuela de Artes Escénicas de Berlín donde apredió más acrobacias. Entusiasmado tras ver a un malabarista en directo (Angelo Picinelli) y por lo que leía del gran Rastelli, comenzó a progresar en malabares de forma autodidacta. A los 17 años se enroló en un espectáculo junto a su hermana Lottie, tres años menor que él y también una magnífica malabarista. Pronto destacó en los escenarios, siendo rápidamente comparado con su admirado Rastelli. Su velocidad era endiablada y llegaba a lanzar en escena 10 aros, combinado con una gran capacidad gimnástica y realizando trucos con los pies, desarrollados de su afición al fútbol.



Su talento no pasó desapercibido para los empresarios y, tras muchos problemas burocráticos por la Guerra, en 1948 viajó a EEUU junto a su hermana para trabajar para el famoso circo Ringling Brothers, con gran éxito. Allí su carrera fue meteórica, actuando en los principales escenarios del país y compartiendo escena con los mejores artistas de la época, como Frank Sinatra o Sammy Davis Jr.

Su número va evolucionando y comienza a valorar más los trucos con pocos elementos, como explica en esta entrevista: "me alejé de ese tipo de trabajo [malabares con muchos objetos] porque me sentía muy limitado (...), las posibilidades son menores. Me parece que con pocos objetos hay más variaciones posibles. A mí me fascina controlar una bola, suena a poca cosa, pero es muy difícil hacerlo bien".

 

De hecho, su número nunca dejó de cambiar, y más cuando el flamenco se cruzó en su vida; desde aquella vez en que vio a Carmen Amaya y a Antonio Ruiz en Nueva York. Quedó tan impactado que los vio muchas noches seguidas, empapándose de sus movimientos y su arte. Convencido de las similitudes entre el flamenco y el circo, fue transformando su número, primero cambiando su música por una guitarra por bulerías, luego adoptando esos gestos que le fascinaban, transformándose en un bailaor malabarista, algo único.

Francis Brunn y Juan García, 1967


No solo cambió su número, si no que en su cabeza comenzaba a gestarse un gran espectáculo, mezclando circo y flamenco. Algo único, como nunca se había visto, pero aún no podía realizarlo. Como bien explica Paul Álvarez en esta preciosa entrada, era el comienzo de Incognito, su mayor obra. Una idea que por fin, en 1997 pudo hacerse realidad cuando conoció a Torombo, un bailaor del que se había enamorado años antes. Gracias a él pudo reunir a un elenco increíble en un show irrepetible: Nathalie Enterline [su mujer y asistente desde 1980], Oleg Izossimov como acróbatas; Van Porter y Robert Reed como tapdancers, El Torombo, Farruquito [sí, Farruquito], Farruco, Jairo Barrull, José Maya, Óscar de los Reyes, La Toromba y Adela Campallo como bailaores; Raphael Brunn [hijo de Francis], Martín Chico, Raúl el Perla y Jan del Gastor, como guitarristas; y El Vareta, Pepe de Pura y María Vizcárraga como cantaores. Se estrenó en 2000 en el Tigerpalast de Berlín y realizó una corta y exitosa gira por Alemania. No pudo exportarse por lo costoso del proyecto. Una joya de la que por desgracia no queda constancia accesible en Internet. Por suerte, se conservan programas de aquél espectáculo, como este, cortesía de Paul Álvarez:







En su cabeza siempre rondaba esa idea, como se puede leer en varias entrevistas, el silencio. Quería que el público se sintiese tan abrumado por lo que estaba viendo que no pudiera aplaudir; que el espectáculo se sucediese de forma tan intensa que no dejara ese hueco para el aplauso, alargando el clímax hasta el final. Ese era su sueño: "para mí el silencio significa éxito", decía.




Esto nos da una idea de la magnificencia de este artista, obsesionado por los detalles y por el malabarismo como arte, una cabeza repleta de ideas en ebullición. Era de los que dejaban huella, y no hay más que hablar con algunas de las personas que lo conocieron para darse cuenta del profundo impacto que podía dejar a su alredor. Un ejemplo es el citado Paul Álvarez, guitarrista de su espectáculo Incógnito, que lo conoció durante años y lo describe así: "Francis fue la persona más determinante que ha pasado por mi vida. Más que un padre. Nunca me he entendido con nadie como con él. Le echo de menos todos los días". Se puede leer mucho más de su relación con Brunn en la mencionada entrada, que no puedo dejar de recomendar. 


Otra persona muy influenciada por Brunn es el malabarista Viktor Kee, que lo menta con frecuencia en entrevistas y redes sociales. Kee conoció a Brunn gracias a Oleg Izossimov, amigo común y soberbio verticalista que actuaba en Incógnito. "Tuvimos una gran conexión, hablábamos de muchos temas mientras fumábamos puros. Nunca sobre cosas general, era más sobre sensaciones en el escenario, el propósito del arte, la confianza, la filosofía de estas cosas. Conversaciones profundas y honestas. La honestidad de Francis impactaba mucho", recuerda Kee. Y prosigue, "suponía un gran impacto en mí, como un padre. Me cambió, me hizo ver qué es real y qué es falso en el arte, qué ofrecer al público, cómo comprometerse. Me hizo ver que el show no es sobre lo que tú puedes hacer, si no lo que quieres transmitir al público".

Francis Brunn, Viktor Kee, Aurelia Cats, Ernest Montego y Paul Ponce


Durante los últimos 5 años de vida de Brunn, él y Kee se vieron unas 2-3 veces al año. Este recuerda el momento en que decidieron que Francis tendría una estrella con su nombre: "Cuando se acercaba la fecha de su 80 cumpleaños, Oleg [Izossimov] me dijo que iba a ir y pensamos en hacerle un regalo. Era casi imposible regalarle nada, apenas se preocupaba por las cosas materiales, tenía incluso sus viejos útiles con los que actuaba desde hace más de 30 años y no los quería cambiar. Yo estaba entonces en EEUU y no podía asistir. Miré por Internet y vi una página en la que se podían nombrar estrellas a cambio de dinero. Nos pareció una gran idea, muy simbólica. Buscamos una estrella en la constelación Tauro, cerca del corazón de la representación del toro. La compramos y nos entregaron un certificado, que le entregó Oleg junto a Ernest Montego". Pese a que reconoce que le costó comprender el regalo, luego le hizo ilusión e incluso lo enmarcó en su casa.




La estrella de Francis Brunn
 


Dos años después fallecería de forma inesperada. Con 82 años él seguía actuando en contadas ocasiones, pese a sus múltiples operaciones y achaques, pese a sus más de 60 años de carrera. Un gran artista, una verdadera estrella, de esas que siempre serán recordadas.



Gracias a Viktor Kee, Paul Álvarez y Natalie Enterline por su colaboración desinteresada en la elaboración de este artículo.

Para saber más:

miércoles, 6 de noviembre de 2019

Diábolos y flamencos rosas, Luis y Nando

Hace un mes tuvo lugar un curioso encuentro de diabolistas llamado ACUS, organizado por Hilo de Diábolo, una plataforma digital cuyo objetivo es crear una comunidad activa sobre el diábolo. Es pequeño pero con un ambiente excelente y todos los asistentes además procuran compartir sus conocimientos. A ese encuentro, entre otros, acudió Fernando "Nando" Kowarik (Almería 1990), como asistente y para realizar algunos talleres. Nando, junto con Luis "Wis" Hernández (Valladolid, 1984), forman Luis i Nando, una compañía creada en 2018 que está consolidándose como un espectáculo de diábolo fresco y divertido.

Esta no es una compañía al uso, ya que la forman dos malabaristas con un altísimo nivel técnico, ambos residentes en Polonia, que no han pasado por ninguna escuela, pero con una visión privilegiada para la creatividad y el entretenimiento. Además, en su imaginario personal, el flamenco rosa es el cúlmen de la evolución y merece ser homenajeado en todo momento.


¿Cómo llegáis a Polonia?
Nando. Hace 5 años decidí irme de Erasmus a Lodz, Polonia, principalmente porque es un país barato y con una buena situación geográfica para viajar. Volví a España, terminé la carrera y decidí probar en Polonia junto con una novia polaca que tenía entonces. Me decidí por Wroclaw tras consultarlo con Wis y no me arrepiento. Actualmente trabajo como Team Leader en Hewlett Packard Enterprise.
Wis. Yo estuve de Erasmus en Noruega donde conocí a una chica con la que luego decidí mudarme a Polonia, pasé por varias ciudades hasta asentarme en Wroclaw. Trabajo como ingeniero de telecomunicaciones para Nokia.

¿Cómo os conocisteis?
N. Como muchos, en Circoforum [el mayor foro de circo en español, ya cerrado], luego seguimos en contacto en las redes sociales y coincidiendo en diferentes encuentros, el resto es historia.

Fotografía del primer show de Luis i Nando


Sois, técnicamente, dos de los mejores diabolistas españoles, aunque habéis frecuentado poco los escenarios ¿Cuándo surgió la idea de actuar juntos?
N. Llevábamos en Polonia más de un año entrenando juntos y nos invitaron a participar en una gala en Varsovia. Por supuesto no teníamos nada preparado ni tiempo, pero nos motivamos. Quisimos preparar algo más que "frikitrucos" y así obligarnos a actuar, salir del rol de "diaboleros nerds" que hacen trucos que nadie entiende. Fue un poco desastre pero a la gente le gustó y nosotros nos lo pasamos muy bien. Después hemos ido puliendo el show, aunque seguimos sin ensayarlo. Incluso hemos ganado algún festivalillo.

¿Os planteáis el diábolo como forma de vida?
N. La idea siempre ronda nuestras cabezas, pero ambos tenemos nuestras carreras profesionales paralelas en "corpos" y creemos que somos capaces de compaginarlo muy bien. Hacemos como que sabemos en la oficina y en el escenario.

Nando (Izda) y Luis (dcha) con un flamenco rosa hinchable

¿Por qué flamencos?
N. A Luis le han gustado desde hace mucho tiempo, y cuando se pusieron de moda mucha gente le compraba cosas de ellos. Así que cuando preparábamos el número se nos ocurrió que podría ser un toque distintivo con el que además nos sentimos cómodos e identificados.
¿Por qué le gustaban los flamencos? Nunca se lo planteó hasta que lo empezaron a preguntar. Ahora mismo cree que porque son elegantes, estéticos y esbeltos, sin dejar de tener un toque cómico. En realidad son muy como nosotros: delgados, guapos y molones. Tienen otras cosas que nos gustan, pero las hemos conocido a posteriori. Nos gustaban antes de que se pusieran de moda, pero no somos hipsters ni seguimos lo mainstream, pensamos que deberían estar de moda todas y cada una de las temporadas

¿Qué aporta Pinkie a la compañía?
L. Desde que Nando lo propuso, empezamos a llevar flamencos a todas las actuaciones. A partir de ahí la gente empezó a escribirnos cada vez que veía un producto de flamencos (#flamingoChallenge). Así, uno de los días, Emilia Gornisiewicz (eternas gracias) me envió un mensaje diciendo que había encontrado a Pinkie. Así tomó el control de Luis i Nando Productions. En un abrir y cerrar de ojos nos convenció para ser el punto principal de nuestra actuación, y eso sin hacer un solo movmiento.
¿Qué hace Pinkie? Hay gente que nos dice "lo vi en el escenario y me pasé toda la actuación preguntándome qué va a hacer". A nosotros nos pasa lo mismo, empezamos a creer que hace cosas cuando no lo miramos, igual que en Toy Story, revelando un abanico de habilidades que eclipsarían al propio Miguel Ángel (el que no tenía caparazón).


Foto tras de la gira en China, con Pinkie en el centro


En verano hicísteis una gira en China, ¿Cómo surgió esto? 
N. Luis es coordinador de la IDA (International Diabolo Association), ya estuvo en China para un evento de la IDA y en Taiwán cuando quedó finalista en la RedBull PAO (competición de diábolo organizada por RedBull en Taiwán) donde hizo muchísimos contactos. Los organizadores del 10º encuentro de diábolo internacional de Baoding, buscaban artistas internacionales (nosotros tampoco habíamos oído hablar de ese evento antes) y lógicamente uno de los primeros nombres que les vino a la cabeza fue el de Pinkie, contactaron con nosotros por redes sociales y pum! A la semana siguiente estábamos volando camino a China, todo muy precipitado, sin saber muy bien qué nos íbamos a encontrar.

En Beijing nos juntamos con los otros 3 diaboleros invitados, Aldair de México, Alexis de Canadá  y Victor de Dinamarca. Tras mil aventuras y muchas risas, nos encontrábamos en Baoding (a 200km de Beijing), sobre un escenario gigante improvisando trucos delante de 3700 personas  y nosotros éramos las estrellas invitadas.  Es curioso que ni siquiera hicimos nuestro show, nos dijeron ¨subid al escenario e improvisad 1 minuto¨

Durante el fin de semana del festival nos invitaron a actuar en una escuela donde el diábolo es la principal actividad física para los estudiantes. Tras el festival, nos invitaron en Beijing a un evento retransmitido por la televisión nacional china y otros medios de comunicación deportivos, el propósito del evento era enseñarle a los medios y diferentes entidades allí presentes que el diábolo es algo también “importante” fuera de China. De repente y sin saber muy bien cómo nos nombraron embajadores del diábolo en nuestros respectivos países, con lo que sea que conlleve eso.

Aparición de Luis i Nando en periódico local chino

 ¿Cómo es el mundo del diábolo en China? ¿Y del circo en general?
N. A pesar de que China es la cuna del diábolo, como en tantas otras cosas, los chinos tienen un concepto muy distinto al nuestro. Lo primero es que hay muchísima gente que practica diábolo, la mayoría con el monobolo tradicional. Puedes ver a mucha gente, sobretodo de avanzada edad, practicando diábolo en la calle o en los parques junto con otros grupos que juegan con cometas, cantan, bailan o practican taichí. Nos dio la impresión de que simplemente juegan al diábolo tan sólo como forma de mantenerse en forma y hacer algo de ejercicio en compañía. Durante el festival en Baoding, nos sorprendió la cantidad de puestecillos con pequeñas tiendas locales y marcas de diábolo de las que ni habíamos oído hablar, tenían modelos muy estrambóticos, palos artesanales, accesorios estrafalarios y sobretodo copias, ¡Muchas copias!

Con respecto al circo en general en china, a pesar de que hay muchos grupos que hacen acrobacias y diábolo, no vimos conexión de ningún tipo con el resto de disciplinas circenses más convencionales o europeas.

¿Qué proyectos tenéis ahora en mente a corto y medio plazo? 
N. De momento estamos moviendo bastante un show de LEDs que parece que funciona bien y tenemos afianzado. A medio plazo queremos intentar hacer algo de calle ya que nuestra experiencia  es casi nula, llevamos un tiempo dándole vueltas pero apenas tenemos tiempo y la plaza nos da bastante respeto.
L. A mí me interesa el tema vídeos y tenemos varios planes que nos llevará tiempo realizar. Un proyecto que me gusta especialmente es una serie de vídeos explicando conceptos relacionados con los látigos, mi tipo de truco favorito, y en el que estoy un poco especializado. Luego aparte seguir con lo de la IDA que igual se mete Fernando, ahora se acerca la siguiente EJC Diabolo Battle [competición de diábolos gestionada por Wis que se celebra en cada European Juggling Convention y que cada año tiene más seguidores] que tenemos que organizar y participar.



¿Seguís la actualidad del diábolo en España? ¿Y del circo?
N. El diábolo en España parecía estar algo estancado en los últimos 5-6 años, seguíamos siendo prácticamente los mismos de siempre desde aquella época dorada de Circoforum (2009-12), pero gracias a las redes sociales y las iniciativas como ACUS creo que está volviendo a resurgir.

Sobre el circo en general en España somos bastante positivos al respecto, parece que por fin se está asentando como una disciplina artística más y que el público lo demanda. Gracias al esfuerzo de muchos como CircoRed y todo el resto de asociaciones, escuelas y compañías que buscan hacerse un hueco y ganarse el respeto del mundillo del arte. Nos encanta ver (aunque en la distancia) cómo espectáculos de circo, incluso de diábolo, son cada vez más comunes en los circuitos de artes escénicas por todo el país aunque aún queda mucho que trabajar y que jugar.




Más información:

miércoles, 30 de octubre de 2019

El Festival Iberoamericano de Circo (FIRCO) cerró su segunda edición el pasado domingo 27. Durante 3 días pasaron por la pista del Teatro Circo Price 25 artistas de 10 nacionalidades diferentes. Todo un acontecimiento circense internacional que contó con la buena respuesta del público, que acercó la venta de entradas al "sold out" y arropó a los participantes con su entusiasmo.

Diego Salles. Foto: Mai Ibargüen


El festival fue conducido por la actriz Mariola Fuentes, y acompañado por la banda de música en directo Ombligo Orquestina, cuyos acordes forman ya parte de la seña de identidad del festival. Sobre la pista se pudo disfrutar de unas 14 disciplinas de circo diferentes, dando una idea de la diversidad de espectáculos que se representaron. "Ya es hora de dejar de clasificar en circo clásico o contemporáneo. En FIRCO queremos dar cabida a la todas las formas de percibir y crear el circo en los países iberoamericanos, es muy enriquecedor este intercambio cultural" comenta Carlos Such, director artístico del festival. 

Dúo Ángeles. Foto: Mai Ibargüen


Tras dos disputadas semifinales, celebradas el viernes 25 y sábado 26, respectivamente; en las que participaron 8 propuestas en cada una, más la actuación de los artistas invitados, The Kirn Compagnie; el jurado decidió que el siguiente elenco pasaba a la Gran Final:


La final, con el Price lleno, respiró un gran ambiente festivo. Una velada en la que se disfrutaron actuaciones muy diversas, donde los vuelos suspendidos del cabello del cuidado número de Alba Moncayo daban paso al teatralizado y original dúo acrobático de Nao Abacaxi. Disciplinas muy vistosas como el arriesgado número de patines de Dúo Ángeles o el animadísimo de perchas de Dúo Cardio, se alternaron con otros más intimistas como los de Marco Motta o Diego Salles, este último mostrando una forma muy creativa de representar en las telas aéreas. También hubo espacio para una bonita coreografía con las mazas de Javier Bertero, al son del famoso tango "Balada para un Loco", de Piazzolla. Y por supuesto, el magnífico número de manipulación de cajas de la Compañía Soralino, que compaginan como nadie el clown, la acrobacia, los malabares y la improvisación.


Así, justo tras el saludo final tuvo lugar la Ceremonia de Entrega de Premios, donde pudimos conocer a los ganadores. No sin sorpresas, ya que algunos de los premios particulares fueron a parar a artistas que no participaron en la final. También se pudo comprobar que los tres representantes de Brasil coparon los principales premios, confirmándose como la nación más galardonada.

Foto: Mai Ibargüen


Palmarés:
  • Primer premio: Cíe. Soralino (Brasil) - Manipulación de Cajas
  • Segundo premio: Diego Salles (Brasil) - Telas aéreas
  • Tercer premio: Marco Motta (Brasil) - Straps
     
  • Premio del público: Diego Salles (Brasil) - Telas aéreas
  • Premio Circontinentes: Alba Moncayo (México) - Suspensión Capilar
  • Premio a la Mejor Puesta en Escena: Carola Serrano (Argentina) - Trapecio
  • Premio Cirque du Soleil award for innovative artistic vision and performance: The Kirn Compagnie (Francia) - Acrobacias y juegos icarios
  • Premio Festival Circuba: Alba Moncayo (México) - Suspensión Capilar
  • Premio CircusTalk Critic's Choice Award: Marco Motta (Brasil) - Straps

FIRCO se asienta como un gran festival internacional, capaz de reunir a lo mejor del circo iberoamericano y hermanarlo sobre un escenario. Ya está confirmada la tercera edición en otoño de 2020 en el Circo Price. Que nadie se lo pierda.


Vídeo editado por J.Nicolás Videography

Más información:

martes, 8 de octubre de 2019

Una década de malabares y tintas, parte 2

Siguiendo con el repaso a las entradas más vistas en estos 10 años del blog, pasamos ahora a los últimos cuatro años y una mención especial.

2015
En este año ya se nota que va bajando la producción, pero se aprecia que algunas entradas están muy cuidadas. Le voy cogiendo el gusto a las entrevistas y lo más visitado del año es la que le hice a Wilbur, un genial y divertidísimo artista que ha ido creciendo año a año y últimamente está muy de moda también en círculos moteros (cosas del humor).



Quiero aprovechar y hacer una pequeña mención a esto que escribí, titulado "el circo duele", y que de vez en cuando circula por ahí.

2016 
Aquí reconozco que me ha removido cuando he descubierto que lo más visitado de ese año es el artículo que hice sobre Juan Juanín, artista fallecido en diciembre de 2014. Pese a que apenas lo conocí en persona, sí teníamos muchos amigos comunes y su muerte fue un shock en la comunidad cirquera nacional. Además, hacerle una entrevista a un padre para que hable sobre su hijo fallecido es de las experiencias más intensas que he vivido a través del blog. Sigo muy agradecido a su familia y amigos por lo que me ayudaron a elaborar esta entrada.



2017
Ganadora indiscutible mi traducción del excelente texto de Thom Wall sobre Equilibrios y Malabares. A través de esta entrada pude conocer personalmente a este gran malabarista, entusiasta del circo y su difusión. Gracias a él he podido además conocer algo tan curioso como las bambalinas del Circo del Sol ¡Gracias Thom!





2018
Lo más exitoso del año fueron los bingos humorísticos que hice sobre el circo moderno y el circo clásico. Una pequeña broma íntima que se plasmó en forma de juego de beber. Siempre que sale a la luz tiene buena acogida, habrá que usarlos más.





2019
¿Y este año qué ha gustado más? Pues parece que casi en un empate la magnífica entrada de Davel Puente sobre el régimen de intermitencia de los artistas franceses; y mi entrada de despedida de Madrid, tras 15 años viviendo en esa ciudad, la cual reconozco que resultó muy emocionante de escribir.



Mención especial del jurado:  Las raciones de vídeos, he hecho más de 70 entradas en las que recopilaba lo mejor de lo que había visto ese mes. Vídeos que guardaba cuidadosamente deseando compartirlo con otros cirqueros. Pues bien, pese a lo que me gustaban y que contaban con seguidores fieles, nunca tuvieron muchas visitas (salvo alguna inexplicable excepción). Aunque esa no es la razón para dejar de hacerlas, la falta de tiempo y el hecho de que muchos malabaristas ya no cuelgan vídeos de varios minutos en Youtube, junto a la dispersión que generan Facebook e Instagram debilitan este tipo de entradas. Pero confieso que de vez en cuando sigo guardando algún vídeo que me impresiona. Sí sigo compartiendo vídeos que me gustan a través de la página de Facebook, así que aún estás a tiempo de seguirla.

domingo, 6 de octubre de 2019

Una década de malabares y tintas, parte 1

Diez años, ahí es nada. Como ya comentaba en mi habitual y reflexiva entrada de cada aniversario, el blog ha cumplido diez años. Una década que invita a echar la vista atrás, a recordar lo realizado. Hoy lo voy a hacer en forma de las entradas más vistas de cada año y alguna mención más a esas entradas a las que les tengo cariño.

2009
Sin duda el arranque fue frenético, con 24 entradas en 3 meses. Tenía muchas cosas que contar y muchas ganas. Un poco a mi pesar, la entrada más vista de esos meses es la de Récords del Malabarismo, que como ya vaticinaba en el propio texto, no es algo que me quite el sueño. Pese a no estar actualizada y que hay otras páginas dedicadas a este menester, sigue siendo de las más visitadas.

Yo, por mi parte, siempre me quedaré con la entrada que hice sobre la etimología de la palabra malabar. En ella se entrecruzan mi interés por los malabares, la historia y la lengua, una maravilla descubrir estas cosas cuando lo investigaba.



2010
El gran año, siguiendo la inercia del comienzo. 78 entradas, más de una a la semana, casi increíble pensándolo ahora. Como ya iréis viendo, muchas de mis entradas más exitosas han sido de otras personas. Lo cual me hace pensar en que, o bien elijo muy bien las colaboraciones, o bien mis contenidos no eran tan interesantes. Prefiero pensar lo primero, claro.

Y aquí, siendo casi la entrada más vista del blog, está la primera publicación de la serie de 3 capítulos que escribió Wis, Luis Hernández, titulada "Descubriendo el diábolo". Una breve enciclopedia con lo básico para iniciarse en el diábolo. Una gozada. Lástima que sea complejo estar actualizando todos los enlaces, pero sigue siendo muy útil.

Yo, por cariño, menciono a la segunda clasificada, la que hablaba sobre el Origen de las Mazas. Es un pequeño homenaje a este aparato, que parece que lleva en el circo siglos y en realidad es muy reciente. De este año también es la entrada sobre Buba, el ya fallecido malabarista ruso que tanto me fascina.



2011
Aquí gana con diferencia una entrada sobre los Beneficios del Malabarismo, en el que mencionaba los escasos artículos científicos realizados sobre esta práctica. Supongo que tiene muchas visitas por ser el típico sitio al que se llega mientras uno busca información para un trabajo de ciencias, o bien resulta que los malabaristas intentan justificar la cantidad de horas dedicadas a una afición que, en un principio, no parece servir para mucho.

2012
El blog ya contaba con 3 años, pero, cosas de las aficiones minoritarias, apenas contaba con 100 seguidores. De hecho, hice una entrada específica cuando llegué a esa cifra en Facebook, con concurso y todo, cosa que ahora me inspira ternura. Seguía produciendo contenido abundante y variado, pero curiosamente la entrada más visitada del año ha sido una sobre....¡monopatines! Sí, escribí sobre el gran Rodney Mullen y las similitudes entre lo que hacía y el circo.



2013
Aquí destaca la entrevista que le hice a Stefan Sing. Cabe decir que para mí fue la primera entrevista que hice, y recuerdo que la preparé a conciencia por tener la oportunidad de hacérsela a alguien tan importante en este mundillo como él. Recuerdo que fue muy paciente y agradecido. Una maravilla de persona y de malabarista.



2014
Reconozco que me ha hecho muchísima ilusión descubrir que la más visitada de este año es una entrevista a Pinito del Oro que escribió mi abuelo allá por los años 60 del pasado siglo. Como expliqué en otra ocasión, mi abuelo, Julio Penedo, era escritor y pintor, y realizó unos breves artículos sobre circo en una pequeña revista de la época. En el blog los rescaté y subí, a modo de pequeño homenaje.




No te pierdas la segunda parte de este repaso aquí


martes, 1 de octubre de 2019

FIRCO, la gran cita del circo iberoamericano

Tras el éxito de su primera edición, FIRCO, el Festival Iberoamericano de Circo, quiere reeditar lo conseguido y consolidarse como una referencia internacional. Con el objetivo de poner el foco sobre los artistas iberoamericanos, la segunda edición tendrá lugar nuevamente en el Teatro Circo Price, del 25 al 27 de octubre.



Más de 250 candidaturas se presentaron a la convocatoria lanzada en marzo para aspirar a una de las 16 plazas del festival. Así, tras un complejo proceso de selección, en el que se tienen en cuenta factores artísticos, geográficos, disciplinas y géneros, se pudo anunciar finalmente a los finalistas seleccionados25 participantes de 10 países distintos, para mostrar en escena 14 disciplinas diferentes. Un gran elenco que, como se plasma en los objetivos del festival, muestre al mundo el nivel del circo iberoamericano, su diversidad y sus valores. Se repartirán en 2 semifinales (viernes 25, a las 20 h; y sábado 26, a las 20 h) de la siguiente forma:



Los participantes competirán en galas abiertas al público, y ante un jurado especializado compuesto por 7 profesionales del circo de 6 países distintos. Este jurado decidirá qué participantes pasan a la Gran Final (domingo 27, 18 h) y quiénes serán los merecedores de los diferentes premios del festival. Además, el público asistente también podrá decidir quién es su artista preferido y premiarlo.

El festival estará conducido por la reconocida actriz española Mariola Fuentes, que aparte de su gran carrera en cine y televisión, ha participado en el espectáculo de circo The Hole Zero. Además, contará con la música en vivo de la Ombligo Orquestina, que repite en su labor de ambientar el circo, dando ese toque personal que complementa magníficamente al circo.

Pero FIRCO no aspira a ser solo un festival, quiere también convertirse en un lugar de encuentro, de enriquecimiento de todas las partes. Por ello, durante el fin de semana está prevista la realización de unos talleres formativos para los participantes, abiertos también a otras personas interesadas. Los ponentes serán Andrea Honis, co-fundadora de CircusTalk y Zaida Rico, de la Secretaría Técnica de Iberescena. Además, también se celebrará un meeting entre profesionales para favorecer el contacto entre los participantes, programadores y productores.

Fotografía: Mai Ibargüen


El circo iberoamericano se encuentra en plena expansión, y es por ello que FIRCO quiere fomentar este fenómeno, enseñando al mundo todo lo que el circo creado en estas regiones tiene que mostrar. ¡No te pierdas la gran fiesta del circo iberoamericano! 




 Más información: 




domingo, 29 de septiembre de 2019

10 años

Joder, 10 años

Lo siento, no he podido pensar otra cosa. Es lo que tienen las cifras redondas, el añadir un dígito, que impresiona.

Diez años de malabares y tintas, de circo y de cómics. De intentar transmitir por qué disfruto tanto de estas aficiones, incluso cuando el circo ya hace tiempo que entró en la zona gris entre afición y profesión. Quiero pensar que he aportado mi granito de arena para que el circo se dé a conocer y se sacuda los prejuicios que lo cubren.

Soy consciente de que el blog hace tiempo que perdió fuelle, que hay menos entradas de las que me gustaría y que no me esfuerzo tanto por su difusión. Ideas no faltan, siempre hay algo rondando. Lo que falta es tiempo, aunque eso es relativo, ya que hace años que interioricé aquello de "no es cuestión de tiempo sino de prioridades". Y será eso, que en 10 años las prioridades cambian.

A mí el paso del tiempo siempre ha sido un tema que me ha rondado, manteniéndose en un sutil equilibrio entre el vértigo y fascinación. Me gusta hacer el ejercicio de volver la vista atrás y verme a mí mismo, mirando entonces al futuro. No hubiera acertado casi nada de lo que soy ahora. O bueno, alguna que otra cosa sí estaba clara entonces: soy pediatra, como quería ser aquél Rafa recién licenciado, y soy cirquero, como quería ser aquél Rafus con apetito insaciable por el circo.

Cuando comenzó el blog, mi objetivo entonces era publicar todas esas entradas que tenía en mente, saltando de un tema a otro sin un orden en concreto. Lo hacía dedicándole muchas horas, emocionándome con cada nuevo suscriptor, cada nuevo seguidor en Facebook, haciendo camisetas, organizando concursos de vídeos e incluso de relatos. Ahora hace tiempo que el número de seguidores está estancado y las entradas cada vez están más espaciadas, en clara sintonía con las de mi frente. No me preocupa, es algo casi consciente, el blog parece que poco a poco ha mutado de "servicio a la comunidad" a ser algo más personal, pero sin perder de vista los objetivos originales. Por suerte, sé que sigo teniendo esto aquí, como válvula de escape, sin más presión que la que me ponga yo, sabiendo también que hay gente que lo lee y lo disfruta.

El apetito del que hablaba ha disminuido, las formas de consumir circo han cambiado. Ahora hay mucho, muchísimo más circo en España, y eso es algo que me hace feliz. También hay muchos más medios para informarse, pero a su vez, la información está más dispersa y en ocasiones se hace difícil de abarcar o digerir.

Ahora hay decenas de festivales de circo en España, aunque los encuentros han bajado en fuerza salvo honrosas excepciones. Las compañías se han multiplicado por 10, la formación se ha reglado definitivamente y vivimos un boom de los cursos de circo, con un claro auge de los aéreos y acrobacias, en detrimento de los malabares, anterior puerta de entrada al mundo del circo. Cosas de la era de Instagram y su culto al cuerpo, supongo.

¿Y dónde estoy ahora? Pues tras 15 años en Madrid, ahora estoy en una pequeña ciudad castellana, fría y pura, con Alicia y Nicolás, a los que tanto quiero. Soy pediatra y mi relación con el circo ha cambiado: ya no escribo en revistas, ya no actúo, ya apenas formo parte del EUCIMA, y casi no entreno. Hace tiempo que no viajo a París a ver un festival ni recorro miles de kilómetros para ir a un encuentro en el extranjero. Pero oye, a cambio formo parte de un maravilloso equipo que ha montado un festival iberoamericano que aspira a ser un referente, y en mi nueva ciudad tengo la determinación obcecada de que acabe habiendo mucho circo, empezando por retomar mis clases como profesor.

Así que el blog va a seguir, aunque eso de escribir o leer blogs se esté quedando anticuado. Es mi espacio, le tengo mucho cariño y tiene la puerta abierta a quien quiera colaborar en él. Seguiré publicando cuando pueda sobre los temas que me apetezcan, entrevistando a gente interesante e incluso comentando algún cómic, que los sigo leyendo. Espero también que sigáis acompañándome en este camino, para ir comentando el paisaje. Porque eso es lo más bonito, muchas, muchas gracias por acompañarme.

Salud y circo


jueves, 26 de septiembre de 2019

Utebo Respira Circo, vaya que sí

Hace unos días comentaba que septiembre es el mes por excelencia de los festivales de circo. En esa entrada hablaba de un festival nuevo, ahora toca hablar de otro emergente pero que en poco tiempo ya parece seguir un buen camino: Utebo Respira Circo.





En palabras de uno de sus organizadores, Edu Lostal, de Serendipia Producciones: "la idea del festival nace hace ya unos cuantos años, pero no es hasta 2017 que la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Utebo nos dio el visto bueno y apostó por el proyecto". Preguntado por los motivos de elegir Utebo como localización para el festival, responde: "es un municipio grande, de unos 18000 habitantes, muy cercano a Zaragoza, muy bien comunicado y con buenos espacios para la representación de artes escénicas. Además, el Ayuntamiento apuesta mucho por la cultura y tiene una gran programación en artes escénicas durante todo el año".

En esta edición, que se celebró del 12 al 15 de septiembre en distintos espacios de la localidad aragonesa, se pudo contar con un elenco de artistas de lo más diverso: El Gran Dimitri, Cía KiCirke, Edu Manazas, Irene de Paz, Tresperté; y compañías internacionales como D'Click. En todos los casos la afluencia de público fue muy alta y los talleres para circo en familia tuvieron un gran éxito.

Y es que esto va en la línea de lo que la organización busca de su proyecto. "Queríamos un festival hecho con profesionalidad, en el que se cuide a todos sus participantes, desde los artistas al público. Que tenga una programación orientada a público familiar, con más peso sobre lo cómico, pero también con pequeñas dosis de circo más contemporáneo o propuestas diferentes, con el objetivo de ir fomentando la creación de públicos", explica Lostal.

Irene de Paz

En la línea de este impulso a los nuevos públicos, se realiza también un importante trabajo sobre las bases. Se han representado 12 funciones de circo para los colegios de la localidad, consiguiendo así dar a conocer a los más pequeños el circo en todas sus versiones, y estimular a un público potencial.

Sobre el futuro del festival, razona: "la aspiración es a conseguir con los años una programación ecléctica, trabajando y visibilizando distintos tipos de circo (...). Buscamos crecer en calidad más que en cantidad, por las características del evento, es un festival familiar en el que se busca respetar los horarios para que sea cómodo tanto para artistas como para el público".


Segunda edición y segundo éxito de un festival pequeño pero con las ideas muy claras y la hoja de ruta muy marcada. Consolidando la ilusión de que el germen del circo alcance a toda la población y siga creciendo.

Más información:



miércoles, 4 de septiembre de 2019

MADN, un nuevo festival de circo en Madrid

Septiembre es mes de festivales de circo. Cada año se concentran más evento en estas fechas y la tendencia parece seguir hacia arriba. Ávila, Tárrega, Terrasa, Pancrudo, Andújar, Alicante, Manresa, Burgos o Barcelona ofrecen en este mes festivales de circo o artes de calle. Un hervidero cultural en aumento que refleja el buen momento que presenta el circo en este momento, es un arte escénica en claro crecimiento.

Madrid adolecía de este tipo de festivales, centrados en la exhibición de espectáculos completos de circo. Pero este año ha aparecido un nuevo festival, el primero de estas características en la capital: MADN Circus Festival, que se celebrará del 11 al 22 de septiembre en diferentes localizaciones de la ciudad.




Organizado por la Asociación Scimmie Volanti y PDCirco, dos entidades dedicadas a la difusión y producción del arte del circo, en colaboración con el Distrito Fuencarral-El Pardo. Al frente del equipo están Samuel Jiménez y Eva Luna García-Mauriño, que explican así los orígenes del festival: "la iniciativa surge de la necesidad de dar a conocer las distintas propuestas de circo actual en Madrid. Lo que comenzó con el festival de Alcobendas (Scimmio Cirk) hace 4 años, con gran acogida, dio la motivación para emprender un proyecto más ambicioso que implicase la zona norte de Madrid". Tras varias reuniones con el Distrito, se crea Territorio Circo, espacios implicados a la creación y exhibición de nuevos lenguajes de circo.

El Festival se desarrollará del 11 al 15 de septiembre en el Parque de La Vaguada, y del 20 al 22 de septiembre en distintas localizaciones de Alcobendas, presentándose espectáculos para todos los públicos, tanto de sala como de calle. Entre las 22 compañías programadas, destacan las madrileñas Nueveuno y Puntocero, de gran trayectoria nacional e internacional; así como otras compañías nacionales como Jean Philippe Kikolas, Circ Pistolet o Tresperté. Del panorama internacional, se podrá disfrutar de la compañía francesa Cie. Lazuz, los belgas Tripotes La Compagnie y la troupe de Kenia Mighty Jambo.

Preguntados los organizadores sobre las características diferenciadoras de este festival, comentan que "en la ciudad de Madrid no existía en la actualidad un festival así. Además, buscamos generar un entorno favorable para que la ciudad apoye el desarrollo de este arte y se convierta en un lugar para la profesionalización del sector". Así, resumen sus objetivos como "un festival que sea accesible al público y que puedan conocer las nuevas tendencias de circo".


Una buenísima noticia para la ciudad de Madrid contar con este festival, y una gran oportunidad para el público poder disfrutarlo.

Toda la información del festival en su web (https://madn.circosv.es/) y también a través de su Facebook e Instagram.

miércoles, 7 de agosto de 2019

Gon Fernández, más allá de doblar aros

Cuando uno trata con Gonzalo Gon Fernández (Madrid, 1990), llama la atención el contraste de la persona con el artista. En escena, Gon es como una explosión, un torbellino de trucos vistosísimos donde sus aros trazan trayectorias imposibles y sufren plegados que ponen al límite su estructura. En persona, Gon se caracteriza por una mirada tranquila, acorde con su habla, envuelta por una sonrisa casi tímida. Si uno se lo cruzase por la calle, no podría imaginar que dentro de ese cuerpo menudo se encuentre uno de los malabaristas más creativos del momento.

Gon, en una imagen promocional de Stoptoï. Foto: Martela Molucas

Reconoce que lo suyo con los aros fue una atracción desde sus inicios como malabarista, sin saber bien la razón, aunque, como explica “creo que me fascina el hecho de poder meterte dentro del objeto, físicamente me refiero, y esto me permite una relación más íntima”. Una relación que comenzó, como muchas, por casualidad, cuando un amigo se dejó tres pelotas encima de la cama. Ya en la adolescencia, junto a Luismi Gil [el cual ya no practica malabares], comienzan a hacerse conocidos en el mundillo cirquero por el gran nivel que demostraban en sus vídeos. Sobre estos años, apunta: “¡Qué divertida la época Circoforum! [el principal foro hispanohablante, ya cerrado], ahí descubrimos que no estábamos solos (…). En nuestros primeros años sólo nos interesaba mejorar la técnica y tomábamos el malabar como un deporte. Nos interesaba mucho más la WJF que el circo”. Así empezó todo, picándose a ver quién lanzaba más objetos, fijándose en referentes como Anthony Gatto, Wes Peden o Thomas Dietz, entrenando “hasta 6 u 8 horas diarias, llegó a convertirse en una obsesión”. En esa época también se inclina claramente por los aros gracias a “Pavel Evsukevich, un ruso que apareció de la noche a la mañana en Youtube lanzando 9 aros y haciendo trucos imposibles con 7. Nunca le veías con mazas y no parecía que las echase de menos. Me sentí muy identificado”, explica.

Gon, en sus inicios

En esos años también descubre que hay escuelas de circo por toda Europa y que uno podía dedicarse a ello. Ingresa entonces en Carampa en 2010, “uno de los periodos más felices de mi formación (…) me hizo tomar consciencia de mi cuerpo por primera vez en mi vida, me enseñó que hay vida más allá de los malabares”, y razona: “son importantes las escuelas preparatorias, forman la base dónde luego construir”. A los 22, decidido a seguir formándose, envía solicitudes a varias escuelas y le admiten en Le Lido, en Toulouse, y se traslada al que, sin saberlo entonces, sería su lugar de residencia hasta hoy. Así explica sus tres años por la escuela francesa: “Lido es una escuela repleta de mitos y leyendas (…), yo tenía una imagen muy distorsionada de ella antes de ir (…). Es cierto que está enfocada a la producción de material, exigiéndote presentar propuestas nuevas cada 2 semanas (…) favoreciendo enormemente la creatividad, pero al mismo tiempo dificulta la concreción”.


Durante el tercer año, mientras prepara su número final, Gon realiza una formación con Iris Ziordia, malabarista afincado en Olot, creando así una pieza de 7 minutos con la que actúa en varias galas por Europa. De ahí contacta con dos Pole National (centros para la creación artística) que le ayudan con “Loop”, la primera obra larga de la compañía Stoptoï, co-dirigida con Neta Oren, malabarista israelí con la que coincidió en Lido. Curiosamente, ambos comenzaron a trabajar juntos tras finalizar la relación sentimental que iniciaron en la escuela. Mientras, Gon también ingresa en la compañía Nicanor de Elia, un colectivo de malabaristas dirigido por el coreógrafo que da nombre al proyecto. Tras estrenar “Copyleft” su primer espectáculo de calle, se encuentran preparando “Juventud”, proyectado para la primavera que viene. Hiperactivo, quiere crear, junto a Andrés Torres, malabarista que también investiga en el doblado de aros, un espectáculo “100 % aros, plástico, bombas y maniquíes”.


Y es que ese doblado de aros es una de las cosas que caracterizan a Gon, junto con los vídeos que publica; sus marcas de la casa. Sobre lo primero, recuerda que “lo de doblar aros vino por un ejercicio de teatro en el Lido, donde tenía que crear un personaje utilizando mis malabares. A mi personaje lo había vestido con una escafandra de aros y empecé a imaginar que sería genial que pudiese “disparar” aros (…) y me imaginé a mí mismo lanzándolos como Spider-Man. Todavía recuerdo el momento que doblé mi primer aro, con miedo, ¡creía que se iba a romper!”. Y comenta que, contra lo que pudiera parecer, solo ha roto unos 100 aros en su vida, de los más de 700 que puede tener actualmente. Gon puede presumir de ser el primer malabarista que, como él explica ”se tomó en serio lo de doblar aros” y desarrollar un estilo a partir de ahí.

Stoptoï. Foto: Martela Molucas


Cualquier vídeo suyo se convierte en un éxito dentro de la comunidad de malabaristas, “creo que hay varios factores, está el tema de doblar aros, que en sí mismo es muy visual (…). La clave es no pensar un vídeo de malabares desde los malabares sino desde el vídeo. Y al mismo tiempo, me gusta que sean los malabares los que digan cosas y no yo” reflexiona. Ya desde su época con Luismi, se percibía ese cariño al realizar sus vídeos, intención que ha perdurado en sus publicaciones posteriores. “La verdad es que me divierte mucho el proceso de creación y le pongo mucho mimo y cuidado. Disfruto mucho con la parte de planificación y montaje. Trato de reflexionar bien dónde voy a colocar la cámara en cada truco antes de ponerme a grabar”, explica.


Preguntado por el significado del malabarismo, tras un periodo de reflexión escribe: “malabar es la disciplina que persigue dar vida a objetos sin la pretensión de que sean más que lo que son, objetos." Y así, este malabarista al que le gusta “practicar surf en verano y pingpong en invierno, bailar sin saber bailar”, va revolucionando como quien no quiere la cosa, los malabares. Que se dice pronto.

miércoles, 31 de julio de 2019

¿Qué ha pasado en JugglingRock?

JugglingRock es la mayor comunidad de malabaristas en Facebook. Se trata de una página creada en agosto de 2011 y que congrega, a día de hoy, a más de 13000 personas. En ella se comparten vídeos de grandes malabaristas, se preguntan dudas, se piden consejos o se comentan imágenes graciosas relacionadas con el malabarismo. Lo administran Pavel Evsukevich, un conocido malabarista ruso, Witalij Wasilich y Maxim Kiss, también compatriotas del primero.



Cualquier comunidad de malabaristas siempre ha presumido de su capacidad para acoger a cualquier persona interesada y estimular su progreso, sea cual sea el nivel. Pero el pasado 14 de julio algo sacudió este ambiente: un usuario, Ethan Brain, compartió la siguiente imagen, anunciando a los usuarios la creación de un perfil en Instagram Cirque Pride,



Poco después, comenzó a haber comentarios quejándose de ser inapropiado para el grupo, ya que se alejaba de la temática principal del mismo, e incluso acusándolo de "propaganda gay". A estos se sucedieron reproches de otras personas por la homofobia desprendida de estos actos. En poco tiempo, el post fue eliminado por el administrador principal, Pavel, y después aparecieron otros posts donde se entablaron largas discusiones sobre inclusividad, donde se vio que una minoría se encontraba muy incómoda con la comunidad LGTBI. Estos posts también se borraron, y después se eliminó a los usuarios que cuestionaban los métodos del administrador. También apareció un nuevo listado de normas del grupo, mucho más extenso que el previo.

Pavel se defendió alegando que él solo ejerció de administrador y borró el post cuando recibió varios avisos denunciando el contenido explicando, según algunas fuentes, "que no tiene tiempo para leerse todos los comentarios", y por tanto él borró el post y los comentarios para resolver el problema. Poco después también explicó que "este es un grupo de malabarismo, respétate y respeta a los demás, no necesitamos que nos impongas tus preferencias sexuales". El daño ya estaba hecho, las acusaciones de LGTBIfobia se sucedieron y se hizo un llamamiento masivo a abandonar JugglingRock y pasarse a otros grupos similares, como JugglingHome. Durante esos días, fue el tema más comentado en los grupos de malabaristas angloparlantes.

Portada de JugglingHome

Cinco días después, Pavel hizo una publicación en su perfil con el título "Gays agresivos han atacado mi propiedad". Allí, explicaba, con capturas de pantalla y comentarios sobre las imágenes, cómo había sufrido amenazas por parte de algunos usuarios, con insultos como "sucio intolerante" o "pedazo de mierda", llegándole a decir que "la comunidad de malabaristas ya no le acepta". También aprovecha para responder a algunos post y mensajes privados relacionados, con un tono de burla -incluso con comentarios sobre el físico de los que le amenazan- que deja claro que no se arrepiente de lo sucedido y que sugiere que él es el perjudicado.






No es la primera vez que JugglingRock se ve envuelto en polémica, ya en 2014 hubo varios post borrados y seguidores expulsados tras discusiones en comentarios tras un concurso lanzado por Pavel. Ahí surgió Juggling Home, un grupo independiente cuyo lema es "un lugar donde cada malabarista se pueda sentir como en casa". Con 7 moderadores y administradores, las incidencias se resuelven de forma menos vertical y no ha sufrido grandes polémicas o discusiones sobre su funcionamiento interno desde entonces. Actualmente cuenta con más de 7000 seguidores, muchos de los cuales estaban simultáneamente en los dos grupos, pero que ahora ya se borraron de JugglingRock o que directamente se han unido en este mes. También, al calor de estos hechos, se han creado otros grupos llamados JugglingRock pero con imagen de portada con la bandera arcoíris, aunque su seguimiento ha sido mucho menos multitudinario pasado el empujón inicial.



A posteriori, algunos siguen rechazando los modos, aunque defienden que el post que inició todo estaba un poco fuera de contexto, aunque son la minoría. El sentimiento general, si uno atiende a los post y comentarios posteriores, es que Pavel ha manejado muy mal la situación, que deja entrever que tiene rechazo por la comunidad LGTBI y que gestiona su página de forma muy dictatorial.

Ahora, cuando han pasado 2 semanas, las aguas se han calmado. JugglingRock sigue teniendo miles de seguidores, JugglingHome mantiene el aumento de usuarios, el contenido de ambas páginas es similar -cuando no repetido- y la imagen de Pavel Evsukevich ha quedado tocada, veremos por cuánto tiempo. Curiosamente, en ninguno de los dos grupos ha vuelto a haber contenido relacionado con la comunidad LGTBI.

jueves, 25 de abril de 2019

Una rave con malabares

Esto es un homenaje a las cosas que no sirven para nada, un homenaje a los homenajes a las cosas que no sirven para nada, un homenaje que no sirve para nada, un homenaje a los objetos que se fabrican y no sirven para nada. 
Bienvenidos a este espectáculo que no sirve para nada. 

Así comienza All the fun, de la compañía belga EaEo (compuesta por Jordaan y Sander De Cuyper, Eric Longuequel, Bram Dobbelaere y Neta Oren), y no se equivocan, o sí. Con un breve discurso nos introducen en un pequeño gran viaje, una visita a un escenario circular donde se concentra la diversión y el existencialismo. Un camino que se inicia con una maza en equilibrio sobre la frente de Jordaan, un equilibrio inestable que marca la dirección del que lo mantiene. Una exhibición de habilidad que se completa mientras sostiene un micrófono sobre su abdomen para que otro compañero pueda explicarnos sus teorías aparentemente absurdas y cómicas.



Le sigue un dueto, el de Eric y Neta, una coreografía de portés poco ortodoxos y lanzamientos imposibles, que acaban con unos trucos que bailan entre lo ridículo y lo asombroso y que consiguen repetir diez veces cada uno. De ahí pasamos a uno de los momentos álgidos, la composición marca de la casa de esta compañía. Jordaan, Bram y Sander elevan la energía al máximo para mostrar una sucesión de secuencias de lanzamientos de mazas entre los tres, de formas inimaginables y a ritmo trepidante. Por momentos uno se siente hasta abrumado por tanto estímulo visual en tan poco espacio.



Continúa con una serie de juegos y competiciones absurdas entre los artistas; con los malabares como medio de diversión, el medio con el que ellos se divierten, nos divierten. Para pasar al gran final entre los cinco, que acaban sudando como cerdos; una rave party en cuatro capítulos que ellos definen así:
  • El capítulo 1 será una danza de la lluvia que no traerá lluvia.
  • El capítulo 2 será un trance artificial a 170 latidos por minuto y 1000 confetis
  • El capítulo 3 sucederá en una ciénaga y en la imaginación
  • El capítulo 4 será el del lanzamiento único, vital, incomprensible, que golpeará el suelo y así evitará que muramos. 

Así es el ritual, cual secta disparata y malabarística. Un mantra a la diversión y lo absurdo. La sonrisa clavada en los espectadores. Eso y mucho más es All the fun, un homenaje que no sirve para nada, o sí.


Aprovechad, que hasta el 28 de abril estarán en el Teatro Circo Price de Madrid