Entradas populares

sábado, 19 de mayo de 2018

Que viene Asaltos

El próximo fin de semana, del 25 al 27 de mayo, se celebra la cuarta edición de ASaltos, las Jornadas de Circo de Cuenca. Tras el éxito creciente de las ediciones previas, las organizadoras, la Asociación Circo Cisco de Cuenca se han animado a hacer una nueva edición y llenar de circo la ciudad, que está respondiendo estupendamente.



Las actividades incluyen un Curso Intensivo de circo con disciplinas como mástil, cuerda aérea, rueda Cyr, verticales, acrobacia, malabares, equilibrios, etc. Eso sumado al resto de talleres que se impartirán en el IES Fernando Zóbel. Además, como el trabajo de esta asociación no se limita a estas jornadas, este año se podrá disfrutar de la exibición de los alumnos de la escuela y de Planeta Movimiento.

También se volverá a celebrar la Gran Gala en el Teatro Auditorio de Cuenca el 26 de mayo a las 19:30 h. Por solo 7 € se podrá disfrutar de un tremendo elenco de artistas como Suzon Gheur, Koala, Abdoulaye Bah, Des-3-arte y muchos más, presentados por el gran Txikolini. Aquí podéis ver un resumen del o que fue la gala del año pasado:



Por supuesto, también habrá batucadas, espacio de práctica libre, proyección de películas circenses como Flying Frenchies, noche de fuego, etc. El domingo se reserva para la mañana familiar, donde todos los miembros de la familia podrán probar sus habilidades circenses, así como disfrutar del espectáculo de Circonciencia. También el domingo se celebrarán las tradicionales olimpiadas, patrocinadas por 441 Malabares.



Para los de fuera este año hay un espacio a cubierto donde pernoctar con baños y duchas. Todo el encuentro cuesta 25€, aunque también hay pase de día por 8€. Si vives en Cuenca y solo quieres asistir al curso, puedes hacerlo por solo 18 €. ¡No os lo perdáis! Hay mucho circo en Cuenca y esto no ha hecho más que empezar.

Información y venta de entradas: http://asaltoscirco.wixsite.com/asaltos

miércoles, 16 de mayo de 2018

El gran aniversario del EUCIMA

Diez ediciones, parece mentira. De lo que fue un discreto cabaret de fin de curso y unos talleres por la tarde a lo que es hoy día el EUCIMA. El Encuentro Universitario de Circo de Madrid se ha convertido en el gran encuentro de referencia en nuestro país, por número de participantes, por instalaciones, por su gala y por muchas cosas más. Este año, del 19 al 22 de abril se celebró su décima edición y volvió a repetir su éxito.

Tras un comienzo dubitativo por parte de las organizadoras, a las que el volumen de trabajo en el horizonte les (nos) llena de barro los pies a la hora de tomar la decisión de arrancar, el X EUCIMA fue una realidad. La respuesta de la gente fue espectacular, con una venta total de todas las entradas (¡1140!) en tiempo récord. El recinto y las instalaciones tienen una capacidad limitada (también las fuerzas de la organización), por eso desde hace varias ediciones el aforo está limitado. Aprovechamos estas líneas también para agradecer a la Universidad Complutense la cesión de espacios y a la Casa del Estudiante por su apoyo logístico y económico.

Aquí va un resumen de lo que se vivió en estas intensas 4 jornadas de circo.


Circo Social
Una de las actividades que más ha crecido en los últimos años. En esta edición, las IV Jornadas de Circo Social del EUCIMA se han dividido en dos días: el jueves, donde entremezclaron fundaciones y colectivos que trabajan diferentes ámbitos del circo, así como también otras formas artísticas relacionadas con la intervención social: el teatro de las oprimidas. De este modo, Contaminando Sonrisas explicó las dificultades para introducirse en zonas de conflicto para desarrollar su trabajo; Fundación Theodora nos hizo experimentar la expresión corporal como forma de contacto y comunicación con personas de diversidad funcional; otros grupos como CCIC La Tortuga (teatro social) o Donyet Ardit (pedagogías de circo) pusieron sobre la mesa debates y preguntas –sin respuesta- sobre qué entendemos por social, por cambio, por arte como herramienta, etc. La continuación de las Jornadas al día siguiente estuvieron enfocadas a la perspectiva de género, donde se habló sobre el imaginario de la mujer en el circo a lo largo de la historia y el panorama actual de la misma. Participó en la charla María Folgueraactual directora del Price, se facilitó un espacio abierto a todas las cirqueras para hablar sobre la posición que ocupan, concluyendo finalmente en una performance durante las olimpiadas. Quizá todas las participantes salimos con más dudas y preguntas interiores que con las que entramos, pero sí que nos aclaró una cosa: salimos más convencidas de la fuerza que posee el circo, y en general las artes, como herramienta de cambio social.

Espectáculos de calle.
Desde el mismo jueves en que ya esperaban el espectáculo de calle de Acrobàcia Mínima con su cuidada obra Seu-te, en la que con unas sillas invitan a participar al público y conquistarlo. El viernes se pudo disfrutar de Las Primas, una irreverente compañía integrada completamente por mujeres y que mezclan música en directo, circo y humor.

Foto: Javi Contreras

Talleres.
Y otro año más los asistentes pudieron disfrutar de una gran variedad de talleres. Talleres de malabares tanto técnicos como de creación, de portes acrobaticos que dominaron la programación con diferentes niveles, de verticales, de monociclo, rueda Cyr, báscula, aéreos, acroyoga e incluso yoga matutino para despertar. Un año más el trapecio volante que dominó el cielo del EUCIMA, permitiendo a muchas personas realizar el sueño de volar durante unos segundos.
El pabellón de la Facultad de Educación cedido por la Universidad Complutense pudo ver muchos de estos talleres y gente practicando y lo que es más importante, compartiendo sus conocimientos a todas horas.

Conciertos.
Porque la música y el circo siempre han estado muy ligados, en el EUCIMA no pueden faltar los conciertos, que bajo una carpa suenan mucho mejor. Ya el mismo jueves recibía a los primeros inscritos la batucada de Tabarilea; y esa misma noche el concierto de Alicia Vatra, que con su energía levantó al público inmediatamente. El sábado venía doble ración de conciertos, primero a los gallegos Folkólicos, que mezclan folk y rock; y después Alpargata, un grupo difícilmente clasificable, lleno de rumba y humor.


Cabaret de Circo.
Es el momento de disfrutar de circo bajo la carpa. Este año, el cabaret  fue presentado por Ana y Mariluz, que se metieron en el papel de dos rusas ambas venidas del Teatro del Delirio. Entre las artistas que participaron contamos con Gracie y su trabajado número de hulahoops; Erika y la emoción puesta en las telas aéreas; Abdul con su juego de sombreros y acrobacias, siempre con una sonrisa; Germán protagonizando un número de clown flamenco y malabares con pelotas; Anita danzando con originalidad verticales y malabares con pelotas; Dani Blasco dando un mágico toque luminoso con sus diábolos; Ariñe y Páez portando y dejando ser portadas en forma de forzudas y, para terminar, Violeta al piano poniendo notas musicales a cada paso que Javi Truquelos daba en su escalera de equilibrios.

Una Bennet. Foto: Eva Llorca


Mañana familiar.
Convocada para el sábado 21 de Abril es la mejor forma de introducir el circo en todas las edades. Las personas más pequeñas de la familia pudieron hacer sus primeros pinitos, nunca mejor dicho, en las nuevas disciplinas, mientras que las más mayores observaban y se atrevían a crear y perfeccionar las técnicas ya aprendidas. El espectáculo Circonciencia, con su manera didáctica y divertida de mezclar los compuestos químicos y los portes acrobáticos, entre otras muchas sorpresas, puso el broche final a una mañana de juegos, sonrisas y mucho circo.

La Gran Gala
El sábado es el día de la Gran Gala de Circo Internacional, celebrada nuevamente en el Teatro Circo Price de Madrid. Uno de los eventos más esperados del panorama circense y que volvió a colgar el cartel de "no hay entradas". Este año contó con Marta Sitjà como presentadora, la payasa realizó una presentación reivindicativa y atrevida, y también formó una buena pareja con Daniel Esteban, con sus entradas de acrobacia con pelota. La música en directo volvió a correr por parte de Ombligo, dando ese toque de calidad que completa al circo. Abrió la noche Michael Zandl, un joven austriaco que presentó un cuidadísimo y original número de sombreros. Después era el turno de Tripotes, una compañía hispano-suiza con su divertido número de báscula, acrobacias y pelotas de ping-pong. Nata Galkina con sus antipodismos demostró que se puede unir la disciplina rusa con la contemporaneidad. Una Bennet es una estadounidense que actualmente es referencia en cuerda lisa, y demostró por qué con su exhibición de fuerza y talento. También se pudo disfrutar del malabarista más en forma del momento, Wes Peden, que realizó un extracto de su show Zebra, lleno de investigación y combinaciones imposibles. Cerraba la noche la espectacular actuación de danza en monociclo de los japoneses Nano Kamata y Kenya Toyosawa, llena de belleza y espectacularidad. El público no pudo más que aplaudir de pie durante varios minutos y obligar a los artistas a salir a saludar en varias ocasiones.

Kenya y Nano. Foto: Eva Llorca

Batalla de aéreos.
Después del subidón de la Gala, se volvió a convocar por segundo año esta divertida batalla. 24 participantes divididos en 8 grupos de 3 personas, derrocharon trucazos, personalidad y buenrrollismo durante las 3 rondas en las que se fueron eliminando equipos mediante aplausómetro. En la primera ronda subieron uno a uno todos los participantes, ofreciendo un variado repertorio de arrojes, dinámicos y figuras. La segunda ronda dio paso a pruebas más creativas, como actuar con los ojos tapados, con aletas en los pies y hasta mordiendo una cebolla. Dos equipos que llegaron a la disputada final, pero la desenrolada doble libre a nudo de pie que dejó sin aliento a todos fue el momento que decidió la victoria a favor del grupo formado por Abdul (#calisthenicscircus), Ana Lira y Manuel Espinosa. Estos se llevaron los premios: telas de 16 metros (patrocinio de Ribes y Casals) y de 12 metros donadas por las asociaciones Scimmie Volanti y Circo Diverso.

Foto: Mercedes Ortuño


Olimpiadas y lanzada.
Todo encuentro de circo se ve casi obligado a cerrar su programación con las olimpiadas, ese momento donde las últimas fuerzas se gastan en unas competiciones muy peculiares y donde a veces no parece importar quién gana. En pocas ocasiones se verá a los "perdedores" felicitar con tantas sonrisas a los ganadores. Este año volvieron a estar patrocinadas por JuegosMalabares.com Curiosamente, pese a estar de aniversario, este año no hubo ninguna prueba ganada por la organización.

Después ya viene, antes de la comida popular, el momento de la lanzada. Momento para reunirse junto a la carpa, coger los aparatos que uno desee, contar hacia atrás, mirar al cielo, lanzar con todas tus fuerzas y gritar. "Tres, dos, uno, ¡EUCIMA!"


Foto: Mercedes Ortuño

PD: esta es una crónica colaborativa, gracias todas esas personas que han dedicado unos minutos de su tiempo a escribir su parte. 

jueves, 3 de mayo de 2018

Nace Encuentros de Circo

Los encuentros de circo siempre han tenido algo especial. Son un paréntesis de pocos días en el que se crea un ambiente muy mágico. Cualquiera que haya ido a uno sabe de lo que hablo. En torno al circo se reúnen profesionales, aficionados y curiosos para convivir durante un breve periodo de tiempo en el que las prioridades cambian.



Los encuentros son para eso, para encontrarse, valga la redundancia. Te encuentras con viejos amigos, con otros cirqueros, con algunos conocidos de esos que solo ves de año en año pero con los que te hace mucha ilusión coincidir. También conoces a mucha gente, ayudas a algunos a iniciarse en tu disciplina igual que hace años te iniciaron a ti, descubres a nuevos artistas, aprendes de nuevos maestros, etc.

En los encuentros de circo predomina el buen ambiente, las sonrisas, los abrazos y las ganas de disfrutar y aprender. Por eso son tan especiales, porque todo el mundo está muy dispuesto a disfrutarlo. Cada vez que una persona va a un encuentro sale con la motivación cirquera al máximo, dispuesto a comerse el mundo.

Por eso se ha creado este proyecto paralelo con ayuda de unos amigos. Encuentros de Circo es un proyecto altruista que nace con la voluntad de recopilar información de todos los encuentros de circo que se celebren o se hayan celebrado en España. Pretende funcionar como un catálogo donde uno puede rememorar aquél encuentro al que acudió hace años y también como tablón de anuncios donde informarse de los próximos eventos. La idea es que todo el mundo pueda colaborar a construirla.

¿Nos ayudas enviándonos información, crónicas, fotos y vídeos?


Este proyecto también cuenta con Facebook e Instagram

 Gracias a Juande (Malabart.com) por el logo

lunes, 9 de abril de 2018

FIRCO, Festival Iberoamericano de Circo

FIRCO es el primer festival iberoamericano de circo constituido como tal. Ha nacido con la intención de reivindicar ese circo latino que está, pero que a veces no se le presta la debida atención. FIRCO quiere poner el foco en todo ese arte creado en los países iberoamericanos y sus gentes, porque tienen un lazo cultural común que empapa y ensalza sus creaciones. Es el momento de espolear el circo iberoamericano y tratarlo como se merece, como un arte mayor capaz de transgredir, emocionar y divertir.


Con esos objetivos tan ambiciosos, un grupo de personas apasionadas del circo unieron su bagaje como parte de la organización del EUCIMA y comenzaron a gestar el festival allá por 2016. Tras muchas reuniones y tomas de decisiones se llegó al modelo de festival con el que se sentían más afinidad y crearon este proyecto a través de la Asociación Circontinentes, fundada para este fin. Se lanzaron a proponerlo al Teatro Circo Price, que recibió de buen grado la idea y se unió como colaborador. Buena noticia, ya que los organizadores no concebían otro lugar para su realización que no fuese este prestigioso circo, historia viva de este arte.



Así, ya hay fecha para este primer Festival Iberoamericano de Circo, será del 19 al 21 de octubre de 2018 en el Teatro Circo Price de Madrid. Toca, por tanto, reservar esa fecha en las agendas para disfrutar de este gran evento.

El festival se desarrollará en 3 días en los cuales se celebrarán 2 semifinales, con 8 números cada una, en la que los participantes realizaran sus actuaciones frente a un jurado de prestigio internacional. Las mejores propuestas serán seleccionadas para actuar en la Gran Final, el domingo 21 de octubre, optando así a los premios del Festival.


¿Quién puede participar? 
Aquellas propuestas de números cortos (6-12 minutos) formadas por compañías (1-3 personas) con, al menos, un 50% de sus miembros de alguno de los países que forman Iberoamérica, en la que sus integrantes sean mayores de 18 años y menores de 35.

¿Cómo puede inscribirse?
Entrando en la web de FIRCO, revisando las bases del festival, asegurándose de que cumple todos los requisitos y rellenando el formulario. Ojo, el plazo para presentar la solicitud acaba el 1 de mayo.



Sigue a FIRCO en Facebook e Instagram para estar al día de todas sus noticias

domingo, 8 de abril de 2018

Celebración del Día Mundial del Circo en Madrid

El próximo 21 de abril se celebra el Día Mundial del Circo. Un día para reivindicarlo como arte mayor, plural y diverso. Además, este año coincide con el 250 aniversario del Circo Moderno como hoy lo conocemos, gracias a Philip y Patty Astley.



Con motivo de tan especiales conmemoraciones MADPAC (Asociación de Profesionales, Artistas y Creadores de Circo de Madrid) ha organizado una serie de actividades por toda la Comunidad de Madrid durante toda la semana. Toda una primicia en una Comunidad que empieza a desperezarse al fin en cuanto a circo se refiere.



Así, del 4 al 28 de abril se sucederán más de 15 actividades para celebrar el circo. Entre otras, podremos disfrutar de una exposición de carteles de circo en Matadero, talleres de circo en la Explanada del Rey, coloquios sobre Miss Mara en el Price y visitas creativas al Cementerio Británico por Itsaso Irribarren y Germán de la Riva.

Además, disfrutaremos de espectáculos como Lumieres Foraines de Cía La Gata Japonesa, Tentación Divina de Maité Esteban, Ooopart de Cía Tresperté, Juguete Roto de Pass & Company y Aloló de Circo Psikario.

También están incluidas entre las actividades el Encuentro Universitario de Circo de Madrid (EUCIMA) y su Gran Gala en el Teatro Circo Price el día 21 de abril, que reunirá a lo mejor del panorama circense internacional, así como el espectáculo de Wes Peden (el mejor malabarista del momento) Volcano vs Palm Tree el día 22 en el mismo Price.


¡No os perdáis todo este mes de circo en Madrid!

Toda la información y programación:

miércoles, 4 de abril de 2018

Experiencia en una competición de diábolo en Rusia, por Wis

Luis Hernández "Wis", es un amigo y colaborador de este blog que ha escrito entradas tan exitosas como Descubriendo el diábolo (¡en 2010!). Pese a no dedicarse profesionalmente al diábolo, Luis nunca para quieto, ya sea organizando las EJC Diabolo Battle desde 2014, actuando ocasionalmente individualmente o en dúos, siendo miembro activo de varios foros de circo y además es el actual representante español de la EJA.  

En los últimos meses Luis ha dado un paso más, ha participado en dos competiciones internacionales de diábolo, en Rusia y en Taiwan. Aquí nos cuenta su experiencia en la primera. Espero que lo disfrutéis tanto como él lo hizo. Gracias Wis.

-------------------------------------

Si alguno me conoce sabrá que invierto mucho tiempo en la promoción del diábolo a nivel mundial, las razones por las que lo hago son desconocidas, pero supongamos que es lo que me gusta. Igual que a otros les gusta que les aten y les llamen cosas. Debido a esa actividad internacional hace poco tuve la suerte de que me invitaran al Torneo Nacional de Diábolo Ruso. Olé.

El asunto lleva ya unos años rodando y ha conseguido tirón a nivel nacional, que siendo Rusia, ya es decir. El formato es unas 5 horas en las cuales hay competiciones, actuaciones, entrega de premios, y otras cosicas más. Para los que se aburren de leer rápido lo digo ya, lo bonito es la atmósfera. Allí se reúnen unas 150-200 personas que les gusta el diabolo, van a pasar el dia, en familia, y con un muy buen ambiente. Genial atmósfera y unos jueces de auténtico lujo: dos grandes leyendas del diabolo Ruso, Bilyauer Evgeniy y Majorenko Alexander; y Hsieh Meng-Ti (Eddy) de Taiwan, el país del diábolo por antonomasia. Me sorprendió mucho mucho que había muchos más diaboleros en Rusia de los que esperaba, creo que es porque allí usan una alternativa a Facebook, VH, y tambien por no frecuentar diabolo.ca. En cualquier caso fue genial ver que hay gente haciendo 3-low en Rusia. La gente siempre me trata muy bien cuando viajo solo, y es por cosas del diábolo. Así que aquí me fueron a recoger al aeropuerto, me llevaron al hotel y pasé dos días con el equipo CAPT y con Marat y otros amigos rusos. Me cuidaron todo el rato y no me sentí nunca en el más mínimo riesgo.


La barrera lingüística es significativa. Yo tengo alergias a varias cosas y en un fin de semana era difícil acostumbrarse lo suficiente como para leer la lista de ingredientes, la gente joven que yo conocí hablaba inglés, no muy bien, pero nos entendíamos. Yo no soy Oscar Wilde tampoco. Por ejemplo, cuando esperábamos para actuar, la lista de participantes era en cirílico y era imposible saber cuando me tocaba a mi. Eso me creó bastante estrés la verdad. A nivel de competición, gane un premio al número más creativo de diábolo. Al ir a actuar me pusieron mal la música, hay disparidad de criterios sobre qué hacer en esos casos, yo continué con mi número, después de gritarle al público, “¡no es mi música!”. Lo “peor” es que mi actuación original era de 5 minutos, y la canción que me pusieron era solo de 3. Por eso me río cuando se acaba la canción, justo iba a hacer el trucazo.


Luego al ver que estaba visiblemente enfadado, me propusieron volver a actuar con mi música, lo hice pero haciendo una rutina improvisada, no quería volver a hacer lo mismo que acababa de hacer.


El día siguiente hubo unos talleres impartidos por el equipo de CAPT, y paralelamente encuentros de la IDA (International Diabolo Association), en los que estábamos Aaro, de Finlandia, Andy, de Taiwán, Marat de Rusia, y yo, de España. La idea es organizar cada vez más y mejores competiciones de diabolo alrededor del mundo. Por ahora estamos creciendo, pero está bien ver que hay gente alrededor del mundo interesada en cooperar. Una de las mejores ideas es intentar acercarse a universidades, al fin y al cabo tienen buenas infraestructuras y es lo que estas competiciones necesitan.


Más información sobre Wis

viernes, 23 de marzo de 2018

Cirqueras. Tercera parte

En esta tercera edición de Cirqueras, tengo el honor de que sea María Folguera, escritora y Directora Artística del Teatro Circo Price, quien escriba el texto introductorio.  Poco más que añadir al texto de Folguera, hoy no tocan vídeos, solo este texto y sus reflexiones. Pronto más ediciones de Cirqueras.

 

Hemos tenido oportunidad de pensar, en las dos entradas anteriores de Malabares en su Tinta, en imágenes de Cirqueras sobre la pista: cómo se han presentado hasta ahora los números realizados por mujeres, cómo las disciplinas y la “puesta en pista” han estado marcadas en su mayoría por cuestiones de género, cómo se introducen poco a poco las aperturas que posibilitan nuevos modelos. Me toca ahora hablar de otros territorios, aquellos que rodean el círculo iluminado por los focos.

Para las que amamos el circo, a menudo existe la tentación de colocarlo fuera del mundo, en una esfera extraordinaria y mágica donde no rigen las duras leyes de lo vulgar. Sin embargo, el circo forma parte de la sociedad y la Historia, la materia y el tiempo. Por ello convive y está atravesado por lógicas culturales. Quienes habitan el circo habitan también modelos sociales; las cirqueras no son solo cirqueras, también tienen que gestionar su relación con conceptos como familia, Estado, afecto, vida laboral, vida artística. He leído hace poco “Circus Love Story” (Ediciones Javier Sáinz, 2010), biografía novelada sobre el romance de Alfredo Codona y Lillian Leitzel, escrito por Pinito del Oro. Cristina Segura utiliza el mito de Lillian Leitzel como contrapunto del relato de su propia vida, resaltando en todo momento a la diva como símbolo de la desinhibición de los años 20, su extravagancia y libertad erótica. Llama la atención, sin embargo, la franqueza con que Pinito describe su propia represión vital, con sorprendentes digresiones íntimas pero valiosas por la sensación de urgencia y trascendencia que transmiten: “Mujeres del mundo, no dejéis pasar nunca el amor como yo hice y ahora lamento”. La sumisión al matrimonio atraviesa el libro como una irónica sombra de tristeza, algo que no sospecharíamos en la fulgurante imagen de Pinito que prevalece hasta hoy.

Vivimos una eclosión cultural de nuevos referentes de mujeres, reflexiones en torno a género y toma de conciencia. Una oportunidad para celebrar la diversidad y presencias que siempre han alimentado el circo, pero no siempre han sido reconocidas. Alguna vez me he descubierto a mí misma diciendo “Es que hay pocas directoras de compañías de circo”: esa frase forma parte de la invisibilización estructural, sería más acertado decir “Hay más directoras de las que parece, y mi manera de dar por hecho que hay pocas demuestra cuánto queda por visibilizar y reconocer”. Este año, por ejemplo, pasarán por el Price directoras de compañía como Sanae El Kamouni (Groupe Acrobatique de Tanger), Marta Gutiérrez (Acroevents, Teacro Circo), Marie Molliens (Cie Rasposo), y directoras de espectáculos como Zenaida Alcalde (“Y ahora qué?” Puntocero Company) o Charlotte Saliou (“The elephant in the room”, Cirque Le Roux). Por no hablar de directoras visitantes en años anteriores, como Shana Carroll, una de Les 7 doigts de la main. Y todos estos ejemplos me valen para abordar la autoría colaborativa, un concepto hacia el que el circo puede hacer una valiosa contribución. Porque Charlotte Saliou dirige The elephant in the room, y Sanae el Kamouni dirige el Groupe Acrobatique de Tanger; pero a su vez las propias compañías se presentan a sí mismas en clave de creación colectiva. Estos proyectos están determinados por la especificidad de cuerpos y talentos que lo conforman, y que no se entienden a sí mismos de manera cerrada e inmutable.



En este año de aniversario oficial del nacimiento del circo por parte de Philip Astley, se especula mucho en torno a Patty Astley, artista y socia. ¿Cuánto aportó Patty al proyecto de los Astley? Es imposible saberlo. Todo lo que digamos estará teñido de nuestro deseo e imaginación; la falta de información ha reducido a Patty a esposa y acompañante del “genio creador”. Esta cuestión pone de manifiesto la manera que tiene nuestra cultura de relatarse a sí misma, a través de autores y autoridades mágicas, prestigiosas, monolíticas, como tótems de piedra. Hablamos del nacimiento del circo como si un rayo hubiera caído del cielo e iluminado a Philip Astley, en una fecha concreta de un año concreto. Si lo pensamos dos veces, seguramente aceptaremos que la creación del género circense se desarrolló a través de ensayos, errores, experimentos y colaboraciones; que fue más bien un equipo abierto y cambiante quien puso en marcha -o más bien continuó adaptando pruebas protocircenses- la forma que llega hasta hoy. Esto no resta mérito a Philip Astley, que supo coordinar y potenciar aquella suma de circunstancias. Pero es importante entender que no pudo ser una tarea solitaria. Me remito a Mary Beard, que en “Mujeres y poder. Un manifiesto” (Editorial Crítica, 2018) revisa cómo nuestro imaginario del poder está marcado por la cultura del líder infalible, desde Roma hasta hoy:

“Hay que considerar el poder de forma distinta; significa separarlo del prestigio público; significa pensar de forma colaborativa, en el poder de los seguidores y no solo de los líderes; significa, sobre todo, pensar en el poder como atributo o incluso como verbo (“empoderar”), no como una propiedad. Me refiero a la capacidad de ser efectivo, de marcar la diferencia en el mundo, del derecho a ser tomado en serio, en conjunto e individualmente”.

 

Aprovechemos este momento de reflexión y celebración de las presencias de mujeres para ampliar nuestra visión de la cultura. Y del circo como clave, imagen reveladora de esta cultura.