Entradas populares

martes, 8 de octubre de 2019

Una década de malabares y tintas, parte 2

Siguiendo con el repaso a las entradas más vistas en estos 10 años del blog, pasamos ahora a los últimos cuatro años y una mención especial.

2015
En este año ya se nota que va bajando la producción, pero se aprecia que algunas entradas están muy cuidadas. Le voy cogiendo el gusto a las entrevistas y lo más visitado del año es la que le hice a Wilbur, un genial y divertidísimo artista que ha ido creciendo año a año y últimamente está muy de moda también en círculos moteros (cosas del humor).



Quiero aprovechar y hacer una pequeña mención a esto que escribí, titulado "el circo duele", y que de vez en cuando circula por ahí.

2016 
Aquí reconozco que me ha removido cuando he descubierto que lo más visitado de ese año es el artículo que hice sobre Juan Juanín, artista fallecido en diciembre de 2014. Pese a que apenas lo conocí en persona, sí teníamos muchos amigos comunes y su muerte fue un shock en la comunidad cirquera nacional. Además, hacerle una entrevista a un padre para que hable sobre su hijo fallecido es de las experiencias más intensas que he vivido a través del blog. Sigo muy agradecido a su familia y amigos por lo que me ayudaron a elaborar esta entrada.



2017
Ganadora indiscutible mi traducción del excelente texto de Thom Wall sobre Equilibrios y Malabares. A través de esta entrada pude conocer personalmente a este gran malabarista, entusiasta del circo y su difusión. Gracias a él he podido además conocer algo tan curioso como las bambalinas del Circo del Sol ¡Gracias Thom!





2018
Lo más exitoso del año fueron los bingos humorísticos que hice sobre el circo moderno y el circo clásico. Una pequeña broma íntima que se plasmó en forma de juego de beber. Siempre que sale a la luz tiene buena acogida, habrá que usarlos más.





2019
¿Y este año qué ha gustado más? Pues parece que casi en un empate la magnífica entrada de Davel Puente sobre el régimen de intermitencia de los artistas franceses; y mi entrada de despedida de Madrid, tras 15 años viviendo en esa ciudad, la cual reconozco que resultó muy emocionante de escribir.



Mención especial del jurado:  Las raciones de vídeos, he hecho más de 70 entradas en las que recopilaba lo mejor de lo que había visto ese mes. Vídeos que guardaba cuidadosamente deseando compartirlo con otros cirqueros. Pues bien, pese a lo que me gustaban y que contaban con seguidores fieles, nunca tuvieron muchas visitas (salvo alguna inexplicable excepción). Aunque esa no es la razón para dejar de hacerlas, la falta de tiempo y el hecho de que muchos malabaristas ya no cuelgan vídeos de varios minutos en Youtube, junto a la dispersión que generan Facebook e Instagram debilitan este tipo de entradas. Pero confieso que de vez en cuando sigo guardando algún vídeo que me impresiona. Sí sigo compartiendo vídeos que me gustan a través de la página de Facebook, así que aún estás a tiempo de seguirla.

domingo, 6 de octubre de 2019

Una década de malabares y tintas, parte 1

Diez años, ahí es nada. Como ya comentaba en mi habitual y reflexiva entrada de cada aniversario, el blog ha cumplido diez años. Una década que invita a echar la vista atrás, a recordar lo realizado. Hoy lo voy a hacer en forma de las entradas más vistas de cada año y alguna mención más a esas entradas a las que les tengo cariño.

2009
Sin duda el arranque fue frenético, con 24 entradas en 3 meses. Tenía muchas cosas que contar y muchas ganas. Un poco a mi pesar, la entrada más vista de esos meses es la de Récords del Malabarismo, que como ya vaticinaba en el propio texto, no es algo que me quite el sueño. Pese a no estar actualizada y que hay otras páginas dedicadas a este menester, sigue siendo de las más visitadas.

Yo, por mi parte, siempre me quedaré con la entrada que hice sobre la etimología de la palabra malabar. En ella se entrecruzan mi interés por los malabares, la historia y la lengua, una maravilla descubrir estas cosas cuando lo investigaba.



2010
El gran año, siguiendo la inercia del comienzo. 78 entradas, más de una a la semana, casi increíble pensándolo ahora. Como ya iréis viendo, muchas de mis entradas más exitosas han sido de otras personas. Lo cual me hace pensar en que, o bien elijo muy bien las colaboraciones, o bien mis contenidos no eran tan interesantes. Prefiero pensar lo primero, claro.

Y aquí, siendo casi la entrada más vista del blog, está la primera publicación de la serie de 3 capítulos que escribió Wis, Luis Hernández, titulada "Descubriendo el diábolo". Una breve enciclopedia con lo básico para iniciarse en el diábolo. Una gozada. Lástima que sea complejo estar actualizando todos los enlaces, pero sigue siendo muy útil.

Yo, por cariño, menciono a la segunda clasificada, la que hablaba sobre el Origen de las Mazas. Es un pequeño homenaje a este aparato, que parece que lleva en el circo siglos y en realidad es muy reciente. De este año también es la entrada sobre Buba, el ya fallecido malabarista ruso que tanto me fascina.



2011
Aquí gana con diferencia una entrada sobre los Beneficios del Malabarismo, en el que mencionaba los escasos artículos científicos realizados sobre esta práctica. Supongo que tiene muchas visitas por ser el típico sitio al que se llega mientras uno busca información para un trabajo de ciencias, o bien resulta que los malabaristas intentan justificar la cantidad de horas dedicadas a una afición que, en un principio, no parece servir para mucho.

2012
El blog ya contaba con 3 años, pero, cosas de las aficiones minoritarias, apenas contaba con 100 seguidores. De hecho, hice una entrada específica cuando llegué a esa cifra en Facebook, con concurso y todo, cosa que ahora me inspira ternura. Seguía produciendo contenido abundante y variado, pero curiosamente la entrada más visitada del año ha sido una sobre....¡monopatines! Sí, escribí sobre el gran Rodney Mullen y las similitudes entre lo que hacía y el circo.



2013
Aquí destaca la entrevista que le hice a Stefan Sing. Cabe decir que para mí fue la primera entrevista que hice, y recuerdo que la preparé a conciencia por tener la oportunidad de hacérsela a alguien tan importante en este mundillo como él. Recuerdo que fue muy paciente y agradecido. Una maravilla de persona y de malabarista.



2014
Reconozco que me ha hecho muchísima ilusión descubrir que la más visitada de este año es una entrevista a Pinito del Oro que escribió mi abuelo allá por los años 60 del pasado siglo. Como expliqué en otra ocasión, mi abuelo, Julio Penedo, era escritor y pintor, y realizó unos breves artículos sobre circo en una pequeña revista de la época. En el blog los rescaté y subí, a modo de pequeño homenaje.




No te pierdas la segunda parte de este repaso aquí


martes, 1 de octubre de 2019

FIRCO, la gran cita del circo iberoamericano

Tras el éxito de su primera edición, FIRCO, el Festival Iberoamericano de Circo, quiere reeditar lo conseguido y consolidarse como una referencia internacional. Con el objetivo de poner el foco sobre los artistas iberoamericanos, la segunda edición tendrá lugar nuevamente en el Teatro Circo Price, del 25 al 27 de octubre.



Más de 250 candidaturas se presentaron a la convocatoria lanzada en marzo para aspirar a una de las 16 plazas del festival. Así, tras un complejo proceso de selección, en el que se tienen en cuenta factores artísticos, geográficos, disciplinas y géneros, se pudo anunciar finalmente a los finalistas seleccionados25 participantes de 10 países distintos, para mostrar en escena 14 disciplinas diferentes. Un gran elenco que, como se plasma en los objetivos del festival, muestre al mundo el nivel del circo iberoamericano, su diversidad y sus valores. Se repartirán en 2 semifinales (viernes 25, a las 20 h; y sábado 26, a las 20 h) de la siguiente forma:



Los participantes competirán en galas abiertas al público, y ante un jurado especializado compuesto por 7 profesionales del circo de 6 países distintos. Este jurado decidirá qué participantes pasan a la Gran Final (domingo 27, 18 h) y quiénes serán los merecedores de los diferentes premios del festival. Además, el público asistente también podrá decidir quién es su artista preferido y premiarlo.

El festival estará conducido por la reconocida actriz española Mariola Fuentes, que aparte de su gran carrera en cine y televisión, ha participado en el espectáculo de circo The Hole Zero. Además, contará con la música en vivo de la Ombligo Orquestina, que repite en su labor de ambientar el circo, dando ese toque personal que complementa magníficamente al circo.

Pero FIRCO no aspira a ser solo un festival, quiere también convertirse en un lugar de encuentro, de enriquecimiento de todas las partes. Por ello, durante el fin de semana está prevista la realización de unos talleres formativos para los participantes, abiertos también a otras personas interesadas. Los ponentes serán Andrea Honis, co-fundadora de CircusTalk y Zaida Rico, de la Secretaría Técnica de Iberescena. Además, también se celebrará un meeting entre profesionales para favorecer el contacto entre los participantes, programadores y productores.

Fotografía: Mai Ibargüen


El circo iberoamericano se encuentra en plena expansión, y es por ello que FIRCO quiere fomentar este fenómeno, enseñando al mundo todo lo que el circo creado en estas regiones tiene que mostrar. ¡No te pierdas la gran fiesta del circo iberoamericano! 




 Más información: 




domingo, 29 de septiembre de 2019

10 años

Joder, 10 años

Lo siento, no he podido pensar otra cosa. Es lo que tienen las cifras redondas, el añadir un dígito, que impresiona.

Diez años de malabares y tintas, de circo y de cómics. De intentar transmitir por qué disfruto tanto de estas aficiones, incluso cuando el circo ya hace tiempo que entró en la zona gris entre afición y profesión. Quiero pensar que he aportado mi granito de arena para que el circo se dé a conocer y se sacuda los prejuicios que lo cubren.

Soy consciente de que el blog hace tiempo que perdió fuelle, que hay menos entradas de las que me gustaría y que no me esfuerzo tanto por su difusión. Ideas no faltan, siempre hay algo rondando. Lo que falta es tiempo, aunque eso es relativo, ya que hace años que interioricé aquello de "no es cuestión de tiempo sino de prioridades". Y será eso, que en 10 años las prioridades cambian.

A mí el paso del tiempo siempre ha sido un tema que me ha rondado, manteniéndose en un sutil equilibrio entre el vértigo y fascinación. Me gusta hacer el ejercicio de volver la vista atrás y verme a mí mismo, mirando entonces al futuro. No hubiera acertado casi nada de lo que soy ahora. O bueno, alguna que otra cosa sí estaba clara entonces: soy pediatra, como quería ser aquél Rafa recién licenciado, y soy cirquero, como quería ser aquél Rafus con apetito insaciable por el circo.

Cuando comenzó el blog, mi objetivo entonces era publicar todas esas entradas que tenía en mente, saltando de un tema a otro sin un orden en concreto. Lo hacía dedicándole muchas horas, emocionándome con cada nuevo suscriptor, cada nuevo seguidor en Facebook, haciendo camisetas, organizando concursos de vídeos e incluso de relatos. Ahora hace tiempo que el número de seguidores está estancado y las entradas cada vez están más espaciadas, en clara sintonía con las de mi frente. No me preocupa, es algo casi consciente, el blog parece que poco a poco ha mutado de "servicio a la comunidad" a ser algo más personal, pero sin perder de vista los objetivos originales. Por suerte, sé que sigo teniendo esto aquí, como válvula de escape, sin más presión que la que me ponga yo, sabiendo también que hay gente que lo lee y lo disfruta.

El apetito del que hablaba ha disminuido, las formas de consumir circo han cambiado. Ahora hay mucho, muchísimo más circo en España, y eso es algo que me hace feliz. También hay muchos más medios para informarse, pero a su vez, la información está más dispersa y en ocasiones se hace difícil de abarcar o digerir.

Ahora hay decenas de festivales de circo en España, aunque los encuentros han bajado en fuerza salvo honrosas excepciones. Las compañías se han multiplicado por 10, la formación se ha reglado definitivamente y vivimos un boom de los cursos de circo, con un claro auge de los aéreos y acrobacias, en detrimento de los malabares, anterior puerta de entrada al mundo del circo. Cosas de la era de Instagram y su culto al cuerpo, supongo.

¿Y dónde estoy ahora? Pues tras 15 años en Madrid, ahora estoy en una pequeña ciudad castellana, fría y pura, con Alicia y Nicolás, a los que tanto quiero. Soy pediatra y mi relación con el circo ha cambiado: ya no escribo en revistas, ya no actúo, ya apenas formo parte del EUCIMA, y casi no entreno. Hace tiempo que no viajo a París a ver un festival ni recorro miles de kilómetros para ir a un encuentro en el extranjero. Pero oye, a cambio formo parte de un maravilloso equipo que ha montado un festival iberoamericano que aspira a ser un referente, y en mi nueva ciudad tengo la determinación obcecada de que acabe habiendo mucho circo, empezando por retomar mis clases como profesor.

Así que el blog va a seguir, aunque eso de escribir o leer blogs se esté quedando anticuado. Es mi espacio, le tengo mucho cariño y tiene la puerta abierta a quien quiera colaborar en él. Seguiré publicando cuando pueda sobre los temas que me apetezcan, entrevistando a gente interesante e incluso comentando algún cómic, que los sigo leyendo. Espero también que sigáis acompañándome en este camino, para ir comentando el paisaje. Porque eso es lo más bonito, muchas, muchas gracias por acompañarme.

Salud y circo


jueves, 26 de septiembre de 2019

Utebo Respira Circo, vaya que sí

Hace unos días comentaba que septiembre es el mes por excelencia de los festivales de circo. En esa entrada hablaba de un festival nuevo, ahora toca hablar de otro emergente pero que en poco tiempo ya parece seguir un buen camino: Utebo Respira Circo.





En palabras de uno de sus organizadores, Edu Lostal, de Serendipia Producciones: "la idea del festival nace hace ya unos cuantos años, pero no es hasta 2017 que la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Utebo nos dio el visto bueno y apostó por el proyecto". Preguntado por los motivos de elegir Utebo como localización para el festival, responde: "es un municipio grande, de unos 18000 habitantes, muy cercano a Zaragoza, muy bien comunicado y con buenos espacios para la representación de artes escénicas. Además, el Ayuntamiento apuesta mucho por la cultura y tiene una gran programación en artes escénicas durante todo el año".

En esta edición, que se celebró del 12 al 15 de septiembre en distintos espacios de la localidad aragonesa, se pudo contar con un elenco de artistas de lo más diverso: El Gran Dimitri, Cía KiCirke, Edu Manazas, Irene de Paz, Tresperté; y compañías internacionales como D'Click. En todos los casos la afluencia de público fue muy alta y los talleres para circo en familia tuvieron un gran éxito.

Y es que esto va en la línea de lo que la organización busca de su proyecto. "Queríamos un festival hecho con profesionalidad, en el que se cuide a todos sus participantes, desde los artistas al público. Que tenga una programación orientada a público familiar, con más peso sobre lo cómico, pero también con pequeñas dosis de circo más contemporáneo o propuestas diferentes, con el objetivo de ir fomentando la creación de públicos", explica Lostal.

Irene de Paz

En la línea de este impulso a los nuevos públicos, se realiza también un importante trabajo sobre las bases. Se han representado 12 funciones de circo para los colegios de la localidad, consiguiendo así dar a conocer a los más pequeños el circo en todas sus versiones, y estimular a un público potencial.

Sobre el futuro del festival, razona: "la aspiración es a conseguir con los años una programación ecléctica, trabajando y visibilizando distintos tipos de circo (...). Buscamos crecer en calidad más que en cantidad, por las características del evento, es un festival familiar en el que se busca respetar los horarios para que sea cómodo tanto para artistas como para el público".


Segunda edición y segundo éxito de un festival pequeño pero con las ideas muy claras y la hoja de ruta muy marcada. Consolidando la ilusión de que el germen del circo alcance a toda la población y siga creciendo.

Más información:



miércoles, 4 de septiembre de 2019

MADN, un nuevo festival de circo en Madrid

Septiembre es mes de festivales de circo. Cada año se concentran más evento en estas fechas y la tendencia parece seguir hacia arriba. Ávila, Tárrega, Terrasa, Pancrudo, Andújar, Alicante, Manresa, Burgos o Barcelona ofrecen en este mes festivales de circo o artes de calle. Un hervidero cultural en aumento que refleja el buen momento que presenta el circo en este momento, es un arte escénica en claro crecimiento.

Madrid adolecía de este tipo de festivales, centrados en la exhibición de espectáculos completos de circo. Pero este año ha aparecido un nuevo festival, el primero de estas características en la capital: MADN Circus Festival, que se celebrará del 11 al 22 de septiembre en diferentes localizaciones de la ciudad.




Organizado por la Asociación Scimmie Volanti y PDCirco, dos entidades dedicadas a la difusión y producción del arte del circo, en colaboración con el Distrito Fuencarral-El Pardo. Al frente del equipo están Samuel Jiménez y Eva Luna García-Mauriño, que explican así los orígenes del festival: "la iniciativa surge de la necesidad de dar a conocer las distintas propuestas de circo actual en Madrid. Lo que comenzó con el festival de Alcobendas (Scimmio Cirk) hace 4 años, con gran acogida, dio la motivación para emprender un proyecto más ambicioso que implicase la zona norte de Madrid". Tras varias reuniones con el Distrito, se crea Territorio Circo, espacios implicados a la creación y exhibición de nuevos lenguajes de circo.

El Festival se desarrollará del 11 al 15 de septiembre en el Parque de La Vaguada, y del 20 al 22 de septiembre en distintas localizaciones de Alcobendas, presentándose espectáculos para todos los públicos, tanto de sala como de calle. Entre las 22 compañías programadas, destacan las madrileñas Nueveuno y Puntocero, de gran trayectoria nacional e internacional; así como otras compañías nacionales como Jean Philippe Kikolas, Circ Pistolet o Tresperté. Del panorama internacional, se podrá disfrutar de la compañía francesa Cie. Lazuz, los belgas Tripotes La Compagnie y la troupe de Kenia Mighty Jambo.

Preguntados los organizadores sobre las características diferenciadoras de este festival, comentan que "en la ciudad de Madrid no existía en la actualidad un festival así. Además, buscamos generar un entorno favorable para que la ciudad apoye el desarrollo de este arte y se convierta en un lugar para la profesionalización del sector". Así, resumen sus objetivos como "un festival que sea accesible al público y que puedan conocer las nuevas tendencias de circo".


Una buenísima noticia para la ciudad de Madrid contar con este festival, y una gran oportunidad para el público poder disfrutarlo.

Toda la información del festival en su web (https://madn.circosv.es/) y también a través de su Facebook e Instagram.

miércoles, 7 de agosto de 2019

Gon Fernández, más allá de doblar aros

Cuando uno trata con Gonzalo Gon Fernández (Madrid, 1990), llama la atención el contraste de la persona con el artista. En escena, Gon es como una explosión, un torbellino de trucos vistosísimos donde sus aros trazan trayectorias imposibles y sufren plegados que ponen al límite su estructura. En persona, Gon se caracteriza por una mirada tranquila, acorde con su habla, envuelta por una sonrisa casi tímida. Si uno se lo cruzase por la calle, no podría imaginar que dentro de ese cuerpo menudo se encuentre uno de los malabaristas más creativos del momento.

Gon, en una imagen promocional de Stoptoï. Foto: Martela Molucas

Reconoce que lo suyo con los aros fue una atracción desde sus inicios como malabarista, sin saber bien la razón, aunque, como explica “creo que me fascina el hecho de poder meterte dentro del objeto, físicamente me refiero, y esto me permite una relación más íntima”. Una relación que comenzó, como muchas, por casualidad, cuando un amigo se dejó tres pelotas encima de la cama. Ya en la adolescencia, junto a Luismi Gil [el cual ya no practica malabares], comienzan a hacerse conocidos en el mundillo cirquero por el gran nivel que demostraban en sus vídeos. Sobre estos años, apunta: “¡Qué divertida la época Circoforum! [el principal foro hispanohablante, ya cerrado], ahí descubrimos que no estábamos solos (…). En nuestros primeros años sólo nos interesaba mejorar la técnica y tomábamos el malabar como un deporte. Nos interesaba mucho más la WJF que el circo”. Así empezó todo, picándose a ver quién lanzaba más objetos, fijándose en referentes como Anthony Gatto, Wes Peden o Thomas Dietz, entrenando “hasta 6 u 8 horas diarias, llegó a convertirse en una obsesión”. En esa época también se inclina claramente por los aros gracias a “Pavel Evsukevich, un ruso que apareció de la noche a la mañana en Youtube lanzando 9 aros y haciendo trucos imposibles con 7. Nunca le veías con mazas y no parecía que las echase de menos. Me sentí muy identificado”, explica.

Gon, en sus inicios

En esos años también descubre que hay escuelas de circo por toda Europa y que uno podía dedicarse a ello. Ingresa entonces en Carampa en 2010, “uno de los periodos más felices de mi formación (…) me hizo tomar consciencia de mi cuerpo por primera vez en mi vida, me enseñó que hay vida más allá de los malabares”, y razona: “son importantes las escuelas preparatorias, forman la base dónde luego construir”. A los 22, decidido a seguir formándose, envía solicitudes a varias escuelas y le admiten en Le Lido, en Toulouse, y se traslada al que, sin saberlo entonces, sería su lugar de residencia hasta hoy. Así explica sus tres años por la escuela francesa: “Lido es una escuela repleta de mitos y leyendas (…), yo tenía una imagen muy distorsionada de ella antes de ir (…). Es cierto que está enfocada a la producción de material, exigiéndote presentar propuestas nuevas cada 2 semanas (…) favoreciendo enormemente la creatividad, pero al mismo tiempo dificulta la concreción”.


Durante el tercer año, mientras prepara su número final, Gon realiza una formación con Iris Ziordia, malabarista afincado en Olot, creando así una pieza de 7 minutos con la que actúa en varias galas por Europa. De ahí contacta con dos Pole National (centros para la creación artística) que le ayudan con “Loop”, la primera obra larga de la compañía Stoptoï, co-dirigida con Neta Oren, malabarista israelí con la que coincidió en Lido. Curiosamente, ambos comenzaron a trabajar juntos tras finalizar la relación sentimental que iniciaron en la escuela. Mientras, Gon también ingresa en la compañía Nicanor de Elia, un colectivo de malabaristas dirigido por el coreógrafo que da nombre al proyecto. Tras estrenar “Copyleft” su primer espectáculo de calle, se encuentran preparando “Juventud”, proyectado para la primavera que viene. Hiperactivo, quiere crear, junto a Andrés Torres, malabarista que también investiga en el doblado de aros, un espectáculo “100 % aros, plástico, bombas y maniquíes”.


Y es que ese doblado de aros es una de las cosas que caracterizan a Gon, junto con los vídeos que publica; sus marcas de la casa. Sobre lo primero, recuerda que “lo de doblar aros vino por un ejercicio de teatro en el Lido, donde tenía que crear un personaje utilizando mis malabares. A mi personaje lo había vestido con una escafandra de aros y empecé a imaginar que sería genial que pudiese “disparar” aros (…) y me imaginé a mí mismo lanzándolos como Spider-Man. Todavía recuerdo el momento que doblé mi primer aro, con miedo, ¡creía que se iba a romper!”. Y comenta que, contra lo que pudiera parecer, solo ha roto unos 100 aros en su vida, de los más de 700 que puede tener actualmente. Gon puede presumir de ser el primer malabarista que, como él explica ”se tomó en serio lo de doblar aros” y desarrollar un estilo a partir de ahí.

Stoptoï. Foto: Martela Molucas


Cualquier vídeo suyo se convierte en un éxito dentro de la comunidad de malabaristas, “creo que hay varios factores, está el tema de doblar aros, que en sí mismo es muy visual (…). La clave es no pensar un vídeo de malabares desde los malabares sino desde el vídeo. Y al mismo tiempo, me gusta que sean los malabares los que digan cosas y no yo” reflexiona. Ya desde su época con Luismi, se percibía ese cariño al realizar sus vídeos, intención que ha perdurado en sus publicaciones posteriores. “La verdad es que me divierte mucho el proceso de creación y le pongo mucho mimo y cuidado. Disfruto mucho con la parte de planificación y montaje. Trato de reflexionar bien dónde voy a colocar la cámara en cada truco antes de ponerme a grabar”, explica.


Preguntado por el significado del malabarismo, tras un periodo de reflexión escribe: “malabar es la disciplina que persigue dar vida a objetos sin la pretensión de que sean más que lo que son, objetos." Y así, este malabarista al que le gusta “practicar surf en verano y pingpong en invierno, bailar sin saber bailar”, va revolucionando como quien no quiere la cosa, los malabares. Que se dice pronto.