sábado, 31 de octubre de 2009

Burbujas y peceras

A Ramón Sánchez, un cabeza de familia en una situación estable, lo acaban de reubicar en su trabajo, reduciendo su salario. Apesadumbrado se va a un parque a reflexionar y de pronto... ¡zas! un ataque de lumbago le obliga a buscar un refugio donde tumbarse.

Se mete en una sala y descubre un acuario gigante, mira a los peces y resulta que en verdad se está viendo a sí mismo, no se reconoce y comienza a hacerse preguntas y respuestas sobre quién es y a qué ha llegado en la vida, sacándole del sopor de 20 años de estabilidad.


Así comienza la primera novela gráfica de Daniel Torres (Valencia, 1958), uno de los autores más importantes del panorama español y de los que aún siguen activos de la fructífera década de los 80. Alejándose mucho de sus obras anteriores como Tom el Dinosaurio o Roco Vargas, pero conservando su cuidado estilo y uso de la línea clara, Torres nos presenta una obra muy madura, toda una introspección y reflexión sobre la vida.

Para contar esta historia Torres se ha permitido el lujo de darse total libertad en cuanto a número de páginas, guión y recursos estilísticos; y vaya si le ha salido bien la jugada. Usa metáforas brillantes que dan su toque de humor que siempre tiene la vida en todos sus aspectos, como una cabeza de burro que es la que habla por nosotros antes de pensar, o un galán de películas en blanco y negro cuando decimos frases rotundas, una batalla de sexos representada por trincheras y bombardeos, etc.
Según el autor, se ha basado en muchas situaciones autobiográficas, como unos hijos freakies que resultan ser los más cuerdos o una mujer obsesionada con participar en un reality. El caso es que consigue que te veas reflejado en Ramón y rápidamente empatices con él, aunque no te encuentres en su situación vital.

En resumen, una obra dificil de definir, de imprescindible lectura y que espero que coseche los premios que se merece. Toca muchos aspectos de la vida y sale del paso con sencillez y brillo, te hace reflexionar y a mi me dejaba una sensación agradable mientras lo leía, aunque parezca no llegar a ninguna conclusión, en verdad llega a muchas. Leedlo y disfrutadlo. Que el recuerdo no sustituya al proyecto.

Datos de Interés:

viernes, 30 de octubre de 2009

Récords de malabarismo

Como es algo que la gente suele preguntar cuando te ven haciendo malabares con más de 3 pelotas o mazas, he decidido hacer un pequeño recopilatorio de los actuales récords de malabarismo "de números", aunque para mi tenga poco interés, la verdad.


Están divididos por tipo de objeto, número de objetos y tiempo de duración o número de recogidas (catches). Todos tienen que estar demostrados en vídeo, cojo sólo los principales, el resto los podéis ver en Juggling.org o Wikipedia:

  • 13 aros: Albert Lucas (2003), 13 recogidas. De este malabarista hablaré otro día, todo un crack inventor de algunos trucos y de una rutina increible sobre hielo.




  • 14 mazas en Passing (2 personas): Peter Kaseman y Danin Marriott (2003).

  • 19 Bolas en Passing: Luke Burrage y Ben Beever (2008). Vídeo.

Hay muchos más no oficiales, pero vamos, ya digo que a mi no me dejan de parecer anecdóticos, creo que se pierde totalmente la capacidad de hacer cosas bonitas metiendo tantos objetos, además de que estos records requieren mucho tiempo dedicado; pero ya sabemos que a la gente le impacta mucho ver récords o se obsesionan intentando batirlos.

El caso es que hace 10 años casi nadie podía hacer 7 mazas y ahora no es tan raro o sorprendente verlo, consecuencias de la expansión del malabarismo.

lunes, 26 de octubre de 2009

Bodas de Oro de los galos más conocidos

Para el 50 aniversario de la mítica pareja, Uderzo ha sacado, junto con la hija de Goscinny, una nueva aventura (la trigésima cuarta) de los galos llamada: El aniversario de Astérix y Obélix. El libro de Oro.


Parece ser que es un compendio de varias historias, entre ellas un texto inédito del difunto Goscinny, el gran guionista. Las críticas no lo dejan muy bien, pero visto el nivel de Asterix desde que no está Goscinny tampoco extraña a nadie, y menos desde el último número, que contactaban con extreterrestres y todo.

Aún así huele a despedida y cierre de este tremendo icono del cómic y de toda Francia, un clásico que es parte de los recuerdos de tantas y tantas infancias en todo el mundo. Os aconsejo que los releáis ahora que sois mayores (unos más que otros) y veáis cómo había sutiles críticas a muchas estructuras de la sociedad e ironizaban mucho con los tópicos.

Personalmente mis favoritos siempre fueron "El Combate de los Jefes", "Asterix en Helvecia" y "Asterix en Córcega"; ¡Ah! y por supuesto, la película de "Las 12 Pruebas", tremenda.


El caso es que aprovechando el aniversario, desde ElMundo.es han realizado una bonita y elaborada biografía de René Goscinny, que espero que leáis y disfrutéis para aprender a valorar a este gran guionista como se merece.

Como dato curioso, este icono de cultura francesa está realizado por un hijo de judíos polacos emigrados a Argentina y Uderzo (ahí sigue, con sus más de 80 años) es hijo de italianos.

De regalo un par de reportajes muy completos sobre el nuevo álbum y Asterix y Obelix en general (lo siento, hoy estoy perezoso y no creo que me compre el cómic para hacer yo la crítica) :

viernes, 23 de octubre de 2009

Pequeño gran hombre: Anthony Gatto

Tenía pensado escribir de grandes malabaristas del pasado, pero tras volver a ver algunos vídeos he decidido hablar del que es considerado hoy día como el mejor malabarista del mundo, aún en activo y ya una leyenda en sí mismo.


Anthony Commarota (alias Anthony Gatto) nació en 1973 en Manhattan, hijo de Nick Gatto, un artista de variedades y acrobacias, miembro de la troupe acrobática "The Gattos". A los 4 años comenzó a hacer malabares y, entrenado por su padre, a la edad de 8 años ya ganaba competiciones de malabaristas. Su capacidad de aprendizaje y entrenamiento era imparable y a los 10 años actuó por primera vez en el Flamingo Hotel de las Vegas . A partir de ahí actuó cada noche durante 12 meses y toda su familia se mudó allí.

El prodigio causaba sensación y comenzaron las giras internacionales, los shows de televisión, los records mundiales y el asombro general por la técnica del chaval y la capacidad del "más dificil todavía" que presentaba en cada show.

El premio más importante que ha ganado es el "clown de oro" del Festival Internacional de Montecarlo (algo así como los Oscars del circo), otorgado por su actuación en el año 2000, la primera vez en sus 24 ediciones que se daba a un malabarista.

Actualmente trabaja para El Circo del Sol, en su espectáculo Kooza. Personalmente no me entusiasma demasiado su estilo impecable que parece que casi no tenga mérito lo que hace. Echo en falta algo más de expresión corporal o innovación, y algo más de humildad por su parte (aunque claramente es el mejor). Pero tengo que reconocer que dificilmente se puede encontrar un malabarista actual que llegue a su nivel. Básicamente porque lo que haría el mejor especialista en mazas él lo hace además botando una pelota en su frente, y así también con bolas y aros, increíble.





Os dejo con una aparición en televisión a los 12 años donde ya iba sobrado de malabares y despuntaba su chulería; y alguno de sus vídeos actuales haciendo burradas inimaginables y quejándose de la moda del siteswap, del cual aborrece, reivindicando el malabarismo como un acto completo, con su inicio, mitad y desenlace, no una concatenación de trucos.



Además os enlazo a un vídeo-resumen de su vida muy completo y bien editado. Espero que os guste.

lunes, 19 de octubre de 2009

Documental sobre Carampa

Hace un par de días me pasaron un bonito vídeo sobre la Escuela de Circo Carampa, lo comparto con vosotros y amplío un poco la información para curiosos e interesados.



En 1988 tienen que ser un artista de calle americano llamado Donald B. Lehn (alias Malo, el Malísimo) junto con unos amigos, los que fundan la primera Asociación de Malabaristas en España para promocionar y dar cabida al circo en nuestro país, por esos años aún sin recuperarse de su descenso a los abismos del olvido. Junto con ella aparece su revista AMbidextro (ahora digital) y seis años después, en 1994, deciden montar una carpa e inauguran la escuela de circo de Madrid, CarAMpa.


Alojada en el recinto del albergue Richard Schirrmann de la Casa de Campo, muy cerquita del Parque de Atracciones y de la línea 10 de metro, Carampa lleva 15 años promoviendo el circo en Madrid y España y formando a miles de alumnos en sus distintas disciplinas. Esa primera ilusión de aquellos arriesgados fundadores ha seguido creciendo y no parece que vaya a dejar de hacerlo. El circo en España parece estar por fin despertando de su letargo (algo mayor que en otros países europeos) y las escuelas de circo tienen gran parte de la culpa.

Aparte de los cursos anuales donde te forman para aprender a ser un artista de circo completo, ofertan multitud de cursos cuatrimestrales de diversas disciplinas como malabares (que yo mismo cursé y al cual estoy muy agradecido), acrobacias, clown, danza, equilibrios,etc; a las que cualquiera puede apuntarse y disfrutar.


Además, los miércoles por la tarde, a partir de las 19h hay carpa abierta, Carampa abre sus puertas a cualquiera que quiera pasarse a practicar, entrenar o simplemente pasar un buen rato.

También os dejo un vídeo de una de las galas de fin de curso de 2006, otro del número de báscula del último curso anual y un reportaje del ABC por el 10º aniversario de la carpa. ¡¡Espero que lo difrutéis!!

jueves, 15 de octubre de 2009

El Número (Thomas Ott)

73304-23-4153-6-96-8

Un condenado a muerte sostiene un pequeño papel con este misterioso número, lo deja dentro de una Biblia y se tumba a esperar su hora. Tras la ejecución, el verdugo descubre el papelito y su vida no volverá a ser la misma.


Este es el inquietante comienzo de un magnífico cómic mudo que cayó en mis manos por casualidad. Ott consigue una historia de gran intensidad usando "sólamente" un dibujo muy expresivo, blanco sobre negro, predominando el segundo color, que es el que tienen las páginas del cómic y sobre el que se apoyan las viñetas, nunca más de 4 por página. (la técnica es una especie de raspado llamado: carte à gratter).

Tras la aparente simpleza o pobreza del cómic se esconde un dibujante muy expresivo, con un trazo que se hace inmediatamente atractivo y realista, lo que no le impide jugar con deformaciones algo grotescas de esa realidad cuando lo necesita.

Ott demuestra además que es un magnífico guionista, que nos ofrece la historia con una secuencia de imágenes casi cinematográfica, poniéndonos muchas veces en la mirada del protagonista. La historia va creciendo en intensidad, no hacen falta textos ni diálogos, sólo el dichoso número que no para de repetirse y conducir la vida de nuestro verdugo.

La sensación que deja esta historia cíclica es inquietante y turbadora pero satisfactoria, yo lo releí al instante. Sólo decir que a todo el mundo al que se lo he prestado le ha impactado y gustado, sin excepción. Espero conseguir pronto algún otro cómic de este autor suizo y poder comentarlo por aquí.

En resumen: excelente.


Otros Datos:

lunes, 12 de octubre de 2009

Un poco de etimología

¿Por qué en España y Portugal se dice malabares y en Europa juggling, jonglerie o similar?
¿De dónde viene la palabra
malabar? ¿Y juggle?

Como me suele interesar la etimología de las palabras, un día tonto me empecé a hacer estas cuestiones. Aquí os dejo un resumen de la poca información que he encontrado del tema:

Lo primero que vi fue que en España y Portugal se le llama malabares a este arte de manipular objetos; mientras que en inglés se dice juggle, en francés jonglerie, en alemán jonglieren y en italiano giocoleria, claramente con una raíz común alejada de la española y portuguesa.

Ya que hay referencias gráficas de juegos malabares desde el Antiguo Egipto, el origen de estas palabras tenía que venir también de antaño.


Francisco Álvarez, en su libro "Juggling, its history and greatest performers", nos da una primera pista investigando en varias palabras del latín relacionadas y sus traducciones:
  • Ventilator: Prestidigitador
  • Iaculator: Lanzador, de cualquier cosa.
  • Ioculator: Gracioso, bromista, bufón.
Álvarez sospecha que la palabra Ioculator derivó hacia jogler del francés medieval, que posteriormente derivaría a la actual jongleur. El término jogler se extendió por la Europa medieval para definir a lo que conocemos en español como juglares, artistas polifacéticos que se dedicaban a entretener para ganarse la vida. La palabra jogelen, del inglés medieval, claramente comparte esa raíz y luego derivó al actual juggling.


Sin embargo, el nombre en español tiene un origen más reciente. Como bien nos informa Ricardo Soca en su "fascinante historia de las palabras": se remonta al siglo XVI en la India, donde los ingleses conocieron los malabarismos practicados con sorprendente destreza por los nativos de la región de Malabar, en la provincia de Kerala, controlada por la British East India Company. El nombre no se conservó en inglés (...), pero la palabra se formó en portugués, en el habla de los navegantes lusitanos que transitaban por el océano Índico y más tarde fue acogida por el castellano.

Esta teoría se comparte en otros diccionarios etimológicos, como el de Gregorio Doval "Palabras con Historia"; o el de J. Corominas "Diccionario Crítico Etimológico". De hecho, si se busca la palabra Malabar en el Diccionario de la RAE, se hace referencia a la región India y hay que mirar en Juegos Malabares para llegar a la verdadera definición.
Queda así resuelto el misterio y podemos decir que la palabra malabar es una importación del portugués y toma el nombre de una región del suroeste de la India.


Como curiosidad decir que en chino y japonés no existe una palabra única para definir estos términos y utilizan conjuntos de palabras para hablar de ellos. En euskera se estaban utilizando derivaciones de la palabra española, pero están apareciendo términos nuevos como eskuketari (el que hace algo con las manos) pero aún no está muy ampliamente aceptado.

viernes, 9 de octubre de 2009

Una atmósfera jabonosa

Ayer tuve la suerte de asistir al nuevo espectáculo de Pep Bou, "AtmoSfera", que se representaba en el Teatro Circo Price. Ya había oído una entrevista a este artista de las pompas de jabón y lo había visto en un video en el programa de Buenafuente, pero tengo que decir que lo que vi ayer superó todas mis expectativas.

Bajo el subtítulo "el círculo de la vida", Bou nos invita a compartir su fascinación por las pompas de jabón, manejando con dulzura esas breves esferas, tan efímeras como cargadas de belleza. El espectáculo consigue atraparte de forma intensa simplemente contemplando los escasos segundos que "viven" esas imprevisibles pompas llenas de metáforas y poesía.



Todo lo logra mediante la aparentemente fácil fórmula de combinar el baile de las burbujas con ciertas dosis de humor (principalmente por el actor ayudante Isaías Antolín) y el pianista Roc Sala, que nos deleita con un repertorio cuidadosamente elegido y siempre ejecutado para que case perfectamente con lo que estamos viendo. El conjunto es un maravilloso y poético espectáculo que te llena de sensaciones agradables, con una sonrisilla asomando durante todo el rato, sólo rota cuando abres la boca para exclamar "oohhs" y "aahhs" que salen del niño que llevas dentro y está deseando ir al escenario a jugar con Pep.

Para rematar, subscribo las palabras de Lau Delgado, en la presentación del show: Prepárense pues a disfrutar de una hora de belleza de la nada. Prepárense para recordar los motivos por los que, cuando vivimos, tenemos la sensación de que la vida es un círculo perfecto de felicidad sin fisuras.

Lo dicho, muy recomendable y sólo hasta el 18 de octubre en Madrid.



También os dejo unas crónicas escritas por gente que sabe hacerlo:

martes, 6 de octubre de 2009

El Gusto del Cloro

Uno de los últimos cómics que me compré fue "El Gusto del Cloro" de Bastien Vivès, lo hice por casualidad, tras echar un rápido vistazo en la librería. Nada más abrirlo y ver el dibujo simple y claro pero muy expresivo, el uso mayoritario de colores fríos que sin embargo dan un aire relajado y la escasez de diálogos supe que me iba a gustar. No me equivoqué (otras veces sí me ha pasado, no creáis).

El jovencísimo Bastien Vivès (Francia, 1984) nos presenta a un joven que se ve obligado a ir a nadar todas las semanas por prescripción terapéutica para aliviar su escoliosis. La historia se sitúa mayoritariamente en la piscina, esa piscina que puedes casi saborear, sentir el cloro en los ojos, como le pasa al protagonista. Para alguien que ha ido a natación unos cuantos años como yo, resulta agradable encontrarse en un cómic con todas esas sensaciones que tan bien refleja el autor, los choques con los otros nadadores, el olor característico, las miradas discretas hacia los demás, el sentir que tu estilo es mucho peor que el de los de alrededor, etc.

Cuando ya estamos situados aparece ella, alegre, radiante, sin complejos. Ahí empieza un súbito interés que todos hemos experimentado y que el autor refleja estupendamente sin decir apenas palabra, jugando con el tamaño de la piscina, los colores y las miradas. Yo al menos me he sentido identificado con el protagonista en muchas ocasiones.

No quiero desvelar más para que podáis disfrutarlo vosotros también. Sólo diré que tras unos momentos intensos, el cómic deja un final que hace que el impulso de releerlo sea irresistible, mezclando una curiosa sensación de relajación y ganas de saber mucho más. A ver qué opináis vosotros.



Datos de interés:
  • Autor: Bastien Vivès (también ha firmado obras como Bastien Chanmax)
  • Otras obras del Autor: Elle(s), Poungi la Rataille, Dans me Yeux.
  • Editorial: Diábolo Ediciones.
  • De regalo una entrevista con el autor para los que sepáis francés.

viernes, 2 de octubre de 2009

Biciclown

El 19 de noviembre de 2004, Álvaro Neil, un abogado asturiano de treinta y tantos aspirante a notaría, salió de Oviedo dispuesto a realizar un proyecto inimaginable para la mayoría de nosotros: MOSAW (Miles Of Smiles Around the World), dar la vuelta al mundo en 80 meses (sí, meses) en bicicleta, recorriendo unos 130.000 km y repartiendo sonrisas allá donde pare realizando, gratuitamente, shows de clown para quien quiera verlo.


Con un presupuesto mensual de 300 euros y 85 kg de equipaje lleva ya recorridos España, África entera y gran parte de Asia. Actualmente se encuentra en Kuala Lumpur con más de 53 países atravesados y 62.000 km en las piernas en estos 5 años que lleva de aventura. Se ha propuesto acabar su ruta en 2014.

Resulta que este payaso ciclista ya había acometido aventuras similares, de hecho, hace 10 años recorrió toda Sudamérica durante 2 años; se ve que se le quedó pequeño el continente y se fijó todo el mundo como proyecto personal.

Es curioso que, con el tiempo que lleva este proyecto rodando no haya sabido de él antes. En cuanto he buscado algo de información me he dado cuenta de que tiene una gran cobertura mediática, incluso le están haciendo un documental, aquí os dejo el trailer:



Me parece la típica aventura que, al conocerla, todos decimos para dentro: "buah, me encantaría hacer algo de esto", pero creo que la mayoría no nos atrevemos. Como me da envidia sana quería compartirlo con vosotros, a ver qué os parece.

Enlaces Interesantes: