domingo, 25 de julio de 2010

Ración de vídeos del mes VI

Gazpacho fresquito con vídeos de todo tipo, este mes tocan objetos no habituales y una gran sorpresa final; como siempre, espero que os gusten:

1) Dai Zaobab, este "bailarín del fuego" (como él mismo se denomina) japonés, se ha especializado en los bastones de fuego, las cariocas y el buugeng, todos objetos con cierta similitud a la hora de manejarlos y alejados de los malabares que yo suelo poner por aquí y practicar. Tiene algo de hipnótico, sobre todo el buugeng a partir del minuto 2:30 :



2) Moon es un grandísimo malabarista italiano que se dió a conocer por sus vídeos de pelotas de rebote y luego por los de contact. Aparte de tener muy buenos vídeos en su perfil, se caracteriza por ser un tipo que siempre anda investigando nuevas formas de manipular objetos. Por encima de todos destaco este vídeo con ese nuevo objeto, una especie de 8s unidos que, en manos de un buen manipulador, da un resultado sensacional.



3) Rina Tachibana. Hay muchas formas de entender el monociclo, hay gente que lo usa para desplazarse, otros como si fuera una bici de trial, otros para hacer trucos en el sitio, etc; pero recuerdo no poder cerrar la boca cuando descubrí que había campeonatos de danza sobre monociclo en Japón. Impresionante.



4) Jerome Murat. Este mimo francés, formado en la escuela de Marcel Marceau y con experiencia como estatua viviente asombró hace un tiempo al mundo con esta espectacular actuación en la televisión. Si a ser un gran mimo le añades un toque de magia ( con premios importantes a la espalda como ilusionista) el resultado es brutal (más info):



5) Gregor Popovich. Él es la sorpresa del final, la escuela rusa otra vez demostrando el por qué de su fama y prestigio. El vídeo es de una actuación en la 5ª Convención Europea de Malabaristas en Brighton (1986, creo), con todo el mundo puesto en pie. Y no es para menos, increíble toda la rutina, en especial los malabares sobre la escalera, con tranquilidad pasmosa:

sábado, 17 de julio de 2010

María y yo, el autismo con naturalidad

Hace 3 años, Miguel Gallardo publicó una novela gráfica llamada "María y yo" que rápidamente se convirtió un éxito de crítica y lectores. El motivo, la sencillez y optimismo con la que Gallardo explicaba la convivencia con su hija María, que padece autismo.

Con un dibujo sencillo y de trazo rápido, nos relataba sus vacaciones anuales en un resort de Gran Canaria con ella; lo que le gusta y no le gusta a María, su memoria para los nombres, las dificultades que a veces plantea el autismo y cómo es imposible no coger cariño a esta niña de sonrisa contagiosa.

Miguel Gallardo se hizo famoso a principios de los 80 con su, ya mítico, Makoki, ese personaje escapado del frenopático que sufrió mil aventuras en míticas revistas underground como El Víbora. Otros personajes suyos fueron El Niñato, Buitre Buitraker o Roberto España y Manolín (sátira de Roberto Alcázar y Pedrín). Gallardo destacaba por su capacidad para absorber estilos de distintos cómics y asumirlos como propios. Se ve en sus dibujos la influencia de la escuela Bruguera, de Crumb, de El Jabato, etc.

Ya en los 90, Gallardo se interesó más por la ilustración. Pero luego sorprendió a todos con una novela gráfica sobre la vida de su padre, combatiente de la Guerra Civil, llamado "Un largo silencio", alejándose por completo de su estela underground y la parodia y de ese Makoki que lo perseguirá siempre. Es en 2007 cuando escribe María y yo y comienzan los premios, incluso el Nacional de Cómic de Cataluña, hasta convertirse en uno de los libros que hay que mencionar si se quiere hablar de la novela gráfica en España.

A Félix Fernando de Castro, un premiado creativo y director de cine, no le pasó por alto que era una historia maravillosa y le planteó a Gallardo el reto de trasladarla al cine. El resultado es María y yo, the movie, un fascinante documental donde podemos disfrutar de María riéndose mientras está de vacaciones con su padre. Es un documental muy entretenido, con la voz en off de Miguel presentándonos a su hija, que evita caer en la ñoñería, el dramatismo o el victimismo. La visión es la de los padres de María, unas personas muy sensatas que han sabido enfocar todo desde la naturalidad, la madurez, el optimismo y la paciencia. Ya ha ganado un premio a la mejor ópera prima en el Festival de Málaga.


Miguel pretende sólo mostrar a la gente, con su sutil sentido del humor, qué es el autismo y cómo se convive con él. La verdad es que se sale del cine con una sonrisa tierna, reflexionando y con unas cuantas imágenes en la retina, como los juegos en la piscina, la fiesta de cumpleaños o María jugando en la playa con su arena. Os dejo con el tráiler, no os perdáis ni el cómic ni la película, que sólo se estrena en 14 salas en toda España.



Más información:

martes, 13 de julio de 2010

Cabaret sin puñales

Como ya hizo el año pasado, el Teatro Circo Price dedica todo el mes de julio a un cabaret llamado ¿Pasión sin puñales?, conserva el nombre y el formato pero cambia de artistas y de director artístico, Andrew Watson, ex-acróbata y ex-director del espectáculos como Varekai del Circo del Sol, entre otros.



Se trata de una revisión de los antiguos cabarets de los años 20, actualizada a los tiempos que corren, mezclando cabaret y circo. Nos recibe Jacobo Espina con danzas orientales mientas el público se puede sentar alredor del escenario central en mesas donde le podrán servir comida y bebida, o bien verlo como siempre en las butacas del graderío (consejo, no vayáis a las laterales porque veréis mucho la espalda de los artistas).

El show es presentado y conducido por un flojísimo Aitor Basauri, clown y actor que trabaja en Londres en la compañía Spymonkey. Según esta entrevista, dice representar un personaje sin gracia al que le queda grande el show y no tiene gracia. No sé si será que hace muy bien ese papel, pero el caso es que no llega a conectar nunca con el público, no es gracioso y quita toda la magia a los artistas entrevistándoles de forma absurda tras cada actuación; muy prescindible.

Lo bueno es que todo lo demás tiene un nivel mucho más alto. Conducen también el cabaret el polifacético músico de sangre azul Alfonso Vilallonga, que va de menos a más interpretando varias canciones en diferentes idiomas; y las Pussycats o Aerialistas o Cupcake girls, como llaman durante el show a estas 6 artistas estadounidenses que tan pronto bailan al más puro estilo cabaret (silla incluida), como hacen un bonito y dinámico número de aros aéreos jugando mucho con las simetrías.

En algunos momentos el cabaret parece una reunión de viejas glorias artísticas, como la floja actuación de cuerda lisa de Marina Bouglione (apellido de gran pedigree circense, por cierto) que se hizo larga y repetitiva; o el striptease clásico de Catherine D'Lish, que parece un poco una diva venida a menos, pero que goza de una gran carrera artística y prestigio internacional. Incluso roza lo bizarro con la sonámbula tragasables llamada Perla Preciosa.


Por suerte, me quedo con algunas actuaciones de grandísimo nivel que salvan el espectáculo y hace que merezca la pena ir a verlo:

Ver a Nathalie Enterline es un placer por comprobar como esta bailarina, que fuera pareja del mismísimo Francis Brunn, sigue teniendo un numerazo de bastón y sombrero y unas tablas impresionantes, os dejo con su vídeo porque seguro que os va a gustar.



Molly Saudek nos regala un impresionante número de equilibrios sobre cable, que comienza lento y luego acelera a ritmo de swing para conseguir que no podamos cerrar la boca (vídeo). Los alemanes Strahlemann & Söhne nos puesieron el corazón en un puño con su emocionante y divertido número de passing de mazas mientras se desnudan (vídeo). El ilusionista Sergi Buka, con su espectáculo "lumos" dió el toque de magia al hacer un show en el que dominaba a su antojo la luz. La rusa Gala nos muestra un espectacular número de barra americana (o pole dance) en el que lo acrobático destaca sobre lo erótico y asombra por la fuerza con la que actúa.



Y luego está Jacobo Espina, andrógino bailarín especializado en danzas orientales que va apareciendo en distintas partes del cabaret, ya sea girando como un derviche, bailando mientras restalla un látigo o haciendo una asombrosa danza del vientre, de lo mejor de la noche por su increíble carisma y presencia en escena (como curiosidad decir que es hijo de la ex-ministra Rosa Conde y ha sido presentador del espectáculo erótico del Circo del Sol, Zumanity).


Todo ello aderezado con unos magníficos músicos en vivo dirigidos por Germán Díaz y que acompañan perfectamente a los artístas en sus números.

En resumen, un buen cabaret con 5 artistas que ellos solos merecen la pena ir a verlos, lástima de presentador y algún que otro número. Os lo recomiendo para hacer más llevadero el calor madrileño.


Información Extra: