Entradas populares

martes, 11 de noviembre de 2014

Y Malabaria cumplió 10 años

Así, sin darnos cuenta, 10 años. Muchísimos para un encuentro de malabares en España. De hecho el Malabaria de Herrera de Pisuerga (Palencia) se había convertido de lejos en el más veterano del país. Curioso siendo un encuentro familiar en un pequeño pueblo de unos 2000 habitantes del norte de Castilla.



El pasado fin de semana del 3 al 5 de octubre, la Asociación Juvenil Kaskabel nos volvió a convocar para lo que fue el X Malabaria.  El planning iba a ser similar al de otros años, pero con más actuaciones de calle que nunca. La lástima fue que este año la participación fue muy escasa, con apenas 50 inscritos en las listas. Por suerte el pueblo responde de maravilla y para todos los espectáculos había llenos.

El viernes comenzó con la habitual recepción, los abrazos y reencuentros. La noche se llenó de luz gracias al espectáculo de fuego realizado por la peculiar unión de Simon Dempsey (Malabarafootingman) y Laura. El espectáculo, de más de 30 minutos, usó casi todos los aparatos disponibles de fuego, combinados con gracia y humor. Después vino el animado concierto de los Bonitos del Norte en el pabellón de deportes, algo desangelado por haber poca gente para un espacio tan grande.



El sábado tenía un programa apretadísimo. A primera hora comenzaron los talleres, tanto de iniciación para niños, como de distintos niveles para malabaristas. Se realizó a la vez un bonito graffiti conmemorativo del X aniversario, gracias a Chisco Graffiti. Además, Iván Trasgu realizó un cuentacuentos infantil. Antes de comer, en la plaza mayor, Patty Diphusa (Malala Ricoy) realizó su espectáculo de calle. Irreverente y provocativa, demostró cómo la actitud lo es todo en la calle, entreteniendo al personal sin necesitar de habilidades imposibles.

Patty Diphusa


Tras la rica comida, en el salón de actos de la Casa de Cultura Quique Méndez relató su última participación en el proyecto de Payasos Sin Fronteras en Palestina. Emocionante e impactante, dio pie a un bonito coloquio que hubo que cortar porque estaba ya lista la siguiente actuación. Alicia Sanz presentaba en la Plaza Mayor su número de clown "El Desconcierto". Lástima que no estuviera muy acertada y no consiguiera mantener la atención o la risa del público. Sin tiempo para el respiro, en el pabellón esperaba el Profesor Karoli, con su número "The Wheel Man". Un surtido de vehículos imposibles de una o dos ruedas, regados con chistes de hace 20 años y un tempo algo lento, que aún así consigue entretener.

El Gran Karoli


Quedaba pues el plato fuerte, la Gran Gala. Presentada por un divertidísimo Gorka Ganso, en el papel de Aníbal Maldonado "Mediopelo", demostrando que un buen presentador siempre está atento a todo lo que sucede alrededor y entre el público. Abrió la noche Quique Méndez como Jean Philippe Kikolas, subido en su "casi-bici" acrobática (monociclo con manillar y rueda delantera soldados, mirad el vídeo). Precioso elemento con un buen surtido de trucos que hizo que se hiciera algo corto. Le siguió Guillermo Solo, gallego con un elegante número de bolas y sombrero, algo lastrado por los fallos. Después vino Marina Benítez con su número "La Artrópodo", donde a base de contorsiones se transmuta en un insecto gigante. Karoli repitió actuando, y esta vez fue haciendo un strip-tease sobre el monociclo. Era el turno de Isaac Posac, de la cía Casicirco, que presentó su número de mazas de luz, con trucazos al alcance de muy pocos. Llegando al final le tocó a Roxi con su hula-hoop, un número divertido y con el desparpajo al que acostumbra esta artista. Para cerrar, Sebastiano Ricardi mostró un número de aros de altísimo nivel, llegando a lanzar 6 aros mientras botaba una pelota en la cabeza. Gran final para una bonita gala bien compensada.

Isaac y Celso, practicando passing sin descanso


Y así, tras la mítica rifa que siempre ganan los del pueblo (ejem), llegaba la hora de un Renegade presentado por Malala. Como siempre, para saber lo que sucede en un renegade, hay que estar en uno, no vale que se lo cuenten a uno.

Kike Sebastián


El domingo, amaneció más tarde. Se preparó un breve pasacalles y se reunió a todo el mundo nuevamente en la Plaza Mayor. Actuó Kike Sebastián, con su espectáculo "Circo Entrañable". Es una actuación amable, sin grandes picos pero que mantiene la atención y la sonrisa en todo momento, con una escenografía muy cuidada marca de la casa "Kikolas". Después vinieron las larguísimas y disputadas olimpiadas, cuajadas de premios. La clásica lanzada de objetos y foto de familia, para asistir todos a la comida de despedida cortesía de la organización. Abrazos, despedidas y sonrisas para cerrar la décima edición del encuentro más veterano del país.





Quizá hemos visto el último año del encuentro como tal, los organizadores, aunque algo cansados, se plantean seguir en el proyecto quizá con un nuevo formato, más cercano al festival. Tendremos que esperar unos meses para ver si esta idea se consolida.







Quizá también te interese: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada