Entradas populares

domingo, 19 de julio de 2015

Ganadores del concurso de relatos y vídeos

Por fin, ya se cerró la votación y por tanto ya tenemos ganadores del fantabuloso Concurso por los 1000. Tras un pequeño retraso en la publicación de resultados (entendedlo, había que contar bien los votos, era un concurso importante), ya está todo listo.

Antes de comenzar, reiterar lo contento que estoy con la gran participación recibida en un concurso en fechas veraniegas. No me esperaba esa respuesta, sobre todo de relatos (¡17!). Las votaciones, curiosamente no han sido tan numerosas: unas 100 en los vídeos y unas 280 en relatos. ¿Será la época estival? ¿Será que los vídeos de circo ya no molan? Curioso.

Ya habrá tiempo para reflexiones, vamos con los ganadores. Eso sí, todos los ganadores deberán escribir a rafamalabar@gmail.com para concretar cómo se entregan los premios.

CONCURSO DE VÍDEOS


1. El vídeo más votado, con un abrumador 45% de los votos, ha sido el de Leo Morillo. Una bonita rutina de diábolo con trama circular, me ha encantado:


Leo, enhorabuena, has ganado 50 € en material de JuegosMalabares.com y una camiseta del blog.

2. El vídeo seleccionado por el jurado ha sido el de Wis, con su viaje diábolo-lisérgico y su edición machacona pero molona:


 Buen vídeo Wis, has ganado 50 € en material de JuegosMalabares.com y un regalo sorpresa (uuuhh)

Al resto de participantes, mi eterno agradecimiento por participar de la familia circense. Dejo aquí el playlist completo para que cualquiera pueda disfrutar de vuestras creaciones.




 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

CONCURSO DE RELATOS

1. El relato más votado, con un 35% de los votos, ha sido el titulado "Mi Mundo", de Joan Bonnín. Un sencillo y cándido relato sobre su impresión al descubrir el circo y sus primeros progresos. Enhorabuena, has ganado 50€ en material de JuegosMalabares.com y una camiseta del blog.
-------------------
Todo empezó una noche, donde asistí por primera vez a un concierto de batucada. Durante el concierto (en el que no se veia nada), se encendió una luz, ¡¡¡ERA FUEGO!!! Malabares de fuego. Yo impresionado como un memo mirando, y así fue como conocí el circo, el mundo del circo. Un mundo donde las nubes llevan confeti en los bolsillo, las casas son carpas, los andamios trapecios y telas, las personas clowns y los políticos presentadores, los deportistas gimnastas, las armas son clavas, poipos, aros y pelotas. En definitiva, un mundo magnífico, donde no hay lugar para la violencia y el rencor. En aquel instante quise formar parte de ese mundo, que se parase el reloj de mi vida y olvidarme de todo, quería sentir el movimiento acompasado de las mazas. Cuando acabó el concierto fuí enseguida a hablar con los malabaristas, me regalaron 3 pelotas de las que aprendí, fui mejorando y... ¡ya lo hago con 4 clavas!
Ahora se a que mundo pertenezco porque este mundo es EL MEJOR.
-------------------

2. El relato seleccionado por el jurado, ha sido el titulado "Aparentemente inútil", de Rocío Nieto. Donde una conversación en taxi puede cambiar una vida. Bravo. Eres la ganadora de 50 € en material de JuegosMalabares.com y un regalo sorpresa.

-------------------
Era el cambio que necesitaba. Nunca me había planteado hacer algo así, nunca había buscado en ese baúl; hasta aquel día, en el taxi. Algo se me removió por dentro, supe que quería más. Y así descubrí el circo. Más bien, me topé de bruces con ello. 

Venía del aeropuerto y estaba bastante cansada; sin embargo, el taxista no paraba de hablar.

–Hace buen tiempo aquí, eh, todo el mundo sale a la calle y al parque a hacer el loco. Mi hijo se rompió el brazo el otro día; dice que haciendo volteretas. Yo nunca entenderé ese afán por hacer tonterías. Luego vas y te caes y te rompes un brazo. Y menos mal que a la otra, a su hermana, no le pasó nada porque a esta la cogen, la lanzan por el aire… bueno, bueno, no te quiero ni contar. Pero oye, no paran estos dos y se entienden muy bien. Nada que ver con cuando eran pequeños; se llevaban a matar, no había quien los aguantase. Eso sí, siempre hemos sido muy bromistas en casa, todo el día venga a reír. Nos gusta hacer bromas y hacernos reír entre nosotros, ¿sabe? Hay que tomarse las cosas con alegría y eso mis hijos lo han heredado; no como eso de hacer el cabra, eso yo no lo hago –reía–. La verdad es que a mí de joven se me daba bien contar chistes, me llamaban el risueño, porque siempre contaba historias absurdas que me inventaba y hacían reír a todo el mundo. Me decían “tú podrías dedicarte a esto, Manolo”. ¿Me imagina a mí en un teatro con un montón de público? Ja, ja, dónde estaríamos ahora, ¿se imagina? Ahora recordándolo pienso: benditas conversaciones aparentemente inútiles… 

-------------------
 
El resto de relatos, una maravilla por lo variado y colorido, los podréis seguir leyendo en el siguiente enlace: Relatos del Concurso por los 1000.

Mi más sincero agradecimiento a todos los participantes y a todos los que seguís el blog.

Abrazos y carantoñas. Salud y mucho circo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada